Primera página>Deportes

El boom de la NBA

2018-07-04 09:52:00 Source:China Hoy Author:JORGE RAMÍREZ CALZADILLA
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Está en curso la fiebre mundialista, como cada cuatro años, y a pocos sorprende ya que en los lugares más recónditos del planeta se apoye a una u otra selección sin que los simpatizantes siquiera hablen el idioma de esos futbolistas o puedan deletrear sus nombres de pila.

 

En China también surgen estas hinchadas casuales que desbordan pasión por Messi, Ronaldo, Neymar, Alemania, Francia o España. No sigue el deporte al pie de la letra esa lógica que imponen las fronteras: la felicidad que consigue regalar el fugaz instante de un gol, un regate, un triunfo no está necesariamente atada al orgullo patrio.

 

Y como ocurre con el balompié, cuando se habla de baloncesto en la nación más poblada del globo igualmente se aprecia este fenómeno. Sin tener una representación directa, un compatriota involucrado que merezca el rol de protagonista, los aficionados chinos siguen con regularidad la NBA, liga que hoy es número uno en China en cantidad de seguidores online (muy por encima de las ligas europeas de fútbol).

 

12 de septiembre de 2017. El conocido jugador de baloncesto de la NBA Kobe Bryant junto a aficionados, durante la visita a Hainan Overseas Chinese Middle School. Cnsphoto

 

A la conquista de China

 

El vínculo entre la NBA y el baloncesto chino se remonta a 1985, cuando la liga profesional estadounidense comenzó a ser anfitriona de los modestos equipos nacionales del gigante asiático.

 

Lamentablemente para los intereses de expansión de mercado de la NBA, la avalancha de jugadores foráneos que siguió al desmembramiento del bloque socialista a inicios de la década de 1990 y al show que desplegó en los Juegos Olímpicos Barcelona 1992 el Dream Team de Michael Jordan y compañía no incluyó a ningún oriundo de China. Lejos en calidad estaban de sus pares de Europa del Este, que abrieron el camino para que paulatinamente la NBA ganara en internacionalidad.

 

Desde su fundación en 1946, cuando el ítalo-canadiense Hank Biasatti se convirtió en el primer jugador foráneo, hasta la fecha, con Nowitzki, Ginóbili, los hermanos Gasol, Parker, Horford, Antetokounmpo, precedidos por Petrovic, Wilkins, Divac, Kukoc, Mutombo, Nash, el aumento de estos en cantidad y jerarquía ha sido notable (110 atletas provenientes de un máximo histórico de 42 naciones y regiones figuraban en las nóminas de esta temporada 2017-2018).

 

Paradójicamente, China, con unos 1400 millones de habitantes, un acelerado desarrollo deportivo y escenario de una creciente popularidad del baloncesto, ha tenido contados jugadores en la NBA y una única figura con calibre de estrella.

 

Comenzando por Wang Zhizhi (estuvo en la NBA entre 2001-2005), primer chino elegido en un draft (1999), pasando por Mengke Bateer (2001-2004), Yi Jianlian (2007-2012), Sun Yue (2008-2009), y concluyendo con los recientes fichajes de Zhou Qi y Wang Zhelin (seleccionados en la segunda ronda del draft de 2017), el rol de los oriundos de China ha sido meramente testimonial, el de clásicos convidados de piedra; de todos a excepción de Yao Ming (2002-2011).

 

Con una estatura de 2 metros y 29 centímetros, Yao Ming se erigió como figura relevante de la NBA desde que debutó hasta que precisamente su descomunal físico le pasó factura y una retahíla de lesiones le obligó a un temprano retiro. Miembro del Salón de la Fama del Baloncesto, 8 veces integrante de los quintetos All-Star, el espigado pívot chino conformó un temible tándem con Tracy McGrady, que convirtió a los Houston Rockets en perennes animadores de los playoffs.

 

Fuera de las canchas, Yao fue el principal embajador de la NBA en una campaña dirigida a conquistar el gigante asiático que impulsó el entonces comisionado David Stern y que ha continuado su sucesor Adam Silver. Con el pívot de los Rockets como eje central, la NBA comenzó en 2004 con sus partidos de pretemporada en territorio chino, convirtiéndose en la primera de las grandes ligas estadounidenses de deportes profesionales (NBA, MLB, NFL y NHL) en promover tal iniciativa.

 

Un total de 17 franquicias de la NBA han hecho el viaje para dirimir hasta la fecha 26 encuentros, avivando el entusiasmo por el baloncesto en Beijing, Shanghai, Macao, Guangzhou y Shenzhen, y creando entre la afición local y las estrellas de la liga una conexión que luego se ha traducido en millonarios ingresos por concepto de venta de productos, como camisetas, gorras o zapatillas.

 

NBA Store, la cadena de tiendas minoristas que la liga regenta, distribuye más de 500 artículos en el gigante asiático a través de sus propios establecimientos, los de Adidas, Wal-Mart, Carrefour y un largo etcétera de marcas asociadas.

 

A tono con los tiempos que corren en el campo de la tecnología, en el que China marcha a la avanzada, la NBA ha multiplicado su presencia en las redes sociales del país asiático con una agresiva campaña de marketing deportivo digital. El punto de inflexión tuvo lugar en 2015, cuando la liga firmó un acuerdo de asociación por cinco años con Tencent por un valor de 500 millones de dólares (el pacto internacional más lucrativo que ha rubricado la NBA), cediéndole al gigante de las telecomunicaciones, con sus más de 963 millones de usuarios, los derechos digitales de transmisión del contenido de la NBA.

 

Como resultado, 900 millones de visitas recibieron los videos de las Finales de la NBA de 2017 y 200 millones de internautas siguieron los partidos desde sus dispositivos móviles, estadísticas que con absoluta certeza ha superado la más reciente disputa del título: Golden State Warriors vs. Cleveland Cavaliers IV.

 

Consciente de la popularidad en China de Weibo (versión china de Twitter) y aplicaciones como WeChat (equivalente a WhatsApp), la liga también tiene cuentas en estas plataformas digitales. En el caso de Weibo suma unos 33 millones de seguidores, 6 millones más que los que acumula su cuenta global de Twitter.

 

NBA.com/China se ha convertido en el portal web de deportes más visitado en el país y el acrónimo de la liga es el término deportivo más frecuente en Baidu.com, el principal buscador chino en Internet.

 

China es en el presente el segundo mercado más importante de la NBA después de Estados Unidos y no sería descabellado pensar que en un futuro cercano se erigirá en la mayor fuente de ingresos.

 

Yao Ming junto a jugadores del Houston Rockets de la NBA. VCG

 

La alternativa de la CBA

 

Mientras la elección de Zhou Qi y Wang Zhelin en el draft de 2017 puso fin a una década sin jugadores chinos seleccionados, en sentido inverso el flujo ha ido in crescendo. Cada vez más jugadores estadounidenses, algunos otrora estrellas de la NBA, eligen la liga profesional de China (CBA) para dar continuidad o conclusión a sus carreras.

 

El más icónico ha sido Stephon Marbury, con tres campeonatos ganados para los Beijing Ducks y venerado por los hinchas capitalinos al punto de haberle dedicado un museo y una estatua, y concedido la ciudadanía.

 

Espectacularidad, dinamismo y un juego más físico han sido los principales atributos que han aportado los exjugadores de la NBA a la CBA, aunque persiste la preocupación sobre cómo balancear estas incorporaciones para que un exceso de protagonismo de esos atletas no reste oportunidades de desarrollo a los jóvenes talentos del país. Con tal fin, la CBA ya se mira en el espejo de la Superliga China de Fútbol y toma medidas que fomenten el vivero doméstico.

 

Con Yao Ming ahora presidiendo la Asociación China de Baloncesto, el futuro de la CBA, de las selecciones nacionales y de la expansión de las operaciones de la NBA se perfila muy promisorio. La masividad en la práctica de este deporte –barato en comparación con el béisbol, el hockey sobre hielo o el fútbol americano– es ya un hecho consumado. Faltará entonces, para coronar este romance entre China y el baloncesto, que de un momento a otro surja una generación de jugadores que consiga en las canchas de los Juegos Olímpicos y los Mundiales las victorias alcanzadas a nivel continental.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号