Primera página>Sociedad

Resultados iniciales de la “revolución de los baños” en China

2018-11-20 16:04:00 Source:China Hoy Author:VERENA MENZEL
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

  Las personas van todos los días allí, donde, según las estadísticas, pasarán casi tres años de su vida, pero no hablan de ello. A lo que me estoy refiriendo es el baño.

  Por lo tanto, cuando hace tres años el presidente de China, Xi Jinping, abogó por promover la “revolución de los baños” en todo el país, no sorprendió que los medios respondieran con entusiasmo. En abril de 2015, el presidente chino dio importantes instrucciones en esta materia, enfatizando que comprenderlo es muy pragmático para mejorar la calidad del turismo. Desde entonces, la Administración Nacional de Turismo lanzó un plan de acción para la construcción y renovación de las instalaciones sanitarias existentes durante tres años. En marzo de este año, el primer ministro Li Keqiang también hizo hincapié en la promoción de la “revolución de los baños” en su Informe sobre la Labor del Gobierno.

  De acuerdo con el primer plan de tres años, se construirán y renovarán 57.000 retretes en el país, sobre todo en los lugares más concurridos por turistas. El objetivo no es solo proporcionar una amplia gama de baños de uso gratuito, sino también eliminar su mal olor. Además, se exige mejorar la eficiencia de la gestión de las instalaciones sanitarias.

  Tanto el presidente como el primer ministro están preocupados por este asunto. Entonces, ¿cuáles son las razones detrás de esto?

  Choque cultural en el baño

  Vine por primera vez a China en 2006. Antes de partir, leí la advertencia previa en mi guía china: las instalaciones y el saneamiento de los retretes chinos no son lo suficientemente buenos para los turistas occidentales. El libro también recordaba amablemente que los baños de los hoteles con estrellas y de grandes restaurantes debían usarse siempre que fuera posible. Además, los visitantes debían llevar un paquete de toallas de papel, porque no todos los retretes en China estaban equipados con papel higiénico. Por eso, antes de empezar el viaje, puse una botella grande de desinfectante en mi bolsa, además de toallas de papel.

  De hecho, hoy todavía tengo en mi memoria los recuerdos desagradables de ir a los baños públicos en China. En los años en los que estudié allá, cada vez que mis familiares y amigos venían a visitarme, les aconsejaba que debían traer toallas de papel cuando salían. Estas fueron cosas de hace unos años. La situación ha cambiado.

  La importancia de un baño pequeño

  ¿Es realmente necesario exagerar la situación del baño y su renovación? La respuesta es sí.

  Porque según las encuestas de las Naciones Unidas, las letrinas sucias y la diarrea resultante son la principal causa de la mortalidad infantil. Sus estadísticas muestran que hay 1000 millones de personas en el mundo (más del 15 % de la población total) que no tienen las condiciones para ir al baño. Más aún, 4500 millones de personas, o el 60 % de la población mundial, no poseen baño en casa o no tienen la posibilidad de usarlo.

  Al respecto, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por unanimidad una resolución en julio de 2013 para establecer el 19 de noviembre como el Día Mundial del Inodoro. Desde entonces, a escala mundial, se aprovecha esta oportunidad para luchar por equipos sanitarios limpios y movilizar a personalidades en los círculos políticos y económicos para abordar este problema.

  La letrina, a menudo pasada por alto, reviste una gran importancia, la que ha sido reconocida por el Gobierno chino. En 2015 se celebró una conferencia nacional sobre baños turísticos públicos, en la que expertos y dirigentes de todo el país intercambiaron sus experiencias y definieron las prioridades en este aspecto.

  La conferencia sobre la “revolución de los baños” se llevó a cabo del 23 al 24 de febrero de este año en el distrito de Zhengding, provincia de Hebei. Hubo razones especiales que llevaron a elegir Zhengding como sede de esta reunión, pues tiene muchos lugares de interés y es popular entre los turistas, además de ser un distrito modelo para la “revolución de los baños” en todo el país. Con este fin visitamos este lugar demostrativo, a 270 km de Beijing.

  Un servicio de hospitalidad

  En el centro del distrito de Zhengding, con una población de 470.000 habitantes, se encuentra una antigua muralla que es el lugar favorito de los turistas y el punto de partida para muchas rutas turísticas. Desde esta se puede disfrutar la vista de las antiguas pagodas y los hermosos templos de la ciudad.

  Al pie de la muralla, hay un edificio sorprendente por un estilo arquitectónico similar al de las antiguas fortificaciones. Parece otro edificio antiguo, pero en realidad es un baño público. En el vestíbulo con plantas ornamentales frondosas se colocan bancos acolchados para que las personas descansen. Además hay una máquina para limpiar los zapatos, una balanza y una máquina de bebidas. Incluso se ofrece cargadores de teléfonos móviles y acceso inalámbrico a Internet. Gracias a un dispensador de agua caliente, los visitantes también pueden hacer té. Llegar aquí parece entrar en un salón, sin sentirse en el vestíbulo de un baño público.

  Liu Ruichen, responsable de gestión urbana de Zhengding, dijo: “Las condiciones del baño, a primera vista, solo están relacionadas con algunos detalles insignificantes. Sin embargo, refleja el nivel de civilización de una ciudad”.

  El que el distrito de Zhengding preste mucha atención a la “revolución de los baños”, Liu lo atribuye a dos razones: “En primer lugar, queremos mejorar el comportamiento de las personas en los baños públicos. En segundo lugar, buscamos elevar la calidad de nuestros sitios de interés. Los resultados de nuestro desarrollo turístico también se deben demostrar en los inodoros”.

  Gao Min, directora de Comunicación del Comité Distrital del Partido Comunista de China (PCCh) de Zhengding, enfatizó que mejorar los baños tiene un significado más profundo. Opinó que la “revolución de los baños” también es una en el modo de vida de las personas. Renovar y mejorar los baños públicos es un trabajo integral que afecta directamente los estilos de vida, y que ayuda a promover el desarrollo de otros sectores.

  El enfoque humano

  Desde el inicio de la “revolución de los baños” se han construido 625 aseos públicos en el distrito de Zhengding. Los visitantes no solo pueden usar los retretes en diversos lugares turísticos, sino también los de las entidades e instituciones gubernamentales abiertos al público. Por lo tanto, incluso en las horas pico como los fines de semana y días festivos, cuando los turistas llegan a 100.000, en Zhengding no hay cola para entrar al baño.

  Al mismo tiempo de lograr éxitos en el aumento de la cobertura de baños públicos, el distrito es particularmente famoso por su enfoque en los servicios humanos. Zhu Zhihui, subdirector de la Cultura y Turismo, destacó: “Para nosotros, el lavabo es una instalación de servicio y debe satisfacer mejor las necesidades de la gente. Por lo tanto, nos esforzamos por que el servicio sea más humano”.

  “Para cumplir este objetivo, la clave consiste en gestionar de manera efectiva las instalaciones, y definir claramente las responsabilidades. Hemos capacitado especialmente al personal de limpieza y elaborado un plan específico para garantizar el suministro de jabón y papel higiénico disponibles cuando haya muchas personas”, subrayó Zhu.

  Además, el distrito de Zhengding hace un uso completo de Internet, permitiendo encontrar todos los baños públicos a través de la navegación de Baidu y llegar directamente al destino mediante el GPS.

  La instalación más representativa de servicio humanizado es un baño para discapacitados construido de acuerdo con las normas. Mientras otras áreas empiezan a instalar solo retretes para discapacitados, todos los lavabos públicos de Zhengding poseen un cuarto de baño para personas discapacitadas. Este tipo de inodoro está diseñado especialmente para personas que necesitan estar acompañadas.

  Zhu Zhihui explicó: “Algunos niños o gente mayor necesitan la ayuda de sus parientes cuando van al baño. Por ejemplo, cuando una hija pequeña quiere hacerlo, el padre resuelve el dilema de llevarla al de mujeres o al de hombres”.

  Planificación con una visión de conjunto

  El guía local Zhang Yongbo ha atestiguado personalmente la mejora de las condiciones de la letrina en los últimos años, y confirmó que estos cambios han sido respaldados por los visitantes. “Muchos turistas extranjeros, provenientes principalmente de Corea del Sur y Japón, han expresado sus satisfacciones al respecto”.

  En un distrito, la actualización de las instalaciones de saneamiento realizada en pocos años es sobre todo atribuible a su inclusión en la planificación general por parte del gobierno local.

  Tian Defeng, funcionario de la oficina de información del Comité Provincial de Hebei del PCCh, explicó que si se desea cambiar algo, primero se deben crear las condiciones necesarias. Por ejemplo, el gobierno distrital toma la decisión de responder simultáneamente a los desafíos en diferentes terrenos de áreas públicas, mientras que el gobierno municipal ofrece aparcamientos gratuitos en todo el distrito para resolver el problema del estacionamiento en la calle y mejorar el orden del tráfico vial.

  Además, los departamentos pertinentes de Zhengding han aumentado el número de personal de limpieza, imponiendo sanciones por tirar basura. Gracias a ello, las calles y los parques del distrito se ven limpios y hermosos.

  Un responsable local manifestó: “Es muy importante dar un buen comienzo y luego seguir adelante. Mejorar el comportamiento en el área pública es un proceso de aprendizaje, con el fin de que las calles se mantengan limpias y que las personas se controlen a sí mismas y no tiren cigarrillos y basuras a su antojo”.

  La “revolución de los baños” en China ha logrado resultados gratificantes en todo el país. En octubre del año pasado, según estadísticas iniciales del Gobierno, entre 2015 y 2017, el país renovó, reconstruyó y construyó 70.000 retretes, un aumento del 22,8 % con respecto al plan original.

  Ahora, el plan de acción se extenderá gradualmente de los sitios de interés a otras áreas, y de las ciudades al campo. Las autoridades nacionales de turismo han anunciado que para 2020, se renovarán al menos 64.000 retretes.

  En el futuro, la advertencia en el excusado chino de la guía alemana se convertirá en un “obsoleto calendario”. Mi consejo personal para los visitantes ya no es aplicable. En los últimos años, China ha trabajado mucho para mejorar las condiciones de las instalaciones sanitarias. En un futuro próximo, será posible publicar una guía que presente los baños más peculiares y admirables en China. En este sentido, podemos llevar muchas expectativas.

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号