Primera página>Muy recomendado

“Chile no ve en China un colonialismo, sino a un nuevo inversionista”, señala académico chileno

Source:China Hoy Author:MICHAEL ZÁRATE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Felipe Muñoz, subdirector del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, en la Universidad de Beijing. Foto cortesía del entrevistado

La presencia del presidente de Chile, Sebastián Piñera, en el segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, que se realizará a fines de este mes en Beijing, es una muestra de la importancia que China tiene hoy para el país sudamericano, manifestó Felipe Muñoz, subdirector del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile.

En diálogo con China Hoy, Muñoz recordó que para la primera edición del Foro en 2017 estuvo presente la entonces presidenta Michelle Bachelet, representante de una coalición del centroizquierda chileno, en la orilla política opuesta a la del actual presidente Piñera. Por ello, Muñoz consideró que la decisión de Piñera de asistir al Foro en Beijing, y efectuar además una visita de Estado, responde a una política exterior que se mantiene respecto a China, país con el que en 2020 Chile celebrará 50 años de relaciones diplomáticas.

“La visita del presidente Piñera representa, además, el interés que tiene Chile de participar en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y ver cuáles son las opciones sobre todo en el desarrollo de infraestructura, de energía y de inversiones, que son importantes para el país”, declaró Muñoz, quien llegó a la capital china para participar en un seminario organizado por la Universidad de Beijing.

Carreteras tecnológicas

Durante el primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, de mayo de 2017, la presidenta Bachelet puso énfasis en la posibilidad de llevar adelante la instalación de un cable submarino de fibra óptica entre China y Chile. Muñoz destacó las ventajas de implementar tal proyecto, que permitiría no solo tener una mayor independencia tecnológica, sino también una mayor certeza y calidad en la interconexión digital chilena.

“Las revoluciones tecnológicas requieren hoy en día de una infraestructura cada vez mayor para el desarrollo de muchas áreas científicas y tecnológicas, en las cuales Chile tiene mucho que decir”, dijo Muñoz, quien recordó, por ejemplo, la reciente contribución chilena al descubrimiento de la evidencia visual directa de un agujero negro.

“El Internet de las Cosas, la telemedicina, la creación de nuevos servicios, la automatización, todas estas ideas necesitan de infraestructuras distintas a las que tradicionalmente entendemos como carreteras, puertos y ferrocarriles”, dijo Muñoz. “Si bien la infraestructura tradicional sigue siendo muy necesaria, y es para Chile uno de sus puntos centrales en su relación con China y en su incorporación a la Franja y la Ruta, también la interconexión digital, la instalación de un cable de fibra óptica u otras carreteras tecnológicas van a permitir un avance en ciencia y tecnología, que para Chile es fundamental en su proceso de desarrollo”.

En cuanto a la posibilidad de que empresas chinas inviertan en diversos sectores de la economía chilena, Muñoz recordó que gran parte de la infraestructura del país sudamericano está hoy concesionada a capitales nacionales y extranjeros, por lo que en Chile hay un gran ánimo de recibir inversión foránea. Por ello, indicó, si su origen es chino o de otro país no es un mayor problema en Chile, siempre que se cumpla con la regulación nacional y se preserve la capacidad del Estado de poner ciertos límites.

“Yo creo que es en esa óptica que Chile ve la cooperación con China. No ve un signo de colonialismo ni de intromisión en sus asuntos, sino que ve la oportunidad de tener un nuevo inversionista que viene a fortalecer áreas necesarias para el desarrollo del país”, mencionó.

El fenómeno de las frutas frescas

En materia de las exportaciones chilenas a China, si bien el cobre sigue siendo el grueso de los envíos al país asiático, Felipe Muñoz destacó el gran avance que han tenido las frutas frescas chilenas. “Chile ha empezado a aparecer en el imaginario del consumidor chino gracias a que este encuentra vino de muy buena calidad y a buen precio, a que está descubriendo la palta (el aguacate), a que ve cerezas chilenas en los supermercados”, apuntó Muñoz. “Tuve la suerte de estar en China en febrero y ver en los supermercados de Beijing y Shanghai cajas de cerezas chilenas muy apetecidas como regalo de Año Nuevo chino”.

Para Muñoz, lo más interesante en el fenómeno que han significado las cerezas y otras frutas chilenas en China, es que permite apreciar que hay una gran oportunidad de incorporar otros productos chilenos y latinoamericanos en el mercado chino. “El mercado chino es inabarcable para nuestros países en lo individual. De ahí lo importante que es poder salir en lo colectivo y ser capaces de entregar una oferta exportadora conjunta de América Latina”, dijo Muñoz, quien, en ese sentido, destacó que los chinos consuman hoy palta procedente de Chile, México y Perú, países que conforman la Alianza del Pacífico.

Programa de Estudios Chinos

Felipe Muñoz, economista de profesión, llegó también a Beijing para anunciar la creación del Programa de Estudios Chinos de la Universidad de Chile, y explorar la posibilidad de entablar vínculos de cooperación con universidades e instituciones académicas chinas. “Uno de nuestros objetivos es poder tener académicos chinos en Chile, que vayan como profesores visitantes para que puedan compartir su experiencia y visión con nuestros profesores, estudiantes y hacedores de política pública. Y al mismo tiempo ellos puedan también conocer de primera mano lo que está sucediendo en Chile y América Latina”, indicó.

Si bien no es el primer centro de estudios que se abre en Chile, Muñoz resaltó que a diferencia de otros programas, el de la Universidad de Chile abordará el estudio de la China contemporánea y su rol en el sistema internacional, para desde ese punto analizar la relación con América Latina. “Encontramos una brecha de estudios respecto a la China contemporánea, respecto a entender a la sociedad, a la cultura y a la economía de la China de hoy, y cómo esto explica el posicionamiento que tiene China en el sistema internacional”.

Finalmente, Muñoz mencionó que tal vez el mayor enemigo del ser humano es el desconocimiento. “Tenemos miedo del otro porque lo desconocemos, y eso sucede con nuestros vecinos y también con los países. Por eso, la labor de la academia es dar a conocer la ciencia, la tecnología y las ciencias sociales para luchar contra el desconocimiento. Y ese es el objetivo de nuestro Programa de Estudios Chinos”.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号