Primera página>En Portada

Cuba y China: una amistad a prueba del tiempo

Source:China Hoy Author:CARLOS MIGUEL PEREIRA HERNÁNDEZ*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

El próximo 28 de septiembre marcarán los 60 años del establecimiento formal de las relaciones diplomáticas entre la República de Cuba y la República Popular China, dos países y pueblos que, a pesar de la distancia geográfica que los separa, han sabido construir profundos lazos históricos basados en la confianza mutua, la amistad inquebrantable, el apoyo y la comprensión recíproca.  

 

Carlos Miguel Pereira Hernández, embajador de la República de Cuba en China.   Michael Zárate 

Una decisión soberana 

El reconocimiento a la República Popular China fue uno de los primeros actos de soberanía y de independencia de la Revolución cubana, cuando aquel 2 de septiembre de 1960, apenas 19 meses después del triunfo revolucionario, Fidel Castro anunciaba la ruptura de relaciones con el régimen de Taiwan y el establecimiento de estas con la Nueva China.  

Aquel día más de un millón de cubanos concentrados en la Plaza de la Revolución, alzaron manos y voces en señal de aprobación unánime de la decisión adoptada por el joven Gobierno Revolucionario cubano, de convertirse en el primer país de este continente en reconocer oficialmente a la República Popular China. Nunca antes en la historia de las relaciones internacionales, una decisión de este tipo había tenido un carácter tan espontáneo ni había contado con semejante legitimidad popular.    

Apenas unos días después, el 28 de septiembre, ambas partes harían público, de manera simultánea, el comunicado conjunto que dejaba establecidas oficialmente las relaciones diplomáticas bilaterales.   

Los acontecimientos que siguieron a aquellos imborrables días aún se mantienen frescos en la memoria de varias generaciones de cubanos. La visita a China del presidente Dr. Osvaldo Dorticós Torrado, en septiembre de 1960, la primera de un jefe de Estado latinoamericano, y la primera realizada por el comandante Ernesto Che Guevara, entonces presidente del Banco Nacional de Cuba, a mediados de noviembre de ese mismo año, establecieron sólidas bases para el desarrollo ulterior de los vínculos cubano-chinos. 

Al revisar estos 60 años de relaciones ininterrumpidas, Cuba ha tenido el privilegio histórico de estar siempre en la primera fila en la promoción de los intercambios con China. Sin embargo, más allá de estos memorables acontecimientos, lo más importante para la Mayor de las Antillas ha sido mantenerse como referente indiscutible de los vínculos entre los países latinoamericanos y caribeños y la nación asiática. 

Ningún cubano olvidará nunca que fue el presidente Jiang Zemin, con su visita en noviembre de 1993, el único jefe de Estado extranjero que se atrevió a visitar la isla en medio de los rigores del Período Especial, en el que muchos daban por sentado la caída de la Revolución cubana. Aquel importante paso permitió retomar las visitas mutuas de alto nivel que permitieron ir retomando la cooperación y los intercambios sobre la base de la igualdad y el beneficio mutuo en diversos sectores.  

 

3 de septiembre de 2015. Representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba en el desfile militar realizado en Beijing por el 70.° aniversario de la victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Mundial Antifascista.   Visual.people.cn 

La segunda visita de Estado de Jiang Zemin en 2001, las de los presidentes Hu Jintao en 2004 y 2008, y Xi Jinping en 2015, unidas a las realizadas por el comandante en jefe Fidel Castro en 1995 y 2003, el general de ejército Raúl Castro en 1997, 2005 y 2012, y el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en 2018, fortalecieron y elevaron las relaciones cubano-chinas a nuevos niveles.  

Con el paso del tiempo, los intercambios cubano-chinos se han afianzado y diversificado hacia nuevos horizontes. Durante la visita a China en 2018 del mandatario cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, ambos líderes acordaron iniciar una nueva etapa en los vínculos bilaterales y alcanzaron importantes consensos para fortalecer la cooperación bilateral en diferentes áreas que se vienen implementando. 

Los vínculos cubano-chinos están marcados por profundas afinidades y consensos, y por el reto común de construir el socialismo en medio de una compleja situación internacional, caracterizada por la permanente arremetida de Estados Unidos. El pueblo cubano se enorgullece de contar con la invariable solidaridad de China en su tenaz lucha contra el injusto y criminal bloqueo impuesto a nuestro país por más de seis décadas. 

Nunca olvidaremos la presencia del presidente Xi Jinping y demás líderes chinos en nuestra Embajada en ocasión de la partida física del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, para rendir tributo solemne y sincero a quien fue sin dudas un gran amigo del pueblo chino. 

La decisión de conferirle al general de ejército Raúl Castro Ruz la alta condecoración de la Medalla de la Amistad el pasado año, además de representar un merecido reconocimiento al papel de la dirigencia histórica de la Revolución cubana en la promoción de los vínculos bilaterales, patentizó el profundo respeto recíproco que prevalece entre nuestros dos países. 

En la nueva etapa, China se consolida como el principal mercado de las exportaciones cubanas de bienes y de manera promisoria, acrecienta su importancia como destino de nuestros servicios médicos y educativos, con la presencia creciente de nuestros médicos en varias regiones chinas y crecientes perspectivas para los intercambios educacionales. Crece la inversión mutua en ambos países, con la creación y consolidación de empresas mixtas en el sector biotecnológico y turístico en el caso de China, y en el sector de infraestructura, manufacturas, energía y otros en el caso de Cuba. Se refuerza, además, el comercio bilateral y la cooperación, a través de la ejecución de importantes proyectos asociados a la modernización de la infraestructura, a las fuentes renovables de energías y a otros negocios de interés mutuo, con participación de empresas chinas.  

Hoy no existe sector en las relaciones que no esté directamente conectado a un intercambio fluido y mutuamente beneficioso. La firma de Cuba del Memorando de Entendimiento sobre la Construcción Conjunta de la Franja y la Ruta en 2018, resultó otro paso significativo en la voluntad de ampliar de manera integral los nexos bilaterales e identificar sectores que pudieran marcar el trabajo conjunto entre ambos países bajo esta iniciativa, incluyendo la cooperación médica a través de la denominada Ruta de la Seda Sanitaria. 

 

15 de junio de 2018. Stand de Cuba en la Exposición Internacional de Turismo Beijing 2018.   VCG 

Apoyo mutuo frente a la pandemia 

En medio de las circunstancias excepcionales impuestas por la pandemia de COVID-19, se ha fortalecido la cooperación mutua y la comunicación estratégica entre los dos países, ratificándose así un principio esencial de nuestras relaciones bilaterales en cuanto al apoyo mutuo en los momentos más difíciles. Cuba y China, además, han unido esfuerzos para apoyar y expresar solidaridad con otros países en lucha contra la pandemia. 

Una de esas áreas ha sido el sector biotecnológico y farmacéutico, el cual se ha consolidado como uno de los pilares fundamentales y más promisorios de la cooperación bilateral, y donde ambos países han podido mantener un desarrollo constante en los últimos 15 años con perspectivas muy promisorias de cara al futuro, incluyendo el desarrollo conjunto de nuevos productos y tecnologías, dirigidos a mejorar la salud y la calidad de vida de las poblaciones de ambos países, y al mismo tiempo, lograr beneficios económicos y sociales para las dos partes. Los avances notables alcanzados evidencian que es posible obtener los logros esperados sobre la base de la confianza recíproca, la articulación y complementación estratégica de las ventajas de cada parte y el beneficio compartido.  

Sin dudas, otro de los sectores que se ha visto profundizado en los últimos años ha sido el turismo, el cual se ha convertido en una esfera de suma importancia en el intercambio entre ambos pueblos. La relevancia de dicha cooperación se manifiesta a partir de 2013, cuando Cuba fue declarada el primer país de América Latina y el Caribe como “Destino Turístico de China”, abriendo de este modo más oportunidades para la cooperación conjunta en el sector y muestra del interés de la prioridad que el Gobierno chino otorga a las relaciones con Cuba. Igualmente, la apertura del vuelo directo de Air China a Cuba desde 2015, el primero de su tipo desde el país asiático a la región, unido a nuevas acciones que se realizan por ambas partes dirigidas a promover el destino turístico cubano como opción segura, saludable, e integral, sobre todo entre los más jóvenes, que se muestran cada vez más interesados en atractivos y potencialidades de la Mayor de las Antillas, con una historia, naturaleza, playas, y cultura que les atrae como un destino único y memorable, todo lo cual ha permitido y permitirá continuar ampliando las facilidades de viaje e intercambios entre los dos países.  

La conmemoración del 60.º aniversario de los vínculos diplomáticos entre Cuba y China abre una nueva página en las relaciones históricas bilaterales y esperamos que contribuya también a continuar promoviendo la cooperación y la amistad entre China y América Latina y el Caribe. Con seguridad, en esta trascendental celebración, que marca además el inicio de las relaciones de China con el hemisferio occidental, se escribirán nuevas y más hermosas páginas en el libro de la hermandad y la amistad entre nuestros dos países. Múltiples serán las ocasiones en que uniremos nuestras voluntades y nuestros esfuerzos para continuar demostrando la excelencia de nuestros vínculos y la posibilidad real de que un mundo mejor sea posible. 

*Carlos Miguel Pereira Hernández es embajador de la República de Cuba en China. 

  

    

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号