Primera página>Cultura

El cine asiático como puente de diálogo

Source: Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
El pasado 16 de mayo se inauguró en Beijing la semana de cine en el marco de la Conferencia sobre el Diálogo de las Civilizaciones Asiáticas (CDAC, por sus siglas en inglés). El público tuvo la oportunidad de apreciar más de 60 películas provenientes de más de 30 países, las cuales mostraron el encanto del cine asiático y su tradición cultural desde diferentes ángulos, y constituyeron un puente de diálogo entre civilizaciones.

 

Portador cultural

 

Se expusieron hermosas películas, entre ellas la china Cave of the Silken Web (La cueva de la telaraña), la turca El peral silvestre, la cinta animada japonesa La chica que saltaba a través del tiempo, la iraní Niños del cielo y la surcoreana Sopyonje. Los espectadores pudieron conocer la diversidad cultural y el desarrollo alcanzado por los países asiáticos.

 

Oqilvo Marufjon, subdirector del canal Varzish Sport de Tayikistán, declaró a China Hoy que gracias a estas películas se ha ampliado el conocimiento entre pueblos con diferentes antecedentes culturales. En ese sentido, sugirió que los países asiáticos organicen más festivales de este estilo para difundir y promover su cine y dar a conocer la cultura de la región al público de otras partes del mundo. Oqilvo Marufjon es también un aficionado a las películas chinas, a través de las cuales ha podido conocer la amplitud y profundidad de las artes marciales. De niño, ya conocía a renombrados actores de kung-fu como Bruce Lee y Jackie Chan.

 

Las películas muestran las costumbres locales de un país y son importantes portadores del intercambio cultural. “Como la literatura, la pintura y la música, el cine también puede reducir la distancia entre países”, aseguró Guo Hong, director del Centro de Intercambio Cultural y Artístico entre Nueva Zelanda y China.

 

Guo explicó que con el aumento del número de chinos en el extranjero, pueden surgir malentendidos e incluso fricciones con la población local. Mediante la proyección de películas, el público extranjero podrá conocer la cultura china y reducirse las posibilidades de que surja cualquier malentendido innecesario.

 

Por otro lado, el contacto cultural puede también abrir las puertas a los intercambios políticos, económicos y comerciales. Zeng Nianqun, prestigioso crítico de cine de China, comentó a China Hoy que la película Lost in Thailand (Perdidos en Tailandia), que se rodó en dicho país, es un buen ejemplo de esto. De hecho, la cinta contribuyó a que aumentase en gran medida el número de turistas chinos. Hasta hoy en día, Tailandia se mantiene como el primer destino turístico en el extranjero para los chinos.

 

Escenario del “Diálogo entre maestros del cine”.

 

Coproducción cinematográfica

 

El desarrollo del mercado cinematográfico es y será una gran tendencia en el mundo. En la ceremonia inaugural de la CDAC, el presidente Xi Jinping manifestó que China está dispuesta a llevar a cabo los proyectos de traducción mutua de obras clásicas asiáticas y de intercambio y cooperación en cinematografía asiática, con miras a profundizar el entendimiento entre diferentes culturas y construir una plataforma que permita exhibir la belleza de sus civilizaciones.

 

Por otra parte, durante la semana del cine asiático, se organizó también una actividad bajo el tema de “diálogo entre maestros del cine”, la cual ofreció una plataforma de intercambio a los cineastas asiáticos. Más de diez productores cinematográficos de países como China, Japón, Irán e India se reunieron y destacaron el papel positivo que juega la coproducción cinematográfica en la promoción del conocimiento mutuo. Además, también enriquece la creación de películas y amplía su influencia.

 

“Las películas de coproducción se han convertido en un buen canal de intercambio cinematográfico mundial. Gracias a ellas, los países pueden aprender juntos, complementarse y compartir mejores experiencias”, añadió Zeng Nianqun. En los últimos años ha aumentado el número de películas de coproducción, las que reúnen los recursos ventajosos de cada país y promueven en gran medida el intercambio cultural.

 

A medida que el cine chino se va ampliando en cuanto a mercado, número de películas y calidad, hay cada vez más países que quieren colaborar con el nuestro. Según cifras de la Administración Estatal de Cine, China ha firmado hasta el momento acuerdos de coproducción con más de 20 países y regiones.

 

En los últimos años, películas de coproducción con India, como Monk Xuanzang (Monje Xuanzang) y Kung Fu Yoga, y Japón, como Manhunt, han ganado tanto mercado como reputación. El intercambio cultural entre los países asiáticos hace que la cooperación en el cine muestre un vigor sin precedentes.

 

Cabe mencionar que The Composer (El compositor), película realizada en cooperación con Kazajistán, se estrenó el pasado 17 de mayo. Cuenta la historia de Xian Xinghai, quien era conocido en China como el “músico del pueblo” durante los años de la Segunda Guerra Mundial. Es la primera vez que creadores chinos y kazajos realizan una coproducción cinematográfica.

 

Una sola posición ante las adversidades

 

“Las películas deben contribuir a la construcción de una comunidad de destino de la humanidad”, dijo Zeng. Desde su punto de vista, la creación cinematográfica debe corresponder al destino humano, conectarse con la civilización humana y sostenerse en la cultura tradicional popular.

 

Zeng puso como ejemplo las películas sobre desastres. “Ante los desastres naturales, diferentes países y pueblos superan sus barreras, abandonan sus prejuicios y llegan al consenso de que cuando surgen dificultades en un solo lugar, la ayuda debe venir de todas partes. A pesar de las divergencias culturales y de valores que existen entre diferentes países y pueblos, en cuanto al tema de la sobrevivencia, todos se adhieren a una misma posición”.

 

La película china The Wandering Earth (La Tierra errante) trata justamente de este tema. Frente a desastres naturales extremos, el protagonista no se rinde sino que alienta a todo el mundo a salvar en conjunto la Tierra, lo cual transmite la idea de comunidad de destino.

 

El cineasta indio mundialmente reconocido Aamir Khan señaló que la razón por la que películas como Dangal han atraído la atención mundial es que tocan un tema universal. Es la creación cinematográfica la que convierte el tópico de un solo pueblo en uno global. Justamente debido a que la humanidad comparte los mismos sentimientos que rompen las barreras entre pueblos y culturas, el cine puede ser un buen instrumento para la difusión cultural.

 

En los últimos años, la influencia del cine asiático ha aumentado y forma parte ya de la cultura cinematográfica mundial. “Espero que cada día haya más películas asiáticas que transmitan la ideología de la comunidad de destino de la humanidad”, expresó Oqilov Marufjon.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号