Primera página>Cultura

El Taiji, un símbolo muy popular de China

2018-08-01 10:39:00 Source:China Hoy Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
El Taiji es un símbolo cultural único de China. Al ser un tipo de arte marcial, es a menudo presentado en las series televisivas y películas como una habilidad única. Sin embargo, en la vida real, el Taiji es un tradicional ejercicio físico que cada día se va haciendo más popular en todo el mundo. ¿Por qué tanta gente lo disfruta? ¿Cómo practicarlo correctamente?

 

Funciones “mágicas”

 

El Taiji se remonta a la dinastía Tang (618-907), por lo que tiene más de mil años de historia. Esta disciplina cuenta con cinco escuelas: Chen, Yang, Wu (吴), Wu (武) y Sun, de las cuales la Chen es la más antigua. El Taiji es un deporte aeróbico que mejora la circulación de la sangre, fortalece el cuerpo y favorece la longevidad si es practicado con frecuencia.

 

El secreto de James Healy para mantener una buena salud ha sido practicarlo durante un largo tiempo. Este estadounidense de 59 años de edad lleva ya 33 años practicando el Taiji. Healy, quien es editor del diario China Daily, es el único estudiante extranjero de la reconocida Academia Zhenglei Taiji de Beijing.

 

“Al practicarlo siento que mi capacidad y velocidad de reacción se fortalecen”, manifiesta. El ejercicio regular ayuda a despertar el “cerebro” del cuerpo, permitiendo que cada parte de este pueda “observar” su entorno, con el fin de que perciba el peligro antes de que lo note la mente. Ante el peligro, un cuerpo habituado al Taiji reacciona al instante.

 

El Taiji es comparado a menudo con una medicina capaz de curar numerosas enfermedades. La pintora Xu Ningning, de 53 años de edad, sufría de insomnio y solía sentirse sin fuerzas. Perdió mucha confianza e interés por la vida. Sin embargo, desde que comenzó a practicar el Taiji hace más de un año, siente que las cosas han cambiado. “Mi cuerpo es más fuerte y mi sueño ha mejorado mucho, así como la confianza personal”, asegura. “Antes de practicar este boxeo ejercito las articulaciones, por lo que ahora las rodillas ya no me duelen”.

 

El caso de Xu Ningning no es el único. Mo Yuchuan, de 62 años de edad, logró superar el dolor de hombros con el Taiji. Como profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad China de Ciencias Políticas y Derecho, el trabajo de Mo es muy exigente. “Trabajar más de diez horas al día hace que me sienta completamente agotado, pero al ejercitarme o practicar el Taiji por unos diez minutos recupero toda la energía”, indica. El Taiji no requiere un lugar especial. Uno lo puede practicar en la oficina o en el pasillo.

 

Zhang Jinxi, entrenador principal de la Academia Zhenglei Taiji, explica que esta disciplina favorece la curación de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y las cardíacas, y contribuye también al metabolismo físico, aumenta la flexibilidad articular, previene el envejecimiento prematuro y ayuda a reducir peso. “El Taiji implica aspirar desde las profundidades del abdomen. El qi se hunde hasta la parte inferior del abdomen y tiene los efectos de un masaje para “las cinco vísceras” (los cinco órganos principales de la medicina tradicional china: pulmones, riñones, hígado, corazón y bazo/páncreas). Además, el Taiji requiere que relajemos todo el cuerpo para que las venas disminuyan su resistencia, mejore la circulación de la sangre y se alivie la carga del corazón”, menciona Zhang.

 

James Healy (primero de la izq. en la primera fila) practica el Taiji en la Academia Zhenglei Taiji.

 

Una disciplina de moda

 

El acelerado ritmo de la vida moderna no solo permite que la gente tenga muchas comodidades, sino también muchas presiones. La ansiedad se ha vuelto una queja común. Quizá por ello cada vez más gente se anima a practicar el Taiji. “Los conceptos y la filosofía que comprende la cultura del Taiji, como la cortesía, la modestia y la naturaleza taoísta, me permiten mantenerme en armonía y equilibrio con el mundo exterior, lo que beneficia mi vida”, apunta Healy.

 

Wei Wei, de 29 años de edad, se sentía contrariado por no conseguir un ascenso en el trabajo. Sin embargo, gracias al Taiji, su ansiedad se fue paulatinamente reduciendo, lo cual le permitió asimilar algunos conceptos, como la forma de comportarse y el manejo de las situaciones. María Osterloh, joven peruana dedicada a los estudios sobre China, es una ferviente seguidora del Taiji. “Antes creía que era un ejercicio para ancianos hasta que vine a China por un intercambio educativo. Me di cuenta de que los jóvenes también practicaban este arte”.

 

El Taiji, un antiguo patrimonio cultural de China, no solo atrae a muchos jóvenes, sino que se ha extendido también por más de 150 países y regiones, con más de 300 millones de seguidores. Al regresar a Perú, María Osterloh continuó practicándolo y hoy lo hace muy bien. Muchos le han expresado su interés en aprenderlo, pues se ha vuelto una disciplina muy de moda.

 

En realidad, el Taiji no es solo un arte marcial, sino también una forma de pensamiento que contiene la sabiduría oriental.

 

Ma Yun (Jack Ma), el fundador de Alibaba, absorbió la sabiduría esencial del Taiji y lo aplicó en las operaciones de su empresa. Aficionado a este boxeo, Ma a menudo lo practica en su despacho. A veces, en una reunión con sus empleados, se levanta de repente y se ejercita con el Taiji, lo que le ayuda a pensar e inspirarse.

 

Ma aprecia especialmente tres conceptos del Taiji: el ding, el sui y el she. Para él, el ding (la calma) se refiere a la posición y disposición estratégica de la empresa, el sui (el seguimiento) es lo que debe guiar su curso de desarrollo, mientras que el she (el abandono) es un estado más alto que implica aprender a renunciar a algunas cosas.

 

Además, la práctica del Taiji debe seguir un principio: poseer una base estable. De la estabilidad depende el cambio de juego de piernas, lo cual determina el nivel de Taiji que uno puede alcanzar. Según Jack Ma, esto es igual en los negocios: uno busca el desarrollo estable de una compañía y, a su vez, un desarrollo más rápido y mejor.

 

Cómo practicar el Taiji

 

La manera de practicar el Taiji es completamente diferente a la de otros deportes modernos.

 

De acuerdo con Zhang Jinxi, reconocido maestro de Taiji, para practicarlo correctamente tienen que seguirse los siguientes puntos: primero, emplear la fuerza de la columna vertebral para mover lentamente los brazos y las piernas; segundo, relajarse, hundirse y estar relajado, pero firme y estable a la vez; tercero, cada movimiento debe estar bien conectado, como el agua fluyendo; y cuarto, los pies y la espalda tienen que hacer fuerza y los golpes deben tener un poder penetrante.

 

Aprender el Taiji requiere diligencia. Como dijo el profesor Mo Yuchuan, “para estudiar bien el Taiji uno debe tener interés y observar cuidadosamente”. Además de estudiarlo concienzudamente, se requiere también usar el cerebro y aprender a inferir.

 

Como extranjero, James Healy ha tenido una particular experiencia al aprender el Taiji. En su opinión, es importante entender cómo equilibrar las extremidades, usar correctamente la fuerza y estar completamente relajado.

 

Practicar el Taiji no es difícil, pero manejarlo bien es otro asunto. “El arte marcial requiere perseverancia y fuerza de voluntad. Al comenzar a practicarlo quizá experimentes retrocesos, pero es como escalar una montaña: mientras continúes avanzando podrás alcanzar nuevas alturas”, manifiesta Healy.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号