Primera página>Cultura

El regreso triunfal del alforfón

Source:China Hoy Author:QIU XINNIAN*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Los nombres de muchas plantas medicinales chinas son muy raros, inclusive extravagantes. De hecho, mucha gente se queda deslumbrada al conocerlos, sin comprender de qué se trata. Por ejemplo, mabo (马勃), xuchangqing (徐长卿), liujinu (刘寄奴), baiji (白芨), duzhong (杜仲), entre otros, podrían parecer nombres de personas. En verdad lo eran, pero ¿qué tienen que ver con las plantas medicinales?

 

Otros nombres son más curiosos. Ahí tenemos ebushicao (鹅不食草, “ni siquiera el ganso ingiere la hierba”), huzhang (虎杖, “bastón del tigre”) y wangbuliuxing (王不留行, “ni siquiera aquí se le permite al rey establecerse”). ¡Qué nombres tan inimaginables!

 

Estas rarezas incitan a la gente a averiguar la nomenclatura de las plantas medicinales chinas, lo cual nos conduce a un mundo misterioso, pues tras el nombre se esconden muchas curiosidades y leyendas interesantísimas. Hay plantas que fueron denominadas con el nombre de quienes primero las descubrieron, algunas deben su nombre a su forma y otras fueron llamadas así partiendo de una leyenda. Por esta razón, el sentido literal de muchos de los nombres no alude a los efectos medicinales de las plantas.

 

A continuación, les invito a disfrutar de estas pequeñas historias.

 

El alforfón (Fagopyrum tataricum) tiene un nombre en chino: qiaomai.

 

Alforfón (Fagopyrum tataricum)

 

El alforfón es dulce en su sabor y frío en su naturaleza, según la medicina tradicional china. También conocido como trigo sarraceno, el alforfón es un grano excelente, aunque sea una planta herbácea perteneciente a la familia de las poligonáceas. Sin embargo, había caído en el olvido de mucha gente. Ahora vuelve a ser muy demandado y lo será mucho más en el futuro, gracias a sus grandes beneficios para la salud.

 

Es una planta de corta temporada de cultivo, muy productiva y poco exigente en cuanto a la calidad del suelo, por lo que puede crecer en aquellos más difíciles. Su ciclo de vida es relativamente corto, así que fue un salvavidas para la población agrícola cuando esta sufría de graves calamidades naturales, como sequías, inundaciones o granizos, los cuales destruían toda la cosecha estival u otoñal. Como yo nací en el campo del norte de China, he conocido de cerca estos desastres.

 

El alforfón era muy importante para la población, pero fue estigmatizado, sobre todo desde que comenzó a mejorar el nivel de vida de la gente. Se volvió un símbolo de pobreza. Muchos creían que solo los pobres y los más desfavorecidos lo consumían y otros lo consideraban un pasto. No podía ser usado en ritos religiosos ni ser ofrecido como comida a los invitados en casa, a pesar de que era mucho más barato que el trigo y otros cereales. ¡Qué ridículo! Claro, eso se debía principalmente a la ignorancia de la gente por aquel entonces. En este sentido, los rusos han sido más inteligentes. Nunca lo despreciaron, sino que siempre lo han tenido en su cocina como uno de sus principales platos vegetarianos.
La planta de alforfón es de corta temporada de cultivo, muy productiva y poco exigente en cuanto a la calidad del suelo.

 

 

Un alimento del pasado, con mucho futuro

 

Hoy en día, debido a los incesantes avances de la ciencia, la gente viene tomando más conciencia de su dieta y busca alimentarse de manera más sana, por lo que se ha dado cuenta de las magníficas propiedades del alforfón. Sin embargo, lamentablemente hoy en China se produce mucho menos que antes. El alforfón solo es sembrado en zonas de suelos baldíos, donde no se dan otros cereales. Como es cada vez más buscado por sus saludables nutrientes, ahora es mucho más caro que el trigo y otros cereales.

 

Las personas conocerán cada vez más al alforfón y será mucho más requerido. De hecho, sus beneficios ya lo están volviendo un alimento muy demandado. Por eso decimos que es un alimento del pasado, pero con mucho futuro.

 

No obstante, los chinos, particularmente los del norte del país, no han dejado de aprovechar las cáscaras del alforfón para elaborar almohadas o cojines de asiento. La almohada llena de estas cáscaras aporta muchas ventajas en comparación con aquellas convencionales. La cáscara del alforfón, como no contiene nutrientes, no atrae insectos y es hipoalergénica. Es un material maleable y movedizo, por lo que se adapta perfectamente a la forma de la cabeza y del cuello, permitiendo así que todos los músculos relacionados se relajen y se pueda disfrutar de un buen sueño.

 

Otro de los beneficios de esta almohada es la disminución de los ronquidos, ya que los pasajes de aire en el cuello quedan más relajados y abiertos. Además, no exige cambiar tanto la posición al dormir, lo cual contribuye a un sueño mucho más recuperador. Más aún, la cáscara no toma la temperatura ambiental, por lo que resulta fresca en verano y tibia en invierno.

 

Bebida instantánea hecha con alforfón.

 

Propiedades y nutrientes

 

Los estudios han confirmado ya el poder nutritivo del alforfón. Otorga más proteínas de buena calidad que el arroz, el trigo, el mijo, el maíz y otros cereales. Además, no posee el gluten que preocupa a muchas personas.

 

Científicamente hablando, el alforfón no es un cereal. No es una planta gramínea como el trigo, sino que pertenece a la familia de las poligonáceas, así que podríamos decir que es un pseudocereal. Sin embargo, la gente lo considera un cereal y por eso lo llama trigo sarraceno.

 

Es rico en hidrocarbonos, con un 70 % de su contenido. Contiene fagomina, un azúcar que regula el hambre y el apetito, y es muy importante para los diabéticos.

 

Apenas contiene grasas, por lo que es un alimento muy saludable para quienes presentan problemas vasculares y de colesterol. Es rico en fibras solubles y minerales, tales como zinc, magnesio, potasio, hierro, selenio, pero con escaso contenido de sodio, lo que le confiere una propiedad diurética.

 

En cuanto a las vitaminas, destaca su aporte de las del grupo B, particularmente B2, B3, B5, B6 y ácido fólico o B9. También posee ácidos grasos insaturados y aminoácidos esenciales. Entre los flavonoides que contiene destaca la rutina, que ayuda a regular el colesterol en la sangre y a prevenir la hipertensión arterial. Su propiedad vitamínica P es también muy valiosa y puede aumentar la resistencia capilar y disminuir su permeabilidad, por lo que es antiedematosa.

 

Su consumo frecuente aumenta la inmunidad. Es un alimento balanceado que, entre otras ventajas, tiene la de no hacer engordar.

 

El alforfón merece un puesto en su menú. No lo consuma en grandes cantidades, pues es de lenta digestión. No se recomienda comerlo mucho por la noche, ni tampoco si tiene problemas estomacales. Recuerde que es mejor consultar a su médico antes de cambiar su dieta alimenticia.

 

 
 
*Qiu Xinnian fue uno de los primeros estudiantes de español enviados por el Gobierno chino a Cuba. Posteriormente trabajó como diplomático en Cuba, Argentina, Perú, entre otros países hispanohablantes.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号