Primera página>En Portada

Los beneficios del desarrollo ecológico

Source:China Hoy Author:LI YUAN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

El río Markok, uno de los afluentes del río Dadu, se encuentra en el distrito de Padma, prefectura autónoma de la etnia tibetana de Golok, y su granja forestal es el bosque primitivo natural de mayor extensión, de distribución más concentrada y de mayor altitud de la cuenca de nacimientos del río Yangtsé.

 

Hasta finales de la década de 1980, este lugar había sido el principal suministro de madera para la provincia de Qinghai. Gracias al proyecto de protección de los bosques naturales de Sanjiangyuan, lanzado por el país en 1998, la zona cambió su política por la de “cortar menos árboles, plantarlos y proteger los recursos forestales”. Los trabajadores y las personas de los alrededores dejaron las motosierras y tomaron las palas para dedicarse al desarrollo de la economía forestal y la protección del ecosistema.

 

De leñador a guardabosques

Zhu Fuhai, de 49 años, fue subdirector de una granja de la Administración Forestal del Río Markok. “Llegué a aquella granja en 1993, cuando grandes camiones madereros se metían en el barranco todos los días”. Hoy todavía se ven pendientes con escasa vegetación y varios plantones de menos de un metro de alto, sembrados hace 10 años. Según Zhu, debido a la altitud y al frío de la zona, las plantas crecen muy lentamente. Una vez dañadas, es difícil que se recuperen en poco tiempo.

 

Las consecuencias de la deforestación son mucho peores. Zhu Fuhai recordó que hace más de 20 años eran frecuentes desastres como los torrentes de montaña y los deslizamientos de tierra causados ​​por la disminución de la capacidad de almacenamiento de agua por parte de la vegetación. “Si no se presta más atención a la protección, los cursos medio e inferior del río Yangtsé sufrirán un mayor daño”.

 

En 1998, la provincia de Qinghai emitió un aviso para detener la tala de bosques naturales. El área forestal pasó completamente de la gestión de madera a la protección y al cultivo de los recursos forestales. Zhu Fuhai se convirtió de leñador a guardabosques.

 

Desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China en 2012, su Comité Central, bajo el liderazgo de Xi Jinping, ha fomentado la construcción de la civilización ecológica, para la cual ha llamado a fortalecer la protección general del entorno ecológico, abstenerse de realizar una explotación a gran escala a lo largo del río Yangtsé y promover la protección ecológica y el desarrollo de alta calidad de la cuenca del río Amarillo. Del mismo modo, se dieron inicio a las tres batallas para defender los cielos azules, el agua clara y la tierra pura, y se impulsó la construcción de una China bella. En 2018, China incluyó el concepto de “civilización ecológica” en su Constitución.

 

Proteger la ecología es desarrollar la productividad

Pasar de la tala a la protección forestal trajo complicaciones a los granjeros y pastores locales, pues repentinamente desaparecieron los trabajos de los que dependían. Según Han Caibang, director de la Administración Forestal del Río Markok, tras la prohibición de la tala, a la gente se le hizo difícil aumentar sus ingresos, lo que amplió la pobreza.

 

¿Cómo garantizar tanto la revitalización del bosque como la prosperidad de la gente? La administración forestal local incentivó a la población a plantar hongos y té, lo que permitió que estos productos especiales tibetanos no estuvieran más ocultos en las profundas montañas de la meseta, sino que entraran en el mercado. La economía forestal se ha convertido hoy en una importante fuente de ingresos para los habitantes locales.

 

Además de profesionales de gestión a tiempo completo, personas de la localidad de buen prestigio y reputación fueron contratadas para formar parte de un equipo de guardabosques. Ellos son responsables de patrullar a diario las montañas, de cuidar los árboles y de tratar a los animales salvajes heridos, por lo que reciben un salario mensual de 1800 yuanes. “De esta manera, esperamos promover una mayor concienciación sobre la protección ecológica y aumentar los ingresos de la gente”, subraya Han Caibang, quien añade que, para hacerlo realidad, invitan periódicamente a expertos para que transmitan sus conocimientos en esta materia tanto en idioma tibetano como en chino.

 

“Antes, la población local dependía de este bosque para construir sus casas, cocinar o calentarse, por lo que la tala excesiva era muy grave. Ahora, después de años de difundir la importancia de conservar nuestro ecosistema, los aldeanos han comprendido que solo la protección de este bosque podrá darles una verdadera oportunidad de desarrollo”, manifiesta Gatai, un poblador de la aldea de Yaoshidao. Actualmente todos los hogares participan por turnos en la vigilancia de la zona forestal. Se puede decir que cada aldeano es un guardia forestal voluntario.

 

Tomar el camino del desarrollo verde

A medida que mejora el ecosistema en el distrito de Padma, los recursos y los animales salvajes en los bosques han aumentado gradualmente. Ma Zhanbao, subdirector de la Administración Forestal del Río Markok, indica, por ejemplo, que Padma es el mejor hábitat para los macacos silvestres. Antes, su población era muy reducida. Sin embargo, hoy en día es normal que los macacos silvestres, quienes sentían un gran temor a los seres humanos, salgan de las montañas para buscar comida en los pueblos, lo cual se debe directamente a la restauración de la vegetación ecológica.

 

La aparición de la neumonía causada por el nuevo coronavirus ha llevado a las personas a reflexionar sobre su relación con la naturaleza. Solo persistiendo en la defensa del medio ambiente podremos alcanzar un desarrollo de mayor calidad y una coexistencia armoniosa.

 

En el Informe sobre la Labor del Gobierno, presentado en la sesión de la Asamblea Popular Nacional de este año, no se han establecido indicadores de desarrollo económico. Sin embargo, con respecto a la gobernanza del ambiente ecológico, se propone fortalecer el ahorro energético y la protección del medio ambiente, sancionar severamente la caza y el comercio ilegal de animales salvajes, implementar proyectos para la protección y restauración de importantes ecosistemas y promover la construcción de la civilización ecológica.

 

Ganar la batalla en la prevención y control de la contaminación y mantener un desarrollo verde atañen a la realidad de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos y, más aún, contribuyen a que la gente se sienta beneficiada y feliz. China se dispone a seguir el camino del desarrollo verde de alta calidad.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号