Primera página>Cultura

Un paraíso de libros en Hangzhou

2018-05-24 13:11:00 Source:China Hoy Author:WANG KUAN*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
A medida que disminuye la pasión por películas y dramas televisivos de espionaje, parece que el escritor Mai Jia desaparece gradualmente de los medios de comunicación. Sin embargo, las últimas informaciones dan cuenta de que tiene planes de abrir una biblioteca miscelánea en Hangzhou, junto con el escritor Gao Xiaosong y Ding Lei, presidente de Netease. La intención es crear un espacio completamente gratuito para los aficionados a la lectura.

 

The New York Times presentó a Mai como “el autor de novelas de espionaje más vendido de China, y un ex militar, que ha escrito sobre secretos durante muchos años, y que los revela en sus obras aprovechando el desconocimiento de la mayoría de los chinos y mucho más de los extranjeros”.

 

El literato chino dijo que después de cumplir 50 años, ya podía hacer un resumen de su vida. Durante la Semana de Intercambios Culturales de Beijing, Mai habló de su obra y reveló sus experiencias con editores extranjeros. “Dediqué 11 años a crear Decoded y durante ese tiempo fui rechazado en 17 ocasiones, una experiencia que la gente común y corriente no puede imaginar, incluso poco común para los escritores”.

 

“Oír los latidos del corazón en la novela”

 

El protagonista de Decoded se llama Rong Jinzhen, un genio matemático que padece de autismo. Tras ser reclutado por el departamento de seguridad, se encarga de descifrar dos juegos de contraseñas de alto nivel, emprendiendo una carrera solitaria y emocionante.

 

Los personajes en las novelas de Mai Jia son, en general, del estilo de Rong Jinzhen. El autor manifiesta que está obsesionado por este tipo de gente. “Por un lado son extremadamente talentosos, y por el otro, excepcionalmente frágiles. En ellos veo mi propia sombra”. La soledad de la infancia se ha infiltrado en cada una de sus obras. “Comparo a estos genios con los filamentos de tungsteno que brillan excepcionalmente. Ese alambre estalla solo por su especial brillantez”, dijo.

 

Después de Decoded, ha escrito muchas obras como In the Dark, Sonido del viento y Lenguaje del viento, las cuales le han reportado enormes ganancias comerciales. No solo han sido incluidas en las listas de libros más vendidos, también han creado un boom de películas y dramas televisivos con las adaptaciones realizadas.

 

Según Mai Jia, cómo contar bien una historia es muy importante para la literatura. “Si se trata de la misma historia y logras narrarla con originalidad, entonces eres un pionero y te conviertes en una moda”.

 

Durante uno de los tres años que vivió en el Tíbet a principios de la década de 1990, leyó repetidamente El libro de arena, una colección de cuentos del argentino Jorge Luis Borges. “Borges es reconocido como un escritor pionero en el mundo y un maestro narrador con un estatus literario inalcanzable. Lo que él hizo fue contar cuentos filosóficos tipo Las mil y una noches”, comentó.

 

Algunos definen a Mai Jia como el Dan Brown chino (en referencia al autor de El código Da Vinci). Sin embargo, Mai dijo que Brown no es su ídolo. “No he creado literatura de género, más bien tengo una obsesión por la literatura pura: me preocupo del destino de las personas y exploro lo esotérico de la humanidad”.

 

El escritor chino defiende que “en los cuentos se oyen los pasos, pero en las novelas se deben escuchar los latidos del corazón. ¿Por qué actualmente cuando leemos El sueño del pabellón rojo, Anna Karenina, o El pabellón de las peonías, todavía lloramos? Las alegrías y las tristezas, el amor y el odio que sentimos en esas obras son exactamente los mismos de hace 500 años. Las buenas obras pueden atravesar los tiempos y los corazones de las personas”.

 

Decoded, In the Dark y Sonido del viento.

 

Escritores chinos que deben ser leídos

 

Durante un viaje a París, Mai Jia conoció la Librería de Shakespeare, su favorita. George Whitman, el propietario, la ha convertido en un lugar de reunión literaria. El ambiente de libertad y la atmósfera pura de lectura del sitio le atrajeron fuertemente. Puede entender fácilmente la depresión que sienten los jóvenes aficionados a la literatura porque él mismo nació en el campo, y ha experimentado una carrera literaria nada llana.

 

“Los jóvenes literatos, cuando inician la carrera creativa, se sienten generalmente solitarios y tienen que trabajar duro. No saben si será aceptado lo que escriben, ni a dónde enviarlo. Todo eso yo lo he experimentado personalmente. La literatura me ha permitido ganar mucho y debo devolverle lo que me ha dado ayudando a los literatos jóvenes”, dijo Mai. Por lo tanto, se espera que la biblioteca ubicada en Hangzhou tenga como objetivo satisfacer la demanda de lectura de más personas.

 

En marzo de 2014, Penguin Group, del Reino Unido, y la editorial estadounidense FSG firmaron un acuerdo y publicaron la novela Decoded. Esa versión se ha vendido en 35 países de habla inglesa y ha sido incluida entre los “Penguin Classics”.

 

Gracias a esa publicación y otras obras suyas, como In the Dark, ha firmado contratos con 21 editoriales de Estados Unidos, Gran Bretaña, España, Francia, Rusia, Alemania, Israel, Turquía, Polonia, Hungría, Suecia y la República Checa. Decoded ha sido traducida a 33 idiomas.

 

Mai Jia agradece a Olivia Milburn, la primera traductora de Decoded al inglés, porque para él los traductores son los padres que dan otra vida a las obras. Cree que la mejor traducción debe hacerse sobre la base de la versión original, o sea, de la lengua materna de la obra. De las 33 versiones de Decoded, siete u ocho se han hecho del inglés, por lo tanto le parece que el resultado no es tan bueno.

 

Opina que la traducción, las gestiones de las grandes editoriales extranjeras y el tema de la novela –que traspasa las fronteras– son algunas de las razones de la popularidad de su obra en el extranjero. Por lo tanto, aunque los lectores no conozcan la historia de China, pueden entender fácilmente sus historias.

 

En los últimos años, escritores como Mo Yan, Cao Wenxuan y Liu Cixin han ganado algunos premios mundiales, por lo que la literatura china viene llamando más la atención. Para Mai, los éxitos de Mo Yan y otros autores han logrado abrir el camino de la literatura china en el exterior. En el futuro, con el creciente estatus internacional del país, irá teniendo cada vez más importancia.

 

Leer es un mérito

 

Muchos lectores creen que Mai Jia es un escritor de alto cociente intelectual. Sin embargo, él se considera una persona torpe en la vida real. “El mío es de nivel medio-bajo, pero no me siento avergonzado por eso. Me parece que en el mundo actual hay demasiadas personas y cosas inteligentes, como Internet o el teléfono celular. Pero estas cosas nos complican mucho la vida y hacen que nuestra vida sea demasiado rápida. Por lo tanto, a menudo digo que el valor de la inteligencia a veces resulta negativo”.

 

En uno de sus libros escribió: “Antes, las novelas eran para mí como trajes con toda la parafernalia de un actor. Las novelas me podían volver un poco diferente y permitían que otra gente me mirara más alto. En la actualidad, básicamente vivo en mi propio mundo, donde el dolor y la felicidad se producen y eliminan solos. En este momento siento que la novela ya no es algo personal, sino que es como las posesiones mundanas que anhelo”.

 

En 2012, Mai comenzó a construir su propia librería, llamada el Valle de los Ideales Mai Jia. Se trata de una obra de bienestar social que imita la Librería de Shakespeare. La lectura, el café gratis y el espacio de escritura libre para jóvenes inscritos en el programa “Artistas invitados”, son las características más importantes de dicha librería. Por lo tanto, es atractiva y siempre está llena de jóvenes aficionados a la lectura.

 

Con el fin de alentar a más personas a que lean, el Valle de los Ideales también emprendió una actividad llamada “Te acompaño a terminar de leer un libro en siete días”. La iniciativa consiste en promover una lectura diaria de 15 minutos, empezando a las 8 de la mañana, para poder terminar de leer un libro en una semana, y así en un año poder leer 52 libros. “Siempre pienso que es un mérito estimular a la gente a leer libros, y considero que cuando una persona se enamora de la lectura, no sabrá comportarse muy mal. Como ha dicho Borges: ‘Si hay un paraíso, este debe tener la forma de una biblioteca’”, señaló.

 

La biblioteca que está a punto de abrirse en Hangzhou también ha sido diseñada con los mismos ideales.

 

 
 
* Wang Kuan es un escritor independiente.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号