Primera página>Actualidad

La prosperidad en el cambio

2018-10-30 15:38:00 Source: Author:ZHOU LIN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
La montaña Wumeng forma parte de una de las principales cadenas montañosas de la meseta de Yunnan-Guizhou, en el suroeste de China. Su formación terrestre kárstica hace que la zona sea poca plana. La etnia yi vive en 38 ciudades y distritos de las provincias de Guizhou, Yunnan y Sichuan que comparten la montaña Wumeng. Es un área en el que la pobreza se ha concentrado y un hueso duro de roer en la batalla del “acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza”.

 

Niños juegan en la nueva aldea.

 

Difíciles condiciones naturales

 

El distrito de Dafang, en la ciudad de Bijie (provincia de Guizhou), es uno de los 38 distritos de la montaña Wumeng afectados por la pobreza. Allá conocimos a Luo Xuefeng, de 29 años de edad, cuya familia fue parte del primer grupo en ser trasladado de la aldea de Yuanbao al antiguo poblado de Shexiang en octubre de 2017.

 

En la nueva vivienda de Luo se destacan algunas fotos antiguas colgadas en la sala de estar, que muestran su anterior casa baja y oscura de piedra y paredes desgastadas. La tierra desértica de Yuanbao, así como la falta de un adecuado sistema de transporte hicieron que Luo solo tuviera trabajos esporádicos fuera de casa. Cuando su hija mayor comenzó a ir a la escuela, la carga familiar se hizo muy pesada.

 

“Antes, en Yuanbao, a mí y a mi esposa nos tomaba una hora y media llevar a nuestra hija mayor a la escuela, y el camino era peligroso por sus curvas y el lodo generado por la lluvia y la nieve”, recuerda Luo. Uno de los dos debía acompañar diariamente a la niña, mientras que el otro se quedaba en casa para cuidar de los otros dos hijos. Ni Luo ni su esposa tenían tiempo para trabajar fuera de casa, por lo que la vida se les hizo difícil.

 

Una nueva vida

 

El antiguo poblado de Shexiang, en el distrito de Dafang, se ubica junto a una carretera nacional y cuenta con un conveniente sistema de transporte. Aquí no solo hay zonas comerciales y jardines escalonados, sino que también se han levantado casas para recibir a personas de otras áreas y ayudarlas a salir de la pobreza. El antiguo poblado de Shexiang reúne la cultura, la historia, el folclore y el paisaje propios de la montaña Wumeng. A la vez de preservar las costumbres de la etnia yi, sectores como la cultura y el turismo se han convertido en la llave para que sus reubicados habitantes obtengan mayores ingresos.

 

Siguiendo la política de “actuación precisa contra la pobreza mediante el traslado de residentes necesitados a lugares más convenientes para su manutención”, la familia de Luo Xuefeng, con un ingreso neto anual de menos de 3335 yuanes (el umbral de la pobreza en China), fue transferida a una casa de más de 100 m2 en el antiguo poblado de Shexiang. “Ahora tenemos camas, armarios, sofá, televisión, muebles y electrodomésticos”, señala con una sonrisa la esposa de Luo.

 

Al entrar en la habitación de las dos hijas de Luo, se ven los diplomas de mención honorífica que la hija mayor ha conseguido. Este año, la hija menor ha comenzado a estudiar en un jardín de infantes construido por el Grupo Evergrande, mientras que su hijo también está por entrar en dicha escuela. La esposa de Luo encontró un trabajo en la calle comercial del poblado y percibe unos ingresos de 2000 yuanes al mes.
El bello poblado antiguo de Shexiang.

 

 

Wang Changyu, voluntario del Grupo Evergrande en la prestación de ayuda contra la pobreza en el distrito de Dafang, enfatiza que la familia de Luo se ha beneficiado tanto del traslado como de la obtención de un empleo. En la zona donde se ubican los nuevos residentes se ha invertido en servicios médicos y recursos educativos, y se ha dispuesto que al menos uno en la familia tenga un empleo.

 

Cada mañana, después de dejar a sus dos hijas en la escuela, Luo Xuefeng se va a trabajar a un solar en construcción. Su vida luce mucho más promisoria.

 

El caso de la etnia miao

 

Abandonar la montaña donde se ha vivido durante muchos años y ser trasladado a otro lugar no resulta fácil para los compatriotas de la etnia miao, quienes han habitado las montañas por generaciones.

 

El distrito de Qianxi, ubicado a una hora en automóvil desde el distrito de Dafang, es una de las zonas de la montaña Wumeng en donde se concentra la pobreza. Más de 700 personas de las 16.852 reubicadas en 2017 en la comunidad de Jinxiu Huadu pertenecen a la etnia miao.

 

Con el fin de mejorar sus niveles de vida, en junio pasado el Buró de Recursos Humanos y Seguridad Social del Distrito de Qianxi y la Escuela de Capacitación Zhengda de la Provincia de Guizhou comenzaron a ofrecer sesiones de capacitación a las personas recientemente trasladadas.

 

El lugar en el que han sido reubicadas no solo les permite tener un trabajo, sino que también respeta sus tradiciones. “La etnia miao tiene la costumbre de matar un vacuno cuando un anciano fallece. Sin embargo, al trasladarse a las zonas urbanas, no tienen las condiciones para cumplir con esta tradición. A fin de respetar su cultura, vamos a construir un campo especial para esta actividad”, asegura Tian Peng, secretario de la célula del PCCh en la comunidad de Jinxiu Huadu.
Ceremonia de reubicación de la comunidad de Jinxiu Huadu en 2017.

 

 

La política de “actuación precisa contra la pobreza mediante el traslado de residentes necesitados a lugares más convenientes para su manutención” no solo es un proyecto social, sino que también busca reajustar y mejorar la distribución de la población y los recursos, lo cual atañe muchos aspectos de la economía y la sociedad.

 

Desde que el Consejo de Estado aprobara el establecimiento de la Zona Piloto de Bijie en junio de 1988, los cuadros del PCCh y la población han trabajado arduamente para promover un enorme cambio en la zona. Los logros obtenidos en la política de “actuación precisa contra la pobreza mediante el traslado de residentes necesitados a lugares más convenientes para su manutención” son solo una pequeña muestra de los tenaces esfuerzos llevados a cabo en la ciudad de Bijie.

 

La política de “actuación precisa contra la pobreza mediante el traslado de residentes necesitados a lugares más convenientes para su manutención” fue emitida oficialmente en abril pasado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China. Según las estadísticas, desde que se iniciara la batalla del “acometimiento de lo más duro en la liberación de la pobreza”, 22 provincias han cumplido satisfactoriamente con los traslados programados y, solo en 2016 y 2017, 5,89 millones de personas necesitadas han sido trasladadas a lugares más convenientes. Hasta finales de 2018 se espera hacer lo mismo con 2,8 millones de personas, cumpliéndose así con la mayor parte de lo establecido para el período del XIII Plan Quinquenal (2016-2020).

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号