Primera página>Sociedad

Sabores de Shanghai

Source: Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Empanadas fritas.

 

Además de ser el centro financiero del país y una metrópoli internacional, Shanghai es famosa por su típica tradición culinaria. A continuación presentamos algunos de sus platillos más representativos.

 

Perca Songjiang al vapor

 

Es uno de los platillos tradicionales más conocidos de Shanghai. Se caracteriza por su delicioso sabor, fina carne y particular técnica culinaria, lo que le ha granjeado la preferencia de numerosos comensales. Cuentan que el emperador Qianlong de la dinastía Qing, después de probarlo durante su inspección por el sur del río Yangtsé, quedó fascinado con su magnífico sabor y lo denominó el pescado número uno de Jiangnan (región al sur del río Yangtsé). Desde entonces, el gobierno de Songjiang lo usó como regalo anual a la corte imperial. Cuando el expresidente estadounidense Richard Nixon visitó Shanghai en 1972, este pescado cocido al vapor fue incluido en el menú autorizado por el entonces primer ministro Zhou Enlai. En 1986, la reina Isabel II del Reino Unido visitó la ciudad, pero como no recordó el nombre del platillo, dijo que quería saborear “el pescado de Nixon”.

 

La perca Songjiang, por su carne fina, también se puede cocer a fuego lento en salsa de soya o preparar como sopa. En cualquier forma de preparación no defrauda a sus fanáticos.

 

Empanadas fritas

 

Son típicas de Shanghai, tienen más de 100 años de historia y poseen una gran fama. El relleno de las empanadas fritas es tradicionalmente de carne de cerdo, aunque ahora también se hace de camarones, carne de cangrejo y pollo. La piel de las empanadas fritas es suave. Se fríen hasta que su base tome un color dorado y quede crujiente. En la parte superior se les agrega sésamo y puerro. Las empanadas fritas recién cocidas huelen muy rico, y al morderlas la boca se llena de un caldo jugoso.

 

Hace más de 100 años, en las casas de té, las empanadas fritas se servían como pasteles. Después, la gente quiso ir más allá y consumirlas como una de las tres comidas diarias. Para satisfacer tal demanda salieron de las casas de té y llegaron a ser “bocadillos callejeros”.

 

Con la creciente demanda, el tamaño de dichas empanadas es cada vez más grande, desde un liang (50 gramos) por cuatro unidades a un liang por unidad. Le añaden más relleno y caldo sabroso. Los que sepan y le den una mordida apurada se pueden quemar con el caldo. Actualmente en Shanghai se pueden encontrar empanadas fritas por todas partes.

 

Pastelillo de Año Nuevo con chuleta

 

Es un bocadillo tradicional y económico de Shanghai con más de 50 años de historia y bien acogido por la gente. Sus ingredientes son chuletas de cerdo y pastelillos de Año Nuevo hechos con arroz glutinoso. Las chuletas deben ser hervidas y fritas primero para que queden doradas con una superficie crujiente y la carne sea tierna y sabrosa. Así que con los pastelillos glutinosos cortados en rebanadas pequeñas y delgadas, los dos ingredientes crean una combinación especial. Se unen la fragancia y los sabores de dulce y poquito picante exquisitos al paladar. Este bocadillo tradicional posee un alto valor nutritivo.

 

El pastelillo de Año Nuevo con chuleta.

 

Xiekehuang

 

Es otro conocido pastel de Shanghai. El nombre se debe a su forma redonda como caparazón de cangrejo y a su color amarillo. Fue creado a principios de la década de 1920, y los de Luochunge y Wuyuanbing son los más famosos.

 

Es una torta hecha de harina y achatada en sus extremos. Sobre ella se pone sésamo. El relleno tiene un sabor dulce y salado. El salado lo aportan las cebolletas, la carne de cerdo, la harina de cangrejo y los camarones; y el dulce, el azúcar, los pétalos de rosa y la pasta de judías azucaradas. A pesar de usar aceite en la preparación, el Xiekehuang no sabe aceitoso sino fragante y crujiente, por lo que es muy bien recibido por los comensales.

 

Xiekehuang.

Preparación del Xiekehuang

 

Ingredientes principales: Harina de trigo (410 gramos), manteca de cerdo o mantequilla (175 gramos)

 

Otros ingredientes: Puerro (200 gramos), sésamo blanco, yema de huevo batida, levadura (1/2 cucharadita), agua, sal (4/5 cucharadita) y pimentón (una cucharadita).

 

Preparación:

 

1.Para el relleno, cortar el puerro en pequeños trozos, añadir sal, pimentón y manteca de cerdo y mezclarlos.

 

2.Poner la levadura en agua tibia y dejarla reposar 10 minutos. Luego, añadir harina, manteca de cerdo y azúcar granulada fina para mezclarlos bien. Amasarlo todo hasta que quede una pasta tersa. Taparla y conservarla en un lugar fresco. Una hora después, cortarla en 20 partes iguales.

 

3. Sacar otras harinas y mezclar bien con aceite para amasar en otra pasta. Cubrirla con una película transparente, ponerla en la refrigeradora por una hora y cortarla en 20 pastas pequeñas de igual tamaño.

 

4. Aplastar las primeras 20 pastas con el rodillo para hacer tortillas, envolver las segundas 20 pastas dentro de estas 20 tortillas correspondientes, y aplastarlas una vez más con el rodillo. Dejar en reposo 15 minutos.

 

5. 15 minutos después, aplastarlas una vez más, y repetirlo dos veces más.

 

6. Aplastar estas 20 pastas bien reposadas en 20 tortillas redondas, y agregar el relleno preparado en ellas para hacer bolas con relleno.

 

7. Mojar la superficie de cada una con yema de huevo y rociar sésamo blanco.

 

8. Cuando la temperatura del horno llegue a 190 grados, poner las bolas por unos 25 minutos hasta que la superficie de cada una esté dorada.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号