Primera página>Cultura

Sabores de Sanya

Source:China Hoy Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Sanya se ubica en el extremo sur de la provincia de Hainan, el lugar más meridional de China. Es una ciudad turística de renombre internacional con un paisaje costero, cuyo clima se caracteriza por las altas temperaturas y las lluvias a lo largo del año. Además, es un lugar que reúne toda la deliciosa gastronomía de Hainan.

 

Esta famosa ciudad turística reúne lo mejor de la gastronomía de la provincia insular de Hainan

 

Pollo de Wenchang.

 

Pollo de Wenchang

 

El pollo de Wenchang es considerado el mejor entre los cuatro platos más típicos de Hainan y no se puede dejar de probar si uno visita la isla. El pollo, además de ser suave, tierno y sabroso, es bajo en grasa y tiene un delicioso aroma.

 

El pollo de Wenchang es un tipo de pollo autóctono cuyo nombre proviene de su ciudad de origen. Es una de las mejores razas de pollo comestibles de China y su historia se remonta a más de 400 años. El pollo de Wenchang se puede comer hervido, horneado, desmenuzado o en sopa, pero la forma más tradicional es al estilo baizhan (también llamada baiqie), ya que es la que mejor refleja su original sabor. Se suele servir junto a una porción de arroz y caldo de pollo, por lo que comúnmente se le dice “arroz con pollo”. Para su preparación, se debe hervir el pollo en agua con sal, jengibre y ajo, y luego añadir aceite de sésamo hasta cubrirlo por completo. El pollo es de color amarillo, haciéndolo muy atractivo a la vista.

 

Aunque el modo de cocción es bastante común, además de los condimentos ya mencionados, también se le agrega jugo de mandarina fresco –la gente local no usa vinagre, a diferencia de muchas preparaciones en el resto de China–, que es fundamental para el sabor.

 

Pato de Jiaji

 

El pato de Jiaji también es uno de los cuatro platos más famosos, y al igual que el pollo de Wenchang, su carne es tierna, baja en grasa y posee un agradable aroma.

 

Este tipo de pato fue introducido desde el extranjero por un chino de ultramar, y fue criado por primera vez en la ciudad de Jiaji, en Hainan. La cría de los patos de Jiaji es muy particular. Primero, son alimentados con peces de agua dulce, camarones de río y lombrices. Luego de dos meses, cuando les empiezan a aparecer las primeras plumas, son colocados en pequeños corrales para restringir su movimiento y se les comienza a alimentar con arroz y gorgojos. Tras 20 días, los patos ya engordan lo suficiente para ser sacrificados. En general, estos se caracterizan por su gran tamaño, su rápido crecimiento, su alta resistencia a enfermedades y su suculenta carne.

 

Generalmente se prepara de tres formas: cocido, adobado o asado, pero la primera es la que mejor guarda su sabor original y, por ende, es también la más popular. Para condimentarlo, se debe mezclar pasta de ajo y jengibre con el propio caldo del pato, exprimir jugo de mandarina y añadir sal, azúcar y salsa picante.

 

La gente de Hainan considera el pato de Jiaji como un plato terapéutico que ayuda a recuperar fuerzas. Por ejemplo, para combatir la fatiga, generalmente se recomienda guisarlo junto a un hongo que se encuentra en las regiones montañosas del Tíbet y Nepal, cuyo nombre científico es Ophiocordyceps sinensis, en tanto que al cocinarlo con pepinos de mar tiene un mayor valor nutritivo, y al hacerlo con sopa de arroz, se dice que sirve al estómago y la sangre.

 

Cangrejo de Hele

 

El cangrejo de Hele también está considerado entre los cuatro platos más famosos de Hainan, tal como el pollo de Wenchang y el pato de Jiaji.

 

Se trata de un cangrejo autóctono que se reproducía originalmente en el poblado de Hele, que forma parte de la ciudad de Wanning. Es famoso por su caparazón duro y su glándula verde –también conocida como mostaza– dorada y brillante, tal como la yema de huevo de pato salado, y además es rico en nutrientes y considerado un verdadero manjar por muchas personas. Cuando se cocina el cangrejo de Hele al vapor, resalta su sabor y color, además de su carne fresca y tierna y la glándula verde, que se suele acompañar con vinagre de jengibre.

 

Según la leyenda, durante el reinado del emperador Kangxi de la dinastía Qing, sus funcionarios le dieron de probar diferentes especialidades locales para homenajearlo. Tang Li, gobernador de Wanning, entregó a la corte y al emperador un plato de cangrejos de suma calidad, granjeándole elogios por su exquisitez. Desde entonces, el plato fue catalogado como un tributo de la corte.

 

Cangrejo de Hele.

 

Fideos de Hainan

 

Los fideos de Hainan son el plato más característico de la provincia, tienen una larga historia y no pueden estar ausentes dentro de cualquier festival o celebración, ya que simbolizan la buena suerte y la longevidad.

 

Se dice que los fideos son “tan blancos como la nieve y tan finos como la seda”. Para su preparación, se agrega maní frito, sésamo frito, brotes de soja, puerro verde, carne de cerdo, aceite de sésamo, repollo en escabeche, cilantro y brotes de bambú a los fideos de arroz. Además, se les puede añadir una cucharada de caldo de caracol de mar o de cebolla para darles más sabor, o bien, comerlos en sopa.

 

Según cuenta la leyenda, al final de la dinastía Ming, un habitante de apellido Chen se mudó a la antigua ciudad de Chengmai, ubicada en el noroeste de la isla de Hainan, donde abrió una fábrica de fideos de arroz. Al negocio le fue tan bien, que al poco andar, Chen ya contaba con numerosos aprendices y los fideos se extendieron por toda la isla. Hoy en día, hay puestos que venden estos populares fideos en cualquier lugar de Sanya.

Fideos de Hainan.

 

Receta del pollo de Wenchang

 

Ingredientes:

 

Pollo de Wenchang (aproximadamente 1 kilo), jengibre (3 rodajas), ajo (5 dientes), salsa de soja (1 cucharada), aceite de sésamo (1 cucharada), mandarina (2 gajos) y un poco de sal.

 

Preparación:

 

1. Remueva las plumas y limpie el pollo minuciosamente.

 

2. Extienda una fina capa de sal sobre la pechuga y el cuerpo del pollo, masajee ligeramente, colóquelo en una olla con agua fría y cocine por 10 minutos a fuego alto.

 

3. Use palillos para coger el pollo entero y escurra el agua. Vuelva a colocarlo en la olla y continúe cocinando. Tras 10 minutos, saque el pollo sin sangre.

 

4. Deje enfriar el pollo. Luego, córtelo en trozos pequeños y colóquelos sobre un plato.

 

5. Para el condimento: triture el jengibre y el ajo, y colóquelos en un pequeño recipiente; añada salsa de soja y aceite de sésamo, mézclelos bien con una cuchara y luego exprima un poco de jugo de mandarina. Unte el pollo con esta salsa al comerlo.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号