Primera página>Muy recomendado

El PCCh envía una poderosa señal al mundo

Source:China Hoy Author:AUGUSTO SOTO
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Con una diferencia de cinco días, entre fines de octubre e inicios de noviembre, las dos principales potencias han enviado distintas señales al mundo. Por un lado, el Partido Comunista de China (PCCh) ha aprobado y publicado sus planes de futuro, que contienen una detallada enumeración de metas y medidas para las próximas décadas. Como siempre, es un país serio y previsible con el que las cancillerías del mundo pueden tratar fluidamente. En tanto, el resultado de la votación presidencial estadounidense está siendo contestada por una administración enfangada en un país agudamente dividido y enfrentando una emergencia sanitaria sin fin a la vista. Así, Washington sigue careciendo de coordenadas previsibles y vive un período en el que las cancillerías del mundo no saben a qué atenerse.

La quinta sesión plenaria en un momento histórico

En el contexto mundial actual, en el que apenas hay países que pueden permitirse una planificación a medio y largo plazo, la quinta sesión plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China, celebrada entre el 26 y el 29 de octubre, acogió las propuestas de la dirigencia del PCCh para la elaboración del XIV Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social (2021-2025) y los Objetivos a Largo Plazo para 2035.

Pocos días después de concluida la sesión, a inicios de noviembre, se celebró una reunión para explicarla al mundo. Para ello, el Departamento Internacional del Comité Central del PCCh organizó un encuentro que congregó a altos diplomáticos de más de 100 países, incluidos más de 60 embajadores, y transmitido a cada continente en seis lenguas.

En un marco histórico que a buen seguro habrán perfectamente captado los representantes extranjeros, en la reunión se presentaron análisis presentes y prospectivos, ofrecidos en primer lugar por el jefe del Departamento Internacional del Comité Central del PCCh, Song Tao, así como por especialistas del Comité Central de Asuntos Financieros y Económicos, de la Academia China de Ciencias Sociales y de la Academia de Investigación Macroeconómica. En otras palabras, se expusieron los objetivos y planes que en la práctica situarán a China como primera potencia mundial en 2025 (cuando concluya el XIV Plan Quinquenal de Desarrollo Económico y Social 2021-2025) o en 2035 (cuando se alcancen los Objetivos a Largo Plazo para 2035).

Con el peso específico que tiene China, la ejecución de estos planes y objetivos brinda más oportunidades para el desarrollo de muchos países. Recordemos que a lo largo de los últimos años no ha sido infrecuente entre diplomáticos y empresarios escuchar la frase que dice que “si a China le va bien, a mi país le irá igual de bien”. Esta simple frase refleja el potencial de beneficio compartido de numerosísimas relaciones bilaterales.

Destacados logros del XIII Plan Quinquenal

La quinta sesión plenaria ha informado que durante la vigencia del XIII Plan Quinquenal (2016-2020) casi 56 millones de pobres de las zonas rurales han abandonado esta condición. En otras palabras, en este tramo final en el combate contra la pobreza se alcanza a los últimos desfavorecidos, lográndose así afirmar que en conjunto han abandonado esta condición más de 900 millones de ciudadanos chinos en los últimos 40 años, logro también reconocido por Naciones Unidas. Estas cifras entroncan con más datos que ha recordado la Sesión: el país cuenta con el sistema de seguridad social más grande del mundo, con un seguro médico base que cubre a más de 1300 millones de personas y con un seguro de pensiones básico que alcanza a casi 1000 millones de habitantes. Paralelamente, la Sesión también informó de que en el último tiempo se crearon más de 60 millones de nuevos puestos de trabajo en ciudades y pueblos, cifra favorable en el contexto de la demografía propia de China y tomando en cuenta el período pospandemia, en el que es la única entre las grandes economías (y entre otras economías) que tendrá un balance de crecimiento económico positivo a fines de 2020.

Otro logro de desarrollo humano constatado por la Sesión Plenaria es el control y prevención de epidemias, que, como es de reconocimiento mundial, ha resultado claramente exitoso en la contención y acorralamiento del COVID-19, así como en el desarrollo de tratamientos y vacunas (acción combinada que denota una preparación ante cualquier epidemia presente o futura a nivel local o mundial). La Sesión define lo anterior como “importantes resultados estratégicos”. En fin, se trata de resultados ampliamente reconocidos que cualquier persona desde cualquier lugar del mundo puede verificar estos días consultando las redes sociales chinas. Constatará en la práctica lo que estos “importantes resultados estratégicos” significan viendo que en China hoy se celebran todo tipo de contactos, reuniones, además de la realización de viajes, y donde el uso de la mascarilla es opcional.

La Sesión también constata los esfuerzos de prevención y control de la contaminación y la significativa mejora del entorno ecológico, que tiene un sentido nacional y también efectos globales. Se constata que la apertura al mundo sigue expandiéndose y la construcción conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta con otros países ha logrado resultados calificados de “fructíferos”. Recordemos en este punto que distintos países europeos y de América Latina (además de otros de diversos continentes) han firmado memorandos de entendimiento con China a lo largo de este reciente quinquenio.

Hacia 2025 y 2035

De cara a futuro, el PCCh establece metas para lograr la modernización socialista de China en 2035. Así, se anuncia que se incrementará considerablemente la fuerza económica y tecnológica y lo que se define como “fuerza nacional integral”, en la que se procurará que el crecimiento económico nivele más el ingreso per cápita de los residentes urbanos y rurales del país. En fin, se proyecta que en 15 años el tamaño del grupo de ciudadanos de ingresos medios se expanda considerablemente y que el PIB per cápita llegue al nivel de los países medianamente desarrollados.

También es pertinente mencionar que se procurará una nueva industrialización en la que gravite más la aplicación de la tecnología informática, la urbanización y la modernización agrícola. Igualmente merece destacarse que se procurará convertir a China en un líder global en innovación y alcanzar decisivos avances en tecnologías fundamentales en áreas clave. Por otro lado, constatando que el nivel de la defensa nacional ha mejorado considerablemente en el último quinquenio, la organización de las Fuerzas Armadas continuará su proceso de modernización.

En cuanto al medio ambiente, los métodos de trabajo y de vida ecológicos se desarrollarán para cubrir todos los ámbitos de la sociedad. Tras alcanzar lo que se denomina como “un auge” ambiental, las emisiones de dióxido de carbono se reducirán progresivamente.

Un apartado especial merece aquel que prevé que el país se fortalezca en los ámbitos de la cultura, la educación, los talentos, los deportes, además de la salud. Y un capítulo relevante aquí será el fortalecimiento de las capacidades culturales blandas de China, una manifestación de lo que en inglés se denomina soft power. Este proceso continuo implica el fortalecimiento de las empresas e industrias culturales del país.

En síntesis, la quinta sesión plenaria del XIX Comité Central del PCCh plantea una senda de desarrollo futuro proyectado desde un presente prometedor. Claro que 2025 y 2035 no están lejos de hoy. A buen entendedor, pocas palabras.

*Augusto Soto es director de Dialogue with China Project.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号