Primera página>En Portada

El sueño por la paz

Source:China Hoy Author:CHEN JUN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Este año marca el 75.o aniversario de la fundación de las Naciones Unidas, el 20.o aniversario del comienzo de la participación de China en las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU y el quinto aniversario de la asistencia del presidente chino, Xi Jinping, a la Cumbre sobre las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU.

 

China se ha convertido en la columna vertebral del personal para el mantenimiento de la paz de la ONU, desde que mandara en enero de 2000 al primer contingente de 15 soldados a una misión de paz en Timor Oriental.

Un soldado chino realiza labores de desminado en el Líbano.

 

Siempre listos

 

Liu Yong es el comandante del séptimo contingente chino y de la compañía de protección en la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de la Naciones Unidas en Mali (MINUSMA, por sus siglas en inglés) y esta es su tercera misión para el mantenimiento de la paz. Su experiencia, tanto en Mali como en Darfur y Sudán del Sur, lo ha llevado a pasar de líder de una unidad de ingenieros a comandante de equipo.

 

En Darfur (Sudán) los ingenieros chinos tardaron menos de medio mes en excavar un pozo de 100 metros de profundidad, gracias al cual la población local tuvo acceso a agua potable.

 

En la ciudad de Mundri (Sudán del Sur) el conflicto entre las fuerzas del gobierno local y las opositoras estalló a menos de 1000 metros del campamento de Liu Yong. Tras los combates iniciales, algunas personas aprovecharon el cese del fuego para buscar ayuda en el campamento, donde el personal chino para el mantenimiento de la paz les brindó protección.

 

Para Liu, la misión en Mali ha sido la más peligrosa que ha enfrentado. “Además de los conflictos entre las fuerzas del Gobierno y las opositoras, había ataques terroristas de vez en cuando. Los terroristas atacaban indiscriminadamente y no había excepción para los chinos, por lo que las tareas allí eran muy pesadas”, señala.

 

“En Mali debíamos asegurarnos de que hubiera alguien haciendo guardia las 24 horas del día”, recuerda Liu Yong. Durante su misión de 456 días, Liu lideró un equipo que debía mantener un estado de alerta máxima en todo momento. “Los terroristas podían llevar a cabo ataques y desde el sitio de guardia se debía vigilar una zona muy grande, por lo que los centinelas tenían que estar siempre atentos”.

 

La tarde del 22 de julio de 2019, el campamento francés acantonado en Gao (noreste de Mali) sufrió un ataque perpetrado por dos terroristas, que condujeron una camioneta, la cual hicieron estallar, hiriendo a más de 30 miembros del personal francés. Liu Yong cerró las puertas del campamento e hizo que todos ingresaran a un búnker inmediatamente, además de poner a sus hombres en pie de combate en caso de que ocurriera otro ataque.

 

“Todos los oficiales y soldados que dejan un país pacífico se enfrentan a una enorme prueba psicológica”, explica Liu Yong. “Este entorno peligroso y complejo nos obliga a participar en operaciones para el mantenimiento de la paz en un escenario real, por lo que el hecho de prepararnos adecuadamente para enfrentar al enemigo de manera profesional y sólida es una gran prueba para nosotros”. Por esta razón, Liu siempre debía recordar a sus compañeros que estuvieran listos ante un posible combate en cualquier momento.
Liu Yong dirige un patrullaje del séptimo contingente chino en Mali.

 

 

La pandemia de COVID-19 trajo muchos desafíos para Liu Yong y sus compañeros. Al ser una unidad de protección, su tarea consistía en defender, patrullar y hacer guardia en el sector oriental de la MINUSMA. “Nuestra misión era impedir los ataques terroristas fuera del campamento y garantizar la seguridad”, señala Liu. Por lo tanto, los soldados debían portar pesados chalecos antibalas y mascarillas bajo un abrasador calor que podía llegar, incluso, hasta los 60 grados, combatiendo así tanto a los terroristas como a la amenaza del COVID-19.

 

Gracias a su arduo trabajo, la unidad para el mantenimiento de la paz de China ha sido la única unidad de la MINUSMA que no interrumpió su misión debido a la crisis sanitaria.

 

Durante su estancia en Mali, la fuerza para el mantenimiento de la paz de China también realizó labores a favor de la comunidad local. Pese a la precariedad económica, en una escuela primaria de Mali los profesores y alumnos nunca se olvidaban de enarbolar su bandera nacional. Esto conmovió profundamente tanto a Liu Yong como a sus compañeros. “Pese a que el país estaba sufriendo los embates de la guerra, el patriotismo de la gente era inquebrantable, lo cual es digno de admiración”. Por ello, Liu Yong y su equipo fabricaron un mástil de acero de cinco metros como regalo a la escuela, además de participar en una ceremonia solemne de izamiento de la bandera entre profesores y alumnos.

 

Cuando llegó la hora de partir, más de 30 profesores y alumnos organizaron una celebración de despedida para Liu Yong y los oficiales y soldados. “Ellos están cantando alabanzas en su nombre y rezando por ustedes, de acuerdo con la más alta etiqueta musulmana”, explicó el intérprete a Liu Yong en dicha oportunidad.

 

“No hay nada más honroso que ser reconocido por la gente local”, manifiesta Liu, quien en muchas operaciones para el mantenimiento de la paz escucha vítores a favor de China y observa a los locales levantar sus pulgares en señal de aprobación. “El personal chino ha desempeñado un valioso papel en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU”, considera Jean-Pierre Lacroix, secretario general adjunto del Departamento de Operaciones de Paz.
Una niña maliense saluda a un soldado chino de las fuerzas para el mantenimiento de la paz.

 

 

La responsabilidad de mantener la paz

 

En estos 20 años, las fuerzas para el mantenimiento de la paz chinas han actuado con justicia, profesionalismo, civismo y confianza ante la atenta mirada del mundo, formando así parte integral de las misiones de paz de la ONU. Sus huellas se extienden a lo largo de nueve países en cuatro continentes, como Timor Oriental, Bosnia y Herzegovina, Haití, Sudán del Sur, entre otros. Asimismo, las unidades enviadas se han ido transformando de uniformados individuales en equipos antidisturbios a lo largo del tiempo, toda vez que el país ha pasado de ser un mero participante en las operaciones de paz a un actor relevante que comparte su experiencia y planes de manera activa, contribuyendo a la construcción de una comunidad de destino de la humanidad.

 

Desde el momento en que se ponen sus cascos azules, las fuerzas chinas para el mantenimiento de la paz dejan ver al resto del mundo el rol activo que viene jugando el país en este ámbito.

 

Hasta la actualidad, China ha enviado más de 2600 soldados para el mantenimiento de la paz, ocho de los cuales murieron cumpliendo su misión. Asimismo, aún hay 33 uniformados y otro tipo de personal cumpliendo diferentes tareas en Sudán del Sur, Chipre, Darfur y la sede de la ONU.

 

China seguirá firmemente en la senda por la paz mundial, tal como ha sido ratificado por el presidente Xi Jinping. En septiembre de 2015, el presidente Xi participó en la Cumbre sobre las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, donde anunció seis medidas destinadas a mejorar y fortalecer las operaciones de mantenimiento de la paz, entre las que destacó la adhesión a un nuevo sistema de preparación, la formación de un escuadrón de soldados permanente y la capacitación de 2000 efectivos de diferentes países. Gracias al cumplimiento de estos compromisos, las fuerzas chinas han sido parte de las misiones para el mantenimiento de la paz de la ONU de manera activa y han logrado el reconocimiento mundial por sus hazañas.

 

El 9 de abril de 2018, el secretario general de la ONU, António Guterres, visitó el Centro de Capacitación de las Fuerzas para el Mantenimiento de la Paz de China. En esa oportunidad, destacó el hecho de que China no solo había enviado a un gran número de efectivos para el cumplimiento de diversas misiones, sino que además era el segundo país que más invertía en operaciones para el mantenimiento de la paz a nivel mundial.

 

El mundo se encuentra en un momento crítico debido a la lucha contra la pandemia, pero, aun así, el Gobierno chino decidió enviar una fuerza permanente para el mantenimiento de la paz a Abyei, una zona ubicada entre Sudán y Sudán del Sur. Todos los miembros ya están listos y a la espera de la orden correspondiente para partir.
28 de mayo de 2010. Un escuadrón de ingenieros, pertenecientes a las tropas de mantenimiento de la paz chinas enviadas a Sudán del Sur, llega a la ciudad de Wau para entregar agua potable a la población local.

 

 

Ayuda mutua por la paz

 

Como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, China aboga activamente por la construcción de una comunidad de destino de la humanidad, promueve la gobernanza global de deliberación en común, la construcción conjunta y el codisfrute, además de respaldar y participar en las operaciones para el mantenimiento de la paz de la ONU.

 

De esta manera, en las últimas dos décadas, China ha contribuido mediante su experiencia y propuestas a las fuerzas de paz internacionales, imprimiéndoles un carácter policial. Asimismo, en la sede de la ONU, las unidades chinas han participado plenamente en el diseño, la promulgación y la modificación de los estándares de estudio, las políticas y la planificación estratégica de este organismo.

 

Además, China concede gran importancia a la cooperación con la ONU y otros socios internacionales, mediante cursos de formación para el mantenimiento de la paz de todos los niveles y la construcción conjunta con la ONU del equipo itinerante de instructores. Asimismo, ha priorizado proyectos de capacitación en África y ha organizado a los poderes administrativos de diversos países acreditados para que puedan llevar a cabo una formación sistemática y completa, con el fin de ayudarles a fortalecer sus propias capacidades para el resguardo de la paz. Así, en los últimos cinco años, se han capacitado a más de 1000 uniformados provenientes de diferentes países.

 

“El mantenimiento de la paz forma parte importante de las acciones de China a favor de la cooperación internacional. Las fuerzas chinas participarán activamente en pos de la cooperación internacional siguiendo la debida aplicación de la ley, tomarán parte de manera extensa en las operaciones para el mantenimiento de la paz y harán una transición gradual hacia un nuevo escenario”, asegura Liao Jinrong, director del Departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Seguridad Pública de China.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号