Primera página>Cultura

Las Tres Gargantas en pintura

Source:China Hoy Author:PENG YAN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Panorama del río Jialing.

 

 

Las Tres Gargantas, las cuales dejan una fuerte impresión en quien las visita, ha inspirado en la gente un deseo de expresar sus sentimientos. De hecho, muchos les han dedicado elogios y cantos. Uno de ellos, el artista Cen Xuegong, dedicó toda su vida a describir con sus pinceles su conexión espiritual con las Tres Gargantas.

 

Estilo único

 

Cen Xuegong (1917-2009), de la etnia manchú y nacido en Suiyuan (hoy en el municipio de Hohhot, región de Mongolia Interior), fue admitido en 1939 con honores en la facultad de arte de la Universidad Nacional Central en Chongqing. Estudió pintura con maestros como Xu Beihong, Chen Zhifuo, Fu Baoshi, Huang Junbi, Zhang Shuqi, Wu Zuoren, Xie Zhiliu, entre otros. Cen desarrolló su talento artístico con rapidez, participó en diversas actividades y celebró numerosas exposiciones.

 

Después de graduarse en 1944, se desempeñó como secretario de la Asociación Nacional de Arte de China. En 1946 y 1948 trabajó, respectivamente, en el Colegio de Arte Nanhong de Chengdu y en el Colegio de Arte de Hangzhou, en donde enseñaba la pintura paisajística de montañas y agua. Durante aquellos años, las obras de Cen Xuegong, que empleaban principalmente el violeta claro y el verde, se caracterizaban por sus pinceladas finas y elegantes, y transmitían un sentido de pureza y divinidad (ver Panorama del río Jialing), lo que le valió el aprecio del maestro Fu Baoshi.

 

Tras la fundación de la República Popular China en 1949, Cen Xuegong trabajó sucesivamente en la Federación de Asociaciones de Literatura y Arte de Chongqing, el Museo del Sudoeste y el Museo de Chongqing. En 1956 fue transferido a la Asociación de Artistas de Chongqing, en calidad de director del grupo de pintura china. En 1972, la Asociación de Artistas de Chongqing pasó a ser la Asociación de Artistas de Sichuan, con sede en Chengdu, y a partir de entonces, Cen se estableció en esta ciudad.

 

La fuente de la creación artística viene de la vida misma. Durante este periodo, Cen Xuegong, lleno de vigor y pasión creativa, se dedicó al desarrollo de la industria del arte y produjo también muchas obras de temática socialista. El uso de la tinta y los colores se enriquecieron y sus obras expresaban una gran vitalidad (ver Longevidad y buena cosecha). En 1955, La balsa, obra seleccionada para la segunda Exposición Nacional de Arte, fue tan bien acogida que miles de hogares en China la lucieron después como decoración.

 

Sin embargo, lo más representativo y característico de sus obras está relacionado con la presa de las Tres Gargantas. En mayo de 1945, a punto de declararse la victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa, Cen Xuegong, de solo 28 años, creó una pintura sobre las Tres Gargantas y se la regaló al general Fu Zuoyi, entonces gobernador de la provincia de Suiyuan.

 

A partir de la década de 1970, la mayoría de las obras de Cen tuvieron relación con las Tres Gargantas, como una expresión de su adoración por este paisaje natural y su mundo espiritual. Cen Xuegong fue perfeccionando su estilo hasta lograr la creación de una escuela artística relacionada con las Tres Gargantas.
Longevidad y buena cosecha.

 

 

Una eterna pasión

 

El vínculo indisoluble de Cen Xuegong con las Tres Gargantas se remonta a su infancia. “Siempre he tenido un gran interés en sus paisajes. Cuando era niño, las fotos en los libros de geografía me despertaron el deseo de visitar esta tierra”, expresó. “Cuando tenía 17 años, partí desde Mongolia Interior a Nanjing para estudiar tres años de pintura china. Más tarde, me dirigí al noroeste. Cuando Japón invadió el noreste del país, viajé a pie a la ciudad de Chongqing. En ese viaje, que duró más de dos meses, me di tiempo para estudiar y pintar. Las Tres Gargantas me atrajeron como un imán. Desde entonces, no recuerdo cuántos caminos he recorrido, cuántos picos he escalado, cuántos viajes he hecho en lancha para apreciar sus picos peligrosos, con el fin de ir creando un estilo propio en el terreno de las pinturas de montañas y agua. Mi objetivo siempre ha sido desarrollar el arte y la cultura de China, descubrir grandes talentos en estos campos y trabajar juntos para dar a conocer al mundo los espectaculares paisajes de las Tres Gargantas en forma de caligrafía y pintura”.

 

Estas frases permiten apreciar la eterna pasión de Cen Xuegong por el paisaje natural de las Tres Gargantas. Fue esa pasión la que le incentivó a viajar por la zona, pese a las olas tormentosas y los precipicios peligrosos. Nunca dio marcha atrás en su propósito de explorar sus picos extraños y de reflexionar ante el esplendor de sus paisajes.
Montaña Wushan entre las nubes y la lluvia.

 

 

Las “Tres Gargantas de estilo Cen”

 

La denominada “Tres Gargantas de estilo Cen” presta especial atención a las composiciones y al uso de las aguadas, las pinceladas y los colores. En cuanto a la composición, los precipicios y picos que se elevan por encima de las nubes están pintados en la parte superior del cuadro, mientras que el río turbulento se encuentra en la parte inferior. Se usan pinceladas vigorosas y poderosas para expresar la majestuosidad y peligrosidad de las montañas y los ríos. Los colores principales son el ocre, el cian y la tinta espesa, combinados con el uso ingenioso de la tinta oscura y clara, y la tinta seca y húmeda. Las Tres Gargantas del río Yangtsé han sido conocidas desde siempre por su peligrosidad, inclinación, majestuosidad y singularidad, las que Cen expresa precisamente en sus obras (ver Montaña Wushan entre las nubes y la lluvia).

 

El pensamiento estético de las “Tres Gargantas de estilo Cen” refleja, en gran medida, la comprensión de Cen Xuegong sobre la relación entre el hombre y la naturaleza, así como su aspiración espiritual. En sus obras, los picos elevados entre las nubes y las majestuosas montañas resaltan la insignificancia del ser humano frente a la naturaleza. En la parte inferior de la pintura, se ve el río turbulento. Varios barqueros se esfuerzan en mantener el equilibro de la embarcación, luchando contra las olas. Las nubes y la niebla envuelven la verde vegetación de los acantilados, dando a la gente una sensación de imprevisibilidad y depresión. Las cabañas en las montañas, que se asoman entre la niebla, representan la vitalidad y la esperanza. Las imágenes vívidas encarnan plenamente tanto el pensamiento filosófico de la armonía entre lo dinámico y lo estático, el reflejo mutuo de la ficción y la realidad, y la armonía entre el hombre y la naturaleza, así como el espíritu trabajador y emprendedor de desafiar las dificultades y los peligros con valentía.

 

Las “Tres Gargantas de estilo Cen” constituyen una visión única y profunda del pintor, formada después de muchos años de prácticas, de reflexiones de los paisajes naturales y de haber heredado la forma de expresar ideas mediante la pluma y la tinta. Esta comprensión artística no solo incluye el estudio profundo de la geografía, el clima y el ser humano, sino que también abarca la fuerte personalidad de las Tres Gargantas. Las “Tres Gargantas de estilo Cen” no son simplemente una mera descripción del paisaje, sino que incorpora el pensamiento y espíritu del artista.

 

Se puede decir que para Cen Xuegong, las Tres Gargantas no fueron simples montañas y ríos, sino un espacio que expresaba vitalidad, un fuerte espíritu, personalidad y poder. Este espíritu y fuerza es exactamente la comprensión profunda que tuvo el artista después de haber experimentado los altibajos de la vida y de haber realizado innumerables viajes por sus ríos tormentosos y acantilados. Este es el mundo que debe poseer un verdadero artista, ese estado de integración entre lo material y lo espiritual.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号