Primera página>Sociedad

La cooperación entre los medios de China y Brasil

Source:China Hoy Author:YANG TANLI*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

 

Yang Tanli, autora del artículo, ha sido corresponsal del Grupo de Medios de China en Brasil.

 

A principios de este año estalló el COVID-19 en Wuhan, lo que atrajo la atención de los medios de comunicación en todo el mundo. Aunque las principales estaciones de televisión de Brasil no tenían corresponsales en China, a través del canal de noticias del Grupo Bandeirantes, el principal medio de comunicación brasileño, la audiencia local pudo ver varias transmisiones en tiempo real de periodistas chinos, todo en un fluido portugués. De este modo, Bandeirantes se ha convertido en una plataforma importante para conocer la lucha contra el virus en China.

 

Bandeirantes y el Grupo de Medios de China

 

En diciembre de 2010, la Televisión Central de China (CCTV, hoy perteneciente al Grupo de Medios de China) estableció una sede en Brasil, con Sao Paulo como oficina principal, para cubrir las noticias de toda la región latinoamericana. El Grupo Bandeirantes, en ese momento el único medio brasileño con corresponsales en China, envió representantes a la ceremonia de inauguración. Ahí comenzó la interacción entre ambos medios.

 

Cuatro meses después, en abril de 2011, Joao Carlos Saad, presidente del Grupo Bandeirantes, viajó a Beijing para firmar con CCTV un convenio para el intercambio de noticias. Este acuerdo fue renovándose en los siguientes nueve años.

 

En noviembre de 2019, el presidente de China, Xi Jinping, viajó a Brasil para asistir a la reunión de líderes del BRICS. Aprovechando esta oportunidad, el Grupo de Medios de China firmó acuerdos con el Grupo Bandeirantes y el Grupo Globo en materia de intercambio de materiales, compartición de contenidos, producción conjunta de programas, utilización de nuevas tecnologías e intercambio de personal.

 

Un programa elaborado por la sede latinoamericana del Grupo de Medios de China es transmitido en las plataformas del Grupo Bandeirantes en Brasil.

 

Cooperación diversificada

 

En la sede latinoamericana del Grupo de Medios de China, en Sao Paulo, trabajan empleados locales y corresponsales chinos, quienes están familiarizados con la situación de Brasil y hablan portugués, español e inglés. Por un lado, presentan las noticias más impactantes de América Latina a la audiencia china y, por el otro, aprovechan el dominio de esos idiomas para convertirse en un puente por el que los medios de los dos países se comunican y cooperan.

 

De hecho, durante la lucha contra el COVID-19, el público brasileño logró ver los informes elaborados por los reporteros chinos desde el frente de combate en Wuhan y en Beijing gracias a Bandeirantes. Para el contenido con un alto interés, se hace un doblaje en portugués.

 

Los periodistas chinos de la sede latinoamericana del Grupo de Medios de China han sido invitados de honor en los estudios de Bandeirantes para informar diversos aspectos de China y Brasil, así como las “Dos Sesiones” (las reuniones anuales de la Asamblea Popular Nacional y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino) y los encuentros de líderes del BRICS.

 

Los dos medios han coproducido programas sobre el café brasileño y el Año Nuevo chino, en chino y portugués, que han sido transmitidos en sus respectivas plataformas. Periodistas chinos y brasileños aparecieron juntos, lo que fue de gran interés para la audiencia de ambos países.

 

En junio de 2019, Bandeirantes inició un espacio de información sobre China, para lo cual la sede latinoamericana del Grupo de Medios de China decidió apoyar semanalmente con un programa que incluye las noticias más impactantes, las observaciones de los reporteros y documentales sobre China en portugués.
Una corresponsal del Grupo de Medios de China en una transmisión en vivo para el canal de noticias del Grupo Bandeirantes.

 

 

Eliminación de prejuicios y malentendidos

 

Ciertamente, para cualquier medio de comunicación brasileño, establecer una sede en un país asiático genera dificultades en materia de distancia y costos. Además, debido a la gran diferencia en idiomas y culturas, los medios brasileños no han podido mantener una oficina permanente en China.

 

El Grupo Globo, el mayor grupo de medios de comunicación de Brasil, llegó a establecer una sede en Beijing. Sonia Bridi, entonces jefa de esta oficina y una reconocida periodista de investigación, recordó que, por razones técnicas, la sede solo permaneció dos años (2005-2006). El Grupo Bandeirantes tampoco ha podido tener corresponsales en Beijing.

 

La información brasileña sobre China es poca y se limita a traducciones, informaciones y comentarios de los medios de comunicación de Occidente. A pesar de que China se ha mantenido como el principal socio comercial de Brasil, falta todavía un mayor entendimiento entre los ciudadanos de los dos países.

 

En Brasil hubo alguien que preguntó si en China había un sistema de metro, mientras que en China, influenciada por la popularidad de futbolistas como Ronaldo, mucha gente piensa que todos los brasileños son de ascendencia africana. Con el desarrollo constante de las relaciones bilaterales, ambos pueblos necesitan conocerse más ampliamente y ambos medios de comunicación deben fortalecer su cooperación.

 

A medida que ha habido una mayor interacción entre los medios chinos y brasileños, los televidentes brasileños han podido apreciar una China más auténtica y viva. Un ejemplo es el caso del COVID-19. Afectados por la información sesgada de los medios occidentales, muchos brasileños creyeron al inicio que la lucha de China contra el virus era débil. Sin embargo, al ver el canal de noticias de Bandeirantes supieron cómo era la respuesta al COVID-19 y la construcción en 10 días del Hospital Huoshenshan en Wuhan para tratar a pacientes del nuevo coronavirus, lo que ha servido para desmentir una serie de rumores.

 

En los últimos dos años, otros medios de América Latina han buscado establecer una cooperación con los medios chinos, desde el intercambio de noticias hasta la coproducción de programas. Argentina ha coproducido documentales con China; Chile, Colombia y otros países se han interesado en transmitir dibujos animados y teleseries chinos; Cuba espera establecer una cooperación con los medios chinos para crear sitios web de noticias sobre ciencia y tecnología, entre otras iniciativas. Cada vez más medios latinoamericanos han aprovechado los medios chinos como una puerta hacia la información sobre China. La distancia y las diferencias culturales ya no son un obstáculo para la comprensión y la comunicación entre los dos pueblos.

 

 
 
*Yang Tanli ha sido corresponsal del Grupo de Medios de China en Brasil.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号