Primera página>Sociedad

Las extraordinarias viviendas de la etnia tujia

Source:China Hoy Author:GUO ZHIDONG*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Los diaojiaolou son un estilo de construcción tradicional de uso residencial representativo de la etnia tujia en China. Su construcción se ajusta al entorno natural, por lo que las casas son de forma vertical cerca de las montañas. Al tiempo que presta atención a la armonía entre el lado práctico y el estético, al igual que un singular énfasis en la belleza espacial y nivelada, todo el proceso de construcción está alineado con las costumbres de la etnia. Así, las moradas de estilo diaojiaolou, de diversas formas, resaltan entre algunos de los edificios residenciales más destacados de China.

 

La etnia tujia se distribuye principalmente en la zona fronteriza de las provincias de Hunan, Hubei y Guizhou y el municipio de Chongqing, donde se encuentran las montañas Wuling. Entre los elementos más distintivos de su cultura y estilo de vida están las viviendas tradicionales.

8 de noviembre de 2012. Viviendas de palafitos de la etnia tujia en la antigua ciudad de Fenghuang, en la prefectura autónoma de las etnias tujia y miao de Xiangxi, provincia de Hunan.

 

Un estilo arquitectónico

 

Los diaojiaolou forman parte de las antiguas construcciones de estilo vertical en China. Las casas consisten en una estructura de madera o bambú suspendida sobre el suelo mediante estacas. Generalmente tienen dos pisos, con la planta inferior reservada para criar animales domésticos y guardar herramientas, y la planta superior como vivienda para las personas. Esta forma de arquitectura era particularmente común en las antiguas regiones del sur de China. Debido a la abundante lluvia y al clima húmedo, la mayoría de la gente vivía en las laderas de las montañas, por lo que se hacía necesario garantizar la estabilidad de la casa y aislarla del suelo para protegerla contra la humedad, por un lado, y los insectos, las serpientes venenosas y los animales salvajes, por el otro.

 

A través del tiempo, las casas construidas sobre palafitos fueron adoptando una forma distintiva, convirtiéndose en un tipo de residencia de uso común en esta área.

 

Mayoritariamente de madera, las casas están construidas de acuerdo con la topografía montañosa de la zona. El segundo piso generalmente tiene tres cuartos, con una sala central flanqueada simétricamente por dos más pequeñas, llamadas raojian. La sala principal es utilizada para recibir invitados, hacer trabajos manuales y descansar, además de ser el lugar donde toda la familia se reúne para comer. Los otros cuartos sirven como dormitorio o cocina, y pueden estar subdivididos en un espacio delantero y otro trasero. El primero está hecho sobre una cama de ladrillos calefaccionada, mientras que el segundo sirve como zona privada de uso exclusivo para los residentes del hogar. El primer piso se mantiene como un espacio abierto, con columnas de madera para dar soporte a toda la estructura, y es utilizado generalmente como bodega.

 

Las viviendas normalmente miran hacia el este o el oeste. Con un diseño libre y flexible, son construidas de acuerdo con las variaciones topográficas de los valles o las montañas donde se sitúan, en perfecta armonía con el entorno natural. Las formas también son variadas: hay casas donde un lado sobresale, otras donde sobresalen los dos, e incluso algunas con otro piso construido sobra las partes suspendidas. Asimismo, los espacios interiores tienen distintivos diseños, lo cual convierte a cada casa en una vivienda única.

 

Vivienda del estilo de la etnia tujia en Shisanzhai, a 33 km de la zona urbana del distrito de Qianjiang, en Chongqing.

 

Toda la estructura de madera está hecha mediante un sistema de caja y espiga, prescindiendo de cualquier clavo o tornillo. El tallado de las puertas y ventanas está inspirado en un abanico de temas, por lo que es variado y dinámico. Con tejas grises y paredes de madera como fondo, los elementos decorativos reflejan el gusto estético por la sencillez y la elegancia. Además, los artesanos de esta etnia prestan especial atención a las funciones prácticas, así como al significado cultural de las casas, lo que da cuenta de su destreza en la técnica y su creatividad.

 

Para la gente de la etnia tujia, la construcción de viviendas ocupa un lugar central en su vida. Generalmente se escoge un día considerado auspicioso y se le pide al arquitecto principal (llamado zhangmoshi) que escoja de las montañas la madera que será utilizada. Esta proviene del árbol del cielo (Ailanthus altissima) o del tupelo chino (Nyssa sinensis Oliv), cuyos sonidos en mandarín se asemejan a las palabras “primavera” y “descendientes”, respectivamente, por lo que representan una señal de buen augurio.

 

El “robo de vigas”

 

Hay una interesante tradición en torno a la selección de la madera utilizada para las vigas del techo de la sala central de la vivienda. La persona que está por construir su casa generalmente va a la montaña en busca de un árbol recto que se abra en dos ramas. Sin importar quién sea el propietario de dicho árbol, quien lo encuentra lo puede talar en secreto y cortarlo en dos partes, las que se llevará de vuelta. Aquella parte sin cicatrices es la que se utiliza para las vigas. Esta es una costumbre a la cual la gente local llama tou liangmu o “robo de vigas”, aunque, en realidad, no se trata de un robo. Luego de cortar el árbol, se lanzan petardos y se pide a ocho hombres jóvenes que acarreen la madera, lo cual se desarrolla en un ambiente total de jolgorio. En vez de culpar al “ladrón”, el dueño del árbol lo felicita en señal de amistad y le transmite sus buenos deseos. Se trata de un acto dadivoso, visto como una gran contribución para quienes están construyendo su casa.
18 de diciembre de 2018. Construcción de la estructura de madera de las casas de la aldea de Erguanzhai, en la prefectura autónoma de las etnias tujia y miao de Enshi, provincia de Hubei.

 

 

Normalmente los artesanos hacen diseños provenientes del taiji y del bagua (“Ocho Diagramas” que simbolizan el cielo, la tierra, el trueno, el viento, el agua, el fuego, la montaña y el lago), que tienen su origen en la filosofía tradicional china, además de patrones de flores y semillas de loto en las vigas y columnas de madera. Los “Ocho Diagramas” deben hacerse en la viga principal de la sala central de la casa, cuya construcción tarda entre tres a cuatro meses. El día en que se instala la última viga de la casa, se hace una gran celebración, en la que parientes y amigos acuden con regalos, mientras que los dueños proporcionan un suntuoso banquete para entretener a los invitados.

 

El distintivo estilo y las connotaciones culturales de las casas de palafitos de la etnia tujia han sido ampliamente aclamadas. La arquitectura se adhiere a principios estéticos propios de su gente, los cuales reflejan su percepción sobre la vida, la ética, las creencias religiosas y las tradiciones, por lo que son una parte integral de las construcciones residenciales chinas.

 

 
 
*Guo Zhidong es investigador de cultura tradicional del Museo del Patio N.° 93.

 

 
Pengjiazhai

 

Pengjiazhai es un antiguo poblado de residencias de este estilo, ubicado en el distrito de Xuan’en, en la prefectura autónoma de las etnias tujia y miao de Enshi, en la provincia de Hubei. Gracias a su alto valor histórico, artístico y académico, el lugar también ha sido catalogado como “un fósil viviente de la etnia tujia”. Los habitantes que descienden del tronco familiar de apellido Peng tienen una historia que se remonta a más de 400 años, durante los cuales han construido, renovado y vivido en estas casas construidas sobre estacas. Además de la aldea, existe también un museo interactivo y una zona de hospedajes tradicionales con familias locales para que los visitantes puedan conocer de primera mano la arquitectura, las costumbres folclóricas y la cultura propia de los tujia.

Xiaoxi

 

Escondido entre las montañas del suroeste de la prefectura autónoma de Enshi y el curso superior del río Malu, el poblado de Xiaoxi tiene más de 100 casas sobre palafitos, distribuidas en tres zonas a lo largo del afluente. Construidas conforme a la topografía del lugar, las viviendas destacan por su especial belleza. Ello, sumado al magnífico entorno natural, los abundantes recursos ecológicos, el profundo patrimonio cultural y el especial encanto de las etnias tujia y dong, ha granjeado a la aldea la reputación de ser un lugar idílico en tiempos modernos.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号