Primera página>Cultura

Los 100 años de la Universidad de Nankai

Source:China Hoy Author:ZHANG XUE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
Una foto grupal de los miembros del Instituto de Investigación del Noreste de la

 Universidad de Nankai cuando realizaban investigaciones en la provincia de Heilongjiang.

 

 A orillas del mar de Bohai, en la ciudad de Tianjin, por donde fluye el río Haihe, resuena el espíritu de Nankai”. Este es un fragmento del himno de la Universidad de Nankai, fundada hace cien años, en una época turbulenta en la que la nación china se encontraba sumida en una profunda crisis.

 

Frente a aquella calamidad nacional, el objetivo de la universidad era corregir los vicios de la época y formar a personas calificadas para salvaguardar los intereses del país, un anhelo que persiste y constituye el principio rector más sólido de dicha casa de estudios. Desde sus inicios, la Universidad de Nankai ha estado dispuesta a servir al país y, de esta forma, también ha compartido sus penas y glorias.

 

Una historia ligada al país

 

“El patriotismo constituye el corazón y el alma de la nación china, y la tradición patriótica, el alma de la Universidad de Nankai”, dijo el presidente Xi Jinping al visitarla el 17 de enero de este año, en la primera parada de su viaje a Tianjin. Sus palabras reflejan el espíritu que siempre ha albergado la universidad.

 

La Escuela Privada de la Familia Yan fue su antecesora. En 1898, Zhang Boling, quien se había graduado de la Academia Naval de Beiyang, sintió un profundo llamado que le decía que para fortalecer el país había que fortalecer también la educación. Por ello, se propuso formar a un nuevo tipo de personas calificadas. Ese año, Zhang conoció a Yan Xiu, con quien compartía el entusiasmo por la educación y la difusión de nuevos conocimientos. Zhang fue contratado por Yan para enseñar en la Escuela Privada de la Familia Yan.

 

En 1904, después de un viaje a Japón, Yan Xiu y Zhang Boling decidieron convertir la Escuela Privada de la Familia Yan en una escuela pública, y apenas ocho años más tarde, el centro de estudios pasó a llamarse la Escuela de Nankai.

 

Sobre estos cimientos, y tras muchos años de gestación, la Universidad de Nankai fue fundada en el otoño de 1919. Al principio solo contaba con 96 alumnos (entre ellos el posterior primer ministro Zhou Enlai) y 17 profesores, y se dictaban apenas tres asignaturas: literatura, ciencias y comercio. Aunque los cursos eran limitados, se guiaban bajo la premisa de que “la literatura contribuye a la administración del país, las ciencias, a potenciarlo, y el comercio, a enriquecerlo”, mientras que el fin máximo era “formar personal de talento para salvaguardar al país”.
Estatua de Zhou Enlai en la plaza delante del edificio principal de la Universidad de Nankai. Wan Quan

 

 

“¿Eres chino?”. “¿Amas a China?”. “¿Deseas lo mejor para China?”. En la ceremonia de apertura de la universidad, el rector Zhang Boling hizo estas tres preguntas, las cuales quedaron inmortalizadas. Las tres preguntas revivieron el entusiasmo de los estudiantes y profesores por socorrer a la nación, poco tiempo después de que las tres provincias del noreste de China cayeran en manos japonesas tras el “Incidente del 18 de septiembre”.

 

En 1937 estalló la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la universidad se vio obligada a trasladarse al sur de China. El 1 de noviembre del mismo año, las universidades de Nankai, de Beijing y Tsinghua, que también se habían trasladado al sur, establecieron la Universidad Provisional Nacional Changsha en la homónima ciudad. Debido a los incesantes bombardeos de los aviones japoneses en Changsha, a mediados de febrero de 1938, la Universidad Provisional Nacional Changsha volvió a trasladar su sede, esta vez a Kunming, en el oeste. Dos meses más tarde, su nombre volvió a cambiar por el de Universidad Nacional Asociada del Suroeste.

 

Durante los ocho años que estuvo en Kunming, Nankai se posicionó como la columna vertebral de la Universidad Nacional Asociada del Suroeste. Su riguroso estilo educativo puede compararse con el de la Universidad Tsinghua. Ambas, junto con la Universidad de Beijing, que tradicionalmente ha destacado por su investigación libre, han escrito un capítulo glorioso en la historia de la educación superior china.

 

Hoy en el campus de la Universidad de Nankai se encuentra un monumento a la Universidad Nacional Asociada del Suroeste, en donde están inscritos los nombres de sus 834 estudiantes que ingresaron en el Ejército, mostrando así su deseo de servir al país en tiempos de guerra.

 

Este mismo anhelo ha sido transmitido de generación en generación en los últimos cien años. En 2017, ocho estudiantes del primer año de la Universidad de Nankai se alistaron en el ejército. El presidente Xi escribió una carta en la que les felicitaba por su decisión, alentándolos a continuar desplegando su entusiasmo en el fortalecimiento del Ejército.
El laboratorio químico de la Universidad de Nankai en la década de 1930.

 

Alumnos destacados

 

“La Universidad de Nankai se fundó para formar a personas calificadas que permitieran que China se pusiera de pie”, dijo Xi frente a estudiantes y profesores. “China ha realizado un gran salto de la puesta en pie a una modesta prosperidad y a una naciente fortaleza. Deben aunar su propósito de estudio con el gran objetivo de la revitalización nacional y luchar por ello. Solo integrando el individuo a la colectividad podrán tener una mente abierta como el mar y elevada como la montaña. Espero que trabajen con los pies bien puestos en la tierra y que su generación pueda hacer una contribución histórica para que sea el nuevo orgullo de la Universidad de Nankai”.

 

En las décadas de 1920 y 1930, Japón estuvo detrás de incesantes conflictos en su afán por conquistar China. En ese entonces, la Universidad de Nankai estableció el Instituto de Investigación del Noreste, creó el suplemento Economic Weekly y publicó un artículo en el que expuso cómo Japón pretendía difundir la crisis económica.

 

En las décadas de 1950 y 1960, la República Popular China tenía muchas tareas pendientes que demandaban una atención urgente. El rector de la Universidad de Nankai, Yang Shixian, aceptó el reto de atender estas necesidades, renunciando resueltamente a su investigación de décadas en química medicinal para dedicarse a la química de pesticidas que China necesitaba imperiosamente, y que le llevó a obtener una serie de importantes logros.

 

Fiel a su lema, la universidad ha venido formando a personal de talento que se ha dedicado al interés público y a servir a la nación: el primer ministro Zhou Enlai, el padre de la química de pesticidas y la química orgánica elemental Yang Shixian, el profesor de matemáticas de renombre mundial Chen Xingshen, el prestigioso físico Wu Dayou, el científico Guo Yonghuai (recordado por su contribución de “dos misiles y un satélite”), el economista, educador y traductor Yang Jingnian, el químico inorgánico Shen Panwen, entre otros.
El lago Mati en el campus de la Universidad de Nankai en el poblado de Bailitai, Tianjin.

 

El sueño de fortalecer al país

 

“Deseo que nos reunamos cuando China despegue ante el mundo”, fueron las palabras que el futuro primer ministro chino Zhou Enlai pronunció hace un siglo, y que alentaron a los alumnos de la Universidad de Nankai a luchar por esa meta.

 

En estos últimos años, la universidad ha participado activamente como think tank en la puesta en marcha de estrategias nacionales como el desarrollo coordinado de la región Beijing-Tianjin-Hebei y la construcción de zonas de libre comercio. Asimismo, ha publicado numerosos informes de investigación y ha logrado importantes avances especialmente en la investigación y el desarrollo de nuevos medicamentos, la aplicación eficiente de nuevas fuentes energéticas, la prevención y control de la contaminación atmosférica y en las grúas puente.

 

La Universidad de Nankai sigue de cerca las necesidades estratégicas nacionales y los avances académicos en el mundo, y está construyendo una gran plataforma para la innovación científica. Una serie de planes de desarrollo literario, científico, biomédico y técnico están por salir a la luz.

 

Según los datos de Essential Science Indicators de mayo de 2018, las tesis de la Universidad de Nankai son las más citadas entre todas las universidades chinas. En el Nature Index Global de 2017, la Universidad de Nankai ocupó el puesto 57 entre las mejores instituciones de investigación científica del mundo (el séptimo entre las universidades chinas), así como el puesto 22 en investigación química.

 

En 1999 fue una de las pioneras en el desarrollo voluntario de un proyecto educativo que tenía como fin promover y proporcionar educación en algunas de las provincias más apartadas de China, como Gansu, Xinjiang y el Tíbet, al cual se han incorporado más de 200 voluntarios hasta la fecha.

 

Hace cien años, los fundadores de la Universidad de Nankai, en su amor inquebrantable por la patria, emprendieron un camino para fortalecerla a través de la educación. En la actualidad, tras varias generaciones, los alumnos continúan avanzando en ese sueño y en la gran revitalización de la nación china.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号