Primera página>Cultura

El kuitou de la Ópera de Beijing

2021-05-07 12:22:00 Source:China Hoy Author:JIAO FENG
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
El término kuitou engloba a los diversos tipos de gorros que llevan los personajes de las óperas tradicionales en China. En líneas generales, el kuitou representa la identidad de los personajes y varía según los caracteres y las escenas en las que estos se encuentran, lo que es también una forma de expresión de la cultura tradicional china. En el apogeo de la Ópera de Beijing, había más de 500 tipos de kuitou de diferentes estilos. Además de ser parte del vestuario de los actores, el kuitou es también una artesanía exquisita.

 

El tocado de la Ópera de Beijing usado por quienes representan a jóvenes generales.
El guan en la antigua China

 

En chino, el término guan se refería originalmente al objeto usado para sujetar el cabello. Con el tiempo su significado se amplió y ahora también se emplea para señalar a una corona, un sombrero y un gorro.

 

Según la cultura tradicional de la etnia han, el cuerpo, el cabello y la piel de una persona son dados por sus padres, por lo que uno no debe dañarlos imprudentemente. Es una especie de piedad filial. Por este motivo, en la antigüedad, los hombres tenían también el cabello largo y llevar el guan se convirtió en un protocolo. Debido a que la antigua China era una sociedad de clases en la que las personas de diferentes estatus se vestían de diversas maneras, solo los nobles podían llevar el guan. A los civiles comunes no se les permitía usar este accesorio y solo podían envolver su cabello con un trozo de tela. Los niños tampoco llevaban el guan. Ellos comenzaban a usarlo después de una ceremonia solemne a la edad de 20 años, lo que significaba que ya eran mayores. Por lo tanto, el guan no solo tenía funciones decorativas y rituales, sino también un estatus, lo que reflejaba el estricto sistema jerárquico de la sociedad de clases.

 

Los antiguos chinos le daban suma importancia al guan. Hay un dicho que reza: “Los caballeros mueren llevando puesto su guan”. Detrás de este dicho está la historia de uno de los alumnos favoritos de Confucio, Zilu, quien era un hombre muy valiente. En un combate que libraba a raíz de un golpe de Estado en la corte imperial, el gorro de Zilu cayó. Entonces, él dejó su arma y le dijo a su enemigo: “Un caballero puede morir, pero su guan no puede caer”. Cuando se inclinó para recoger su gorro, el enemigo aprovechó la oportunidad y lo mató. Zilu creía que el guan representaba la dignidad de una persona. Prefirió morir antes que renunciar a su dignidad.

 

La costumbre del guan permaneció hasta finales de la dinastía Ming (1368-1644). Después de que los manchúes ingresaron a las llanuras centrales, la población civil también comenzó a llevarlo. En las postrimerías de la dinastía Qing (1644-1911), la introducción de la cultura occidental hizo que los sombreros se popularizaran. Desde funcionarios y comerciantes hasta cocheros y mendigos, todos podían ya usar gorros, aunque el estilo y el material eran diferentes. Desde entonces, el guan empezó a tener un valor práctico.

 

Yang Donghai nació en el seno de una familia de fabricantes de kuitou de la Ópera de Beijing.
 
Gorros en el escenario

 

Los gorros juegan un papel muy importante en la vida diaria, y lo mismo ocurre en la ópera. El kuitou, que usan los personajes en la obra, tiene distintos estilos y patrones, los cuales no solo reflejan la identidad de los diferentes caracteres, sino que tienen también un significado histórico y transmiten información sobre la cultura, las costumbres, entre otros muchos aspectos de una época.

 

Según el uso de los diferentes personajes, en la Ópera de Beijing hay cuatro tipos de kuitou: guan, kui, jin y mao.

 

Al ser una forma de arte, la Ópera de Beijing tiene pocos accesorios escénicos. Esto se debe principalmente al deseo de darle más espacio a la interpretación, de modo que los actores puedan mostrar mejor su talento y sus habilidades en el canto, la recitación, la actuación y la lucha. El público puede distinguir los diferentes personajes y las diversas escenas según el traje y el kuitou que se usan en la obra.

 

Yang Donghai y su hijo, Yang Yuchen, son reconocidos herederos de la elaboración del kuitou de la Ópera de Beijing.

Cuatro generaciones de herederos

 

Yang Donghai nació en 1967, en el seno de una familia de fabricantes de kuitou de la Ópera de Beijing. Su abuelo, Zhang Liancheng, fue un artesano muy cualificado en este ámbito durante la República de China (1912-1949) y produjo una gran cantidad de estos gorros para los maestros de la Ópera de Beijing, entre ellos, Mei Lanfang, Jin Shaoshan y Ma Lianliang. En la década de 1980, Yang abrió la primera tienda especializada en kuitou de Beijing, a la cual llamó “Zhang Ji Kuitou Pu”, cuyos clientes eran esencialmente los grupos de teatro. Los padres de Yang elaboran el kuitou siguiendo los lineamientos de Zhang Liancheng, lo que hizo que Yang Donghai cultivase desde niño un gran interés por esta artesanía exquisita.

 

Yang sostiene que, según el proceso de elaboración y el material usado, hay dos clases de kuitou: los de adobe blando y los de adobe duro. El kuitou de adobe blando corresponde en su mayoría al tipo jin, hecho de seda, raso bordado, fieltro, etc. A su vez, los tipos kui, guan y mao son principalmente de adobe duro. Usan cartón como adobe, combinándolo algunas veces con gasa de hierro y alambre de plomo. Su exterior es pintado de diferentes colores y su decoración es el resultado de varias técnicas. La técnica esencial de la artesanía de kuitou se refleja principalmente en el kuitou de adobe duro.

 

Debido a que hay muchas variedades de kuitou de adobe duro, existen distintas técnicas de producción. Sin embargo, generalmente se llevan a cabo los siguientes pasos: se dibuja el patrón del kuitou en el cartón, se graba el patrón con buril, se pega la gasa de hierro en el patrón, se pega el alambre de plomo a lo largo del perfil del patrón, se pliega el patrón para que sea tridimensional y se unen varios patrones. Así se forma el kuitou de adobe duro. En el exterior del adobe se pueden pintar colores, pegar el oropel y añadir otras decoraciones de acuerdo con los estilos requeridos. Se necesita aproximadamente una docena de pasos para completar la producción. “Un kuitou de estilo complicado suele tardar varias semanas en fabricarse”, menciona Yang Donghai. “Las perlas de la corona del fénix son un ejemplo. Se necesita un pequeño resorte debajo de cada perla como soporte. De este modo, cuando el actor se mueva, las perlas temblarán espléndidamente. Una corona de fénix tiene aproximadamente unas cien perlas, cuyos resortes se elaboran torciendo un alambre de hierro a mano”. En las manos de Yang Donghai, una hermosa corona de fénix muestra un brillo reluciente bajo la luz.

 

Yang ha estado participando en las actividades de difusión del patrimonio cultural inmaterial y ahora enseña a los niños de diversas escuelas a fabricar el kuitou de la Ópera de Beijing. Antes, las técnicas no eran las más adecuadas para los estudiantes de educación primaria debido a su complejidad. Para que más niños puedan conocer esta quintaesencia nacional y elevar su interés, Yang Donghai ha estado pensando en simplificar el proceso y reducir la dificultad de la producción.

 

Al principio trató de hacer un kuitou con arcilla suave. Sin embargo, como las decoraciones en el kuitou son pequeñas y su cantidad es grande, este método no puede reducir los pasos. Por lo tanto, renunció a este procedimiento. Tras muchos intentos, descubrió la forma de imprimir los colores y dibujos en cartón grueso con la tecnología avanzada de la impresión. De esta manera, se han reducido una serie de pasos y los alumnos pueden elaborar un kuitou pequeño después de cortar el patrón, unir las partes y añadir los adornos. Esto significa un menor número de dificultades para los niños.

 

Influido por su familia, el hijo de Yang Donghai comenzó a aprender estas habilidades hace cinco años. Ha tenido cierto éxito. En 2018 solicitó ser considerado oficialmente como heredero del kuitou –el cual es patrimonio cultural inmaterial del distrito de Haidian, en Beijing– y luego abrió una cuenta en WeChat para promoverlo. Hoy, tres generaciones de esta familia vienen enseñando su elaboración a los niños en las escuelas. Yang Donghai recuerda que la Ópera de Beijing es tanto la quintaesencia de China como un hermoso arte, por lo que espera que a más jóvenes les guste. Con respecto a la producción del kuitou, Yang aguarda que se promueva su enseñanza y más personas conozcan esta centenaria expresión artística.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备10041721号-4

京ICP备10041721号-4