Primera página>Sociedad

Brasil y la Iniciativa de la Franja y la Ruta

Source:China Hoy Author:XUE LI*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

Tom Dwyer, profesor de sociología de la Universidad Estatal de Campinas.

 

La Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) ha atraído la atención de muchos países de América Latina, convirtiéndose en un tema ampliamente discutido entre académicos chinos y latinoamericanos. En octubre de 2019 tuve la oportunidad de conversar con Tom Dwyer, profesor de sociología de la Universidad Estatal de Campinas, presidente de la Red Brasileña de Estudios de China (RBChina) y expresidente de la Sociedad Brasileña de Sociología, sobre la cooperación entre China y Brasil en torno a la IFR.

 

Xue Li (XL): ¿Cuál cree que es la razón detrás del fomento de la IFR por parte de China?

 

Tom Dwyer (TD): En primer lugar, para poner en marcha las máquinas y equipos que están en desuso. China ha utilizado esta maquinaria para construir muchos ferrocarriles, carreteras y viviendas, pero tiene un excedente. Brasil solía tener capacidades similares, pero ahora China cuenta con mejor capacidad y tecnología en el rubro de la ingeniería, por lo que está buscando nuevas oportunidades para este tipo de proyectos alrededor del mundo. La segunda razón tiene que ver con el acceso a alimentos y energía, que, según creo, es un motivo estratégico más importante que la demanda económica.

 

Muchos análisis señalan que la construcción de la IFR será de gran beneficio para todos los participantes, al igual que para el mundo como un todo. Me sorprendió ver que la IFR también haya hecho su entrada en América Latina. ¿Qué relación tiene la iniciativa con esta región? ¿Promoverá la integración? Los países latinoamericanos tendrán una mayor fuerza si se consolidan juntos, pero hay muchas dificultades. Tomemos como ejemplo los países del Mercosur. Algunos países tienen mercados pequeños y promueven el libre comercio, como Chile. Otros tienen mercados grandes y promueven el proteccionismo, como es el caso de Brasil. Por lo mismo, una botella de vino cuesta cinco dólares en Argentina, pero 20 en Brasil.

 

Brasil tiene la responsabilidad de promover la integración regional latinoamericana, pero nunca ha sentido la urgencia de hacerlo. Siempre ha sido un país poderoso en la región, con una población de 200 millones de habitantes y su propio idioma, además de una buena relación comercial con todos los países de la región, excepto Argentina. Por otro lado, su mirada está puesta en el Atlántico, por lo que le da prioridad a la relación con Europa. La trampa de ingresos medios también hace que Brasil no pueda avanzar en la integración regional. Además, Brasil y Argentina, las dos economías más grandes de la región, aún no han alcanzado un consenso sobre la división del trabajo y la cooperación para promover la integración. En general, los dos países no cuentan con fondos necesarios para impulsar la integración latinoamericana, y están atrapados en sus propios dilemas.

 

XL: ¿Cuáles cree que son las ventajas y desventajas de la IFR?

 

TD: Primero, la IFR es una iniciativa que promueve la paz mundial y supera la influencia de la hegemonía estadounidense. China puede usarla para transformar su crecimiento económico desde el mediano al largo plazo, al ser capaz de fomentar los intercambios e interacciones entre personas y brindar prosperidad a todos los participantes. La IFR incluye múltiples esferas de acción, con la capacidad de beneficiar a todos los habitantes a través de ellas.

 

Sin embargo, esta iniciativa también enfrenta algunos riesgos políticos y ecológicos. Ciertos proyectos de construcción se encuentran en lugares complicados, como, por ejemplo, las tuberías o túneles que se pueden encontrar con el rechazo de las comunidades locales, como le ocurrió a Brasil la vez que intentó construir un ferrocarril en la selva amazónica. Todos estos puntos deben ser considerados.

 

Aun así, para los países que desean desarrollarse, estos son riesgos que hay que asumir. El desarrollo está inevitablemente acompañado de daños al medio ambiente.

 

XL: ¿Sabe usted qué proyectos importantes en Brasil están relacionados con la IFR?

 

TD: No he estudiado específicamente proyectos relacionados con la iniciativa, pero se me ocurren algunas ideas sobre posibles proyectos. Se podría construir un ferrocarril en el sur, que cruce la cordillera de los Andes y Bolivia o Argentina para llegar a Chile, para no tener que atravesar el río Amazonas.

 

La construcción de un ferrocarril transcontinental en América Latina ha sido discutida por más de 100 años. Si un ferrocarril cruzara el río Amazonas, enfrentaría enormes problemas políticos y ecológicos. Ya que la selva amazónica representa la mitad del área de Brasil, y aproximadamente el 10 % del agua dulce del mundo, la construcción a gran escala dentro de ella podría causar problemas ecológicos y también sociales. Por eso, muchos de nuestros planes de energía y carreteras son difíciles de llevar a la práctica.

 

XL: ¿Cree que la IFR contribuye a la mejora o al empeoramiento de la imagen nacional de China?

 

TD: Los Juegos Olímpicos de Beijing mejoraron la imagen de China. Los brasileños descubrieron de repente que China es un país moderno y vieron la tremenda capacidad de organización que tiene el país.

 

Creo que el año 2008 fue decisivo. A partir de 2009, China ha sido el mayor socio comercial de Brasil y un importante destino para la exportación de soja y otros productos brasileños. Hace veinte años, Brasil exportaba productos industriales como maquinaria a China, pero todo eso ha cambiado. Brasil vendía piezas para la construcción de vehículos a Europa, EE. UU. y América Latina, pero China ha reemplazado a Brasil en este sector. Como Brasil no ha logrado un consenso sobre las reformas y no ha podido adaptarse mejor a la competencia mundial, hemos perdido nuestras ventajas originales. Por otro lado, tenemos ciertas ventajas competitivas en la agricultura, pero solo exportamos productos primarios debido a nuestras limitaciones tecnológicas.

 

La IFR ha mejorado efectivamente la imagen nacional de China.

 

20 de diciembre de 2019. China lanza con éxito el Satélite Sino-Brasileño de Recursos Terrestres 04A, en el Centro de Lanzamiento de Satélites de Taiyuan.

 

XL: En su opinión, ¿qué ventajas tiene Brasil cuando coopera con China?

 

TD: He entrevistado a muchos brasileños, el 60 % de los cuales ha vivido en China. Muchos de ellos creen que China es un país serio en comparación con Brasil, por lo que podríamos traer más entretenimiento a China. Se realiza un número considerable de actuaciones musicales brasileñas en China, lo que contribuye a que la cultura brasileña pueda echar raíces aquí.

 

El turismo es un punto a favor que posee Brasil. Los chinos han sabido desde la infancia que el Amazonas es el río más largo del mundo y un destino turístico fantástico. Me encontré con turistas chinos en medio del Amazonas, pero no hablaban portugués, mientras que el guía turístico brasileño no hablaba chino. Brasil podría invertir más tiempo y recursos para desarrollar mejor este proyecto.

 

Necesitamos cultivar la amistad entre los pueblos de los dos países. China tiene algo muy valioso que es la lealtad. Realicé una encuesta en universidades de Brasil y China, y entre los seis valores mencionados, hay cinco que coinciden o son similares. Estas seis palabras fueron: moralidad, honestidad, familia, unidad, igualdad y equidad. La única diferencia fue en la igualdad, tal vez porque China ya es lo suficientemente igualitaria. En Brasil, igualdad significa respeto por el género, la diversidad cultural y los grupos minoritarios.

 

 
 
*Xue Li es investigador del Instituto de Economía y Política Internacional de la Academia China de Ciencias Sociales.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号