Primera página>Turismo

Chengdu, capital de la abundancia

2018-09-04 10:05:00 Source:China Hoy Author:NUESTRA REDACCIÓN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Chengdu, situada en la parte central de la llanura homónima en el suroeste de China, es la capital de la provincia de Sichuan, una ciudad con más de 2300 años de historia. Su nombre y ubicación geográfica no han cambiado desde su fundación. Posee ricos recursos naturales y una desarrollada producción agrícola. Desde la antigüedad, se le conoce como la “tierra de la abundancia”. Los primeros billetes del mundo, conocidos como Jiaozi, surgieron en dicha ciudad. Su agradable clima y sus riquezas la convierten en un referente para el descanso y la diversión. Chengdu es como un sofá blando, que involuntariamente nos invita a caer entre sus brazos.

 

El proyecto de conservación de agua más antiguo

 

El río Minjiang es el recurso hídrico más importante en la llanura de Chengdu. Como afluente de los tramos superiores del río Yangtsé, fluye hacia el sur por el lado oeste de la llanura, desde la sierra Minshan hasta dicho río. Su estuario es el punto límite entre los cursos medio y superior del Yangtsé. Posee un gran flujo de agua y un caudal rápido. Cada vez que ocurren inundaciones en primavera y verano, el río fluye hacia la llanura de Chengdu, que se convierte en un vasto océano. En la estación seca se queda sin agua. Las inundaciones a largo plazo limitan la producción agrícola local y son el mayor obstáculo para el desarrollo económico.

 

Ante tales circunstancias, en el año 256 a. C. el gobernador de la prefectura, Li Bing, dirigió durante 8 años a su pueblo en la construcción del inmortal proyecto de irrigación de Dujiangyan. Desde entonces, los miles de kilómetros de la llanura de Chengdu se convirtieron en una verdadera tierra de la abundancia, donde “los humanos tienen el control del agua y la sequía, y dejaron de pasar hambre”. Lo mejor de Dujiangyan es que ha desempeñado su papel durante más de 2000 años. Es el único proyecto de conservación de agua del mundo antiguo que se mantiene en operación en el mundo.

 

En el año 2000, debido a su larga historia, gran escala, diseño, gestión científica, integración armoniosa con el medioambiente y aporte científico, el proyecto de conservación de agua de Dujiangyan fue reconocido como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

8 de mayo de 2018. Puente sur de Dujiangyan. VCG

Área escénica de la Montaña Qingcheng

 

Se encuentra a 10 km al suroeste de la Presa de Dujiangyan. Como uno de los lugares de nacimiento del taoísmo chino, es una de las montañas famosas de dicha fe. También es una atracción turística nacional de nivel 5A. Su bosque se mantiene verde las cuatro estaciones, por lo que la montaña es conocida como la “Tranquila Qingcheng del Mundo”. Posee muchas reliquias culturales y sitios históricos, como el templo Jianfu, el templo Tianshi, la cueva Chaoyang, el Salón del Patriarca y el templo Shangqing.

 

Transporte: Hay un autobús directo desde el aeropuerto Shuangliu de Chengdu.

Capital del Reino de Shu

 

Chengdu fue la capital del Reino de Shu establecido por Liu Bei en el año 221. Este período de la historia fue interpretado posteriormente en la famosa novela Romance de los Tres Reinos, una de las cuatro obras clásicas de la literatura china.

 

El Período de los Tres Reinos surgió tras la caída de la dinastía Han del Este (25-220). Con un gobierno central débil, los príncipes locales compitieron entre sí, formando los reinos de Wei, Shu y Wu. Después de establecer el Reino de Shu en Yunnan, Sichuan, Guizhou y otras regiones del suroeste, Liu Bei desarrolló la agricultura, la artesanía y también estableció el cargo de Jinguan, especializado en la gestión de la industria de la seda, por lo que el brocado de Sichuan, producido en el lugar, se hizo famoso en todo el país.

 

La riqueza de materiales y la prosperidad de la industria artesanal proporcionaron una buena base para la economía local, lo que mejoró los intercambios de mercancías en la región suroeste, superando a las Planicies Centrales. En una era de guerras frecuentes, la economía social en la región suroccidental no llegó a sufrir grandes daños y el centro de Sichuan alcanzó mayores progresos. Con el paso de los siglos, Chengdu llegó a convertirse en una gran ciudad del mismo nivel que Chang’an (la actual Xi’an) y Luoyang. El billete más antiguo del mundo, el Jiaozi, fue creado en Chengdu y estaba relacionado directamente con el elevado desarrollo de la economía mercantil.

 

El Periodo de los Tres Reinos dejó demasiadas huellas en Chengdu. Sus vestigios todavía se pueden encontrar en calles y callejones. La gente de esa ciudad está dispuesta a contar la historia de su auge y caída. Al caminar por sus calles, se puede sentir la espesa atmósfera de los Tres Reinos, en un puente de piedra o en un antiguo camino.

 

El templo de Wuhou

 

Ubicado en la calle Wuhouci del distrito de Wuhou, recibió su nombre después de que Zhuge Liang fuera nombrado “marqués Wuxiang”. En el momento de su construcción, estaba adyacente al templo de Liu Bei, y las generaciones posteriores los fusionaron hasta convertirlo en el único de su tipo en China. Era el sitio conmemorativo en honor a Zhuge Liang, Liu Bei y otros héroes del Reino de Shu. Actualmente cubre un área de 1,5 km² y consta de tres partes: el Área de Reliquias Históricas de los Tres Reinos, la Zona de Experimentación Cultural de los Tres Reinos y el Área Folclórica de Jinli. El edificio principal es el templo de Wuhou. Los edificios están dispuestos en un eje central de sur a norte.

 

Transporte: Autobuses n.° 1, 57 y 82 hasta la parada Wuhouci.

El templo de Wuhou, punto de referencia en Chengdu. VCG

 

 
La tierra de los pandas gigantes

 

En la primavera de 1869, un cura francés que predicaba en Sichuan capturó un extraño animal al que por sus colores llamó “oso blanco y negro”. Lamentablemente, mientras lo transportaba a Francia, el hermoso animal no pudo resistir el cambio de clima y murió. El cura mantuvo la piel del “oso blanco y negro” y la envió al Museo Nacional de París. Ese fue el primer espécimen de panda gigante conocido en el mundo.

 

Sin embargo, los fósiles muestran que los ancestros del panda gigante aparecieron hace 2 o 3 millones de años. Su hábitat cubría el este y el sur de China. En la mayoría de las áreas, los animales del mismo período se fueron extinguiendo, pero el panda gigante ha sobrevivido y mantiene sus características originales, por lo que es conocido también como “fósil viviente” y tiene una alta importancia científica. Hoy en día, su distribución está muy limitada a las montañas Qinling de Shaanxi y al área montañosa de Minshan, en la frontera entre Sichuan y Gansu. Sichuan es actualmente el lugar más adecuado para la vida de los pandas gigantes.

 

En la década de 1980 hubo una carencia de bambúes silvestres en algunas zonas de la provincia de Sichuan, lo que afectó seriamente la fuente de alimentación de los pandas gigantes. Algunos fueron rescatados y trasladados al Zoológico de Chengdu. Con la intención de protegerlos, se estableció en 1987 la Base de Investigación y Crianza de Pandas Gigantes de Chengdu, la cual se ha encargado de investigar a dicha especie y de mejorar su nivel de reproducción. En la actualidad, la base está abierta a los turistas. Su construcción simula por completo el entorno de vida silvestre del panda salvaje, con lagos, arroyos, bosques de bambú y césped.

La Base de Investigación y Crianza de Pandas Gigantes de Chengdu

 

Ubicada en la avenida Xiongmao n.° 1375, en el distrito de Chenghua de la ciudad de Chengdu (a 15 km del centro urbano), no solo es un instituto de investigación, sino también un parque ecológico que simula el hábitat salvaje de los pandas gigantes. En la base hay también pequeños pandas. Allí viven en libertad y los turistas a menudo pueden “atraparlos” al borde de la carretera.

 

Transporte: Autobús n.° 198 desde la ciudad, o un autobús directo desde la estación de trenes, el aeropuerto y otros lugares.

La vida sosegada de Chengdu

 

Para la mayoría de los habitantes de Chengdu, la vida natural y tranquila es el objetivo que los urbanitas deben perseguir. En Chengdu es fácil. La ciudad, conocida por su vida cómoda y sosegada, tiene una atmósfera relajada que está impregnada en sus calles, donde se bebe té, se juega mahjong y se escuchan historias.

 

Muchos de esos lugares de ocio y entretenimiento están abiertos para el disfrute de los turistas. Las casas de té son los sitios tradicionales que mejor reflejan el relajado ritmo de vida de la ciudad. Un sillón de bambú y un juego de té con tres piezas, una bandeja de té, un cuenco de porcelana y cubiertos de porcelana son el reflejo del exquisito sabor antiguo de Chengdu.

 

Además de beber té, a la gente de Chengdu le encanta comer. Para algunos, el nombre de la ciudad es sinónimo de gastronomía. De hecho, la de Sichuan es una de las cuatro principales cocinas de China, y su fuerte influencia ha penetrado en cada rincón del país. Aunque es famosa por su picante, también ofrece un centenar de platos que no contienen ese sabor. Los aderezos más famosos tienen sabor a pescado, picante, pimienta y salsa de sésamo.

23 de marzo de 2018. Una concurrida casa de té en el Parque del Pueblo en Chengdu. VCG

 

 

La cocina de estilo Shanghebang, en la zona de Chengdu, se caracteriza por su afinidad, su sabor intenso y relativamente ligero y sus muchos platos tradicionales. Es la cocina más difundida de Sichuan. Entre los platos famosos figuran la col hervida, el tofu salteado en salsa picante, el pollo Kung Pao, la carne en rodajas con arroz crujiente y el cerdo en salsa de ajo. En los últimos años vienen siendo muy apreciados el cangrejo picante de la cocina de Sichuan de estilo Shanghebang y el calamar en escabeche, entre otros mariscos y productos frescos del río. Los tentempiés de Sichuan tienen su base en el estilo Shanghebang, como la gelatina de frijoles, el pudin de tofu, los fideos de Sichuan, las salchichas de Sichuan, el pollo en salsa, el tangyuan de Lai (bola de masa Lai), el wantán con aceite picante rojo, los ravioles de campana, entre otros. No es una exageración decir que en Chengdu se pueden comer bocadillos distintos cada vez durante más de diez días.

 

En 2010, la Unesco aprobó la inclusión de Chengdu en la red de ciudades creativas y le otorgó el título de “Capital de la gastronomía”.

Museo de la Gastronomía de Sichuan

 

Ubicado en la parte antigua de la ciudad, en el distrito de Pidu, es un museo temático. Cuenta los orígenes históricos de la cocina de Sichuan, los diferentes estilos, las técnicas culinarias, el uso de utensilios, etc. Explica las mejores características de la cocina de Sichuan y la historia de su famosa calle de restaurantes. Posee una colección con una gran riqueza de contenido que, además de conocimientos, también es muy deliciosa. Hay una zona en el museo en la que se pueden degustar docenas de aperitivos típicos.

 

Transporte: Autobuses n.° 727 o 705.

 

Kuanzhaixiangzi

 

Cerca de la calle de Changshun, en el distrito de Qingyang, la calle Kuanzhaixiangzi está conformada por Kuanxiangzi (callejón ancho), Zhaixiangzi (estrecho) y Jingxiangzi (pozo), dispuestos en paralelo. Todos poseen patios de ladrillos antiguos. Se trata de una calle antigua bien conservada de la dinastía Qing. Junto con el templo Daci y el templo Wenshu, son conocidos como los tres bloques de protección de las zonas históricas y culturales de Chengdu. La calle Kuanxiangzi es un área que reproduce el relajado estilo de vida del viejo Chengdu. Los turistas y los jóvenes literatos y artistas disfrutan aquí sus tardes y sienten el lento pasar del tiempo.

 

Transporte: Línea 4 del metro hasta la estación de Kuanzhaixiangzi.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号