Primera página>Cultura

Las máscaras pintadas de la Ópera de Beijing

Source:China Hoy Author:DENG DI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
Las máscaras pintadas de la Ópera de Beijing nacieron alrededor de 1894, gracias a un hombre de la etnia man de apellido Gui, quien amaba esta ópera con verdadero fervor. Un día vio figuras de arcilla en una feria que le sirvieron de inspiración para hacer unos modelos con forma de cara. Luego de fabricar los moldes, los secó al sol, dibujó contornos y los pintó según las máscaras que utilizan los actores de la Ópera de Beijing en el escenario. Tras ello, Gui se hizo famoso entre los aficionados a la ópera y se le empezó a conocer bajo el apodo de “cara pintada de Gui”.

 

Por cierto, las máscaras pintadas de la Ópera de Beijing aparecieron después del nacimiento de la Ópera de Beijing como tal. Sin embargo, antes de su aparición, las esculturas de arcilla pintadas de Beijing, tales como las máscaras Nuo y otras artesanías similares, ya eran comunes.

 

Lin Hongkui, un heredero y difusor de máscaras de quinta generación pinta una máscara de Rey de Mono en su estudio.

 

Una técnica de lectura mental

 

En la cultura china, las máscaras de las óperas se refieren al maquillaje de la cara de los actores y este maquillaje tradicional en el escenario se aplica principalmente a dos personajes de actores masculinos: Jing (cara pintada) y Chou (payasos). Distintos actores utilizan distintos tipos de maquillaje facial, ya que las caras pintadas cumplen la función artística de transmitir al público el carácter y mente del personaje. Es por eso que al maquillaje facial se le llama “la imagen mental” del personaje.

 

Al constituir una preciada forma de arte entre los entusiastas de la Ópera de Beijing, se reconoce las máscaras de colores de esta como un símbolo de la cultura china tanto dentro como fuera del país. La belleza y la fealdad se unifican en una máscara, y las características y rasgos de una persona están representados a través de ciertos colores y líneas.

 

El uso y la elección del color es un arte en sí mismo. Además de las funciones estéticas, diferentes colores se combinan para manifestar las personalidades de diferentes roles cuando se aplican a diferentes contextos. Entre la audiencia bien informada, el maquillaje facial es una forma directa de saber si el personaje es un héroe o un villano, inteligente o estúpido, amado u odiado.

 

Para ser específicos, los significados de los colores utilizados en las máscaras pintadas se pueden resumir de esta manera: el rojo generalmente representa a personajes leales y heroicos como Guan Gong, un general en el Período de los Tres Reinos conocido por su lealtad. El negro en general indica integridad y honradez, que se puede encontrar en Bao Gong, un legendario oficial de la dinastía Song del Norte. El blanco generalmente expresa lo insidioso y lo taimado, representado por el famoso personaje Cao Cao, un estadista del Período de los Tres Reinos, el amarillo representa al personaje valiente y feroz, y el dorado se usa generalmente para representar a los inmortales.

 

Tal como la mirada y el rostro de las personas constituyen una ventana a su alma, el maquillaje facial es de gran importancia para despertar los sentimientos estéticos de la audiencia, ya que es el foco visual. En su comprensión y apreciación, el maquillaje facial tiene un significado estético relativamente independiente, aunque en el análisis final siempre es una parte orgánica del arte escénico. Como resultado, la comprensión solo puede realizarse plenamente al ver a los actores en diferentes disfraces.

 

Ingenioso maquillaje facial chino

 

Las máscaras pintadas fueron originalmente imitaciones de arcilla del maquillaje facial de los artistas en el escenario de la Ópera de Beijing. Antes de la aparición de las máscaras de arcilla de tipo de relieve, se solían ver las planas pintadas. En cuanto a las técnicas y variedades de producción, las máscaras pintadas han experimentado muchos cambios. Existen tres tipos básicos de estas.

 

El primer tipo es una cara calva sin barba ni casco. Estos son solo los patrones más simples en diferentes colores dibujados en los ojos, nariz, boca, cejas y orejas. Después de años de desarrollo, este tipo de máscara sigue siendo un tipo clásico hoy en día.

 

El segundo tipo se trata de caras pintadas con barba y cascos. La barba arcillosa está pintada de colores y la cara está decorada con un simple tocado.

 

El tercer tipo viene en un conjunto completo. Se selecciona una escena típica o los aspectos más destacados de una obra de la Ópera de Beijing, que generalmente involucra a varios personajes.

 

Las máscaras pintadas con cascos surgieron en la década de 1980. Los cascos son una escala reducida de aquellos utilizados por los personajes del escenario, convirtiendo los cascos dramáticos en artesanías. Su producción consume tiempo y energía, pero el producto final es de gran belleza y exquisitez.
 

Las máscaras pintadas resaltan ciertos personajes masculinos de una manera exagerada e imaginativa.

 

 

La transmisión de tradiciones

 

El desarrollo de máscaras es inseparable de la innovación y de la promoción de las distintas generaciones de artesanos.

 

El Templo Changchun, conocido como “el primer templo de Beijing”, alberga el Centro de Protección del Patrimonio Cultural Inmaterial del distrito de Xicheng, en la capital china. Lin Hongkui, un heredero y difusor de máscaras de quinta generación, que trabaja artesanalmente, está ocupado en su estudio, en cuyas paredes cuelgan una variedad de coloridas máscaras de la Ópera de Beijing.

 

Lin aprendió el arte de la pintura inspirada en el maquillaje facial y el diseño estilístico a través de su madre Tong Xiufen. Nos dijo que la pintura de máscaras sigue estrictamente el maquillaje facial de los actores de la Ópera de Beijing. Primero se reúne una mezcla adecuada de arcilla para hacer moldes. Luego, se dibuja el contorno de una cara en negro. El último paso es rellenar los moldes con diferentes colores para formar diseños simétricos y vivos.

 

Lin se especializó en tecnología multimedia en la universidad. Después de graduarse tuvo un trabajo estable, mientras que en su tiempo libre ayudaba a sus padres en la fabricación y promoción de máscaras de colores. Después de 2008, luego de haberse mantenido ocupado en ambas cosas, decidió dejar su trabajo y dedicar su vida a preservar el arte de sus padres.

 

Ahora pasa la mayor de su tiempo promoviendo el arte. El estudio donde trabaja coopera con universidades y escuelas primarias para llevar máscaras de la Ópera de Beijing a estas. A menudo es invitado a participar en actividades de intercambio cultural en Europa y América. Durante las vacaciones de la Fiesta de la Primavera de 2019 se fue a Nueva York, Dinamarca, Noruega e Islandia. En los últimos años, ha pasado casi la mitad de su tiempo en viajes de negocios.

 

Lin está lleno de ideas. Como millennial, ha puesto su propio sello distintivo en este arte desde la perspectiva de un joven. Él sostiene que el arte tradicional chino, incluido el de las máscaras pintadas de la Ópera de Beijing, nació de la vida de la gente común, por lo que su vitalidad también proviene de allí. Por lo tanto, solo abrazando la era y combinándola astutamente con las preferencias actuales del público y los avances tecnológicos puede transmitirse la cultura tradicional a las generaciones venideras.

 

También hizo eco de los nuevos tiempos a través de la práctica. Junto con sus compañeros de clase de la universidad, Lin diseñó un software que detalla cada paso necesario para pintar este tipo de máscaras, lo cual lo ha convertido en una herramienta de aprendizaje muy conveniente para los estudiantes que desean adquirir este tipo de habilidades. Cuanto más tiempo dediquen a este programa, mayor será el grado de comprensión respecto a este arte. Además, Lin ha dotado a las máscaras de cuerpos de dibujos animados, lo cual atrajo inmediatamente la atención de los jóvenes.

 

Como una obra de arte, las máscaras pintadas resaltan ciertos personajes masculinos complejos en el escenario de una manera exagerada e imaginativa. Una pequeña máscara puede revelar prácticamente todo acerca de un personaje, lo cual resulta bastante surrealista, mientras que para los aficionados, también es un espectáculo para la vista. Una vez que estos cierren sus ojos, las imágenes de los personajes de la Ópera de Beijing como Bao Gong, Guan Yu y el Rey Mono cobrarán vida en sus cabezas. Cuando el maquillaje se fija en las máscaras con la ayuda de sus artesanos, esta técnica tradicional fundada en la sabiduría china logra continuar en el tiempo.

 

En 2009, las máscaras pintadas de la Ópera de Beijing fueron incluidas en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de Beijing. Este reconocimiento ha significado un mayor honor e interés hacia este arte, toda vez que ha inspirado a las futuras generaciones de herederos que tienen como propósito continuar la tradición artística.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号