Primera página>Economía

La inversión extranjera en medio de las fricciones con EE. UU.

Source:China Hoy Author:SU QINGYI y WANG RUIYA*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

Las fricciones comerciales con Estados Unidos han generado una serie de preocupaciones en cuanto a la situación macroeconómica de China, a posibles restricciones a firmas estadounidenses, entre otras. Sin embargo, las cifras a partir de 2018, en medio de una desaceleración de la inversión extranjera directa (IED), muestran que la IED en China todavía se encuentra en crecimiento, lo que refuta la idea de que las empresas extranjeras se están retirando del mercado chino a medida que Estados Unidos aplica más aranceles a los productos chinos.

 

Contrarrestando la tendencia

 

A diferencia de una desaceleración de la IED en todo el mundo, la IED en China aumenta y muestra como tendencia la concentración en industrias de alta tecnología.

 

Entre enero y junio de este año, la economía china creció un 6,3 % en comparación con el mismo período de 2018 y atrajo 478.330 millones de yuanes en IED, un aumento del 7,2 % respecto al año anterior. Asimismo, se crearon 20.131 empresas con fondos extranjeros.

 

En cuanto a las fuentes de la IED, la inversión de Corea del Sur, Singapur, Japón y Alemania aumentó un 63,8 %, 10,5 %, 13,1 % y 81,3 %, respectivamente. Por su parte, la IED de la Unión Europea, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA) y los países a lo largo de la Franja y la Ruta se incrementó un 22,5 %, 7,2 % y 8,5 %, respectivamente.

 

La IED acumulada y las cifras mensuales de la figura 1 muestran que lo hecho por Estados Unidos a China entre 2017 y 2019 no ha tenido un impacto significativo en cuanto al flujo de la utilización real del capital extranjero. La figura 2 indica que, a pesar de una caída en 2017, la reserva de la IED tuvo incluso una tendencia de crecimiento en 2018, cuando la relación entre los dos países pasaba por momentos tensos. Por lo tanto, las fricciones comerciales con Estados Unidos han tenido un impacto limitado en la IED en China.

 

La IED en servicios y fabricación de alta tecnología está creciendo a un ritmo más rápido. Desde la perspectiva de las tres estructuras industriales, la mayoría de la IED se concentra en la industria terciaria. Según la clasificación de los sectores económicos nacionales, la manufactura atrae una mayor IED. Esto también indica que China sigue siendo la más preciada “fábrica del mundo” y el “mercado global” con el mayor potencial.

 

La figura 3 indica que las inversiones estadounidenses en China han disminuido ligeramente en los últimos años, aunque hubo una tendencia moderadamente ascendente en los primeros cinco meses de 2017.

 

El atractivo de China para la inversión extranjera

 

En medio de la disputa comercial con Estados Unidos, China ha aplicado una serie de medidas y creado un entorno empresarial propicio y estable para los inversores extranjeros, con el fin de incrementar la IED en el país.

 

En primer lugar, China ha persistido en su política de apertura y ampliación del acceso al mercado. En segundo lugar, ha mejorado la estructura de las inversiones extranjeras al ampliar los sectores en los que se puede invertir, al estimular la inversión en alta y nueva tecnología, al alentar su ingreso en el sector servicios y al apoyar a las regiones del centro y oeste del país a emprender industrias con inversión extranjera. En tercer lugar, ha acelerado la apertura del sector financiero, con el fin de incrementar sus negocios en China y mejorar su servicio. Finalmente, en cuarto lugar, China ha prestado mucha atención a la protección de los derechos de propiedad intelectual y a la mejora de su entorno empresarial.
10 de septiembre de 2019. Inauguración en Beijing del Diálogo de CEO de Estados Unidos y China, patrocinado por el Centro para los Intercambios Económicos Internacionales de China y la Cámara de Comercio de EE. UU. VCG

 

 

Impacto del entorno exterior

 

El impacto del entorno exterior en China se puede dividir en aspectos directos e indirectos.

 

En cuanto a los primeros, debido a la ambigüedad de la parte estadounidense en las conversaciones con China y a las constantes alteraciones en políticas arancelarias, el impacto de las disputas comerciales sobre la economía china y la IED en China está disminuyendo. Desde marzo de 2018 hasta el 24 de agosto de este año, las disputas comerciales entre China y Estados Unidos han pasado por situaciones inciertas. Más allá del reciente anuncio de la parte estadounidense de un arancel adicional del 10 % a las importaciones chinas valorizado en 300.000 millones de dólares y de otro arancel por un valor de 550.000 millones de dólares, Trump se refirió a la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional para ordenar a las compañías estadounidenses a retirarse de China. De hecho, la ambigüedad de Estados Unidos ha llevado a los inversores transfronterizos a darse cuenta de que las tensiones comerciales no se aplacarán a corto plazo, sino que continuarán aumentando. Por ello, los inversores, incluidos los estadounidenses, son ya menos sensibles a la escalada de las fricciones comerciales y al aumento de los aranceles. Los aranceles adicionales de Estados Unidos no tendrán un impacto real en la llegada de inversiones extranjeras a China.

 

El 23 de agosto pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, a través de su cuenta en Twitter, ordenó a las compañías estadounidenses que comiencen a buscar de inmediato una alternativa a China, lo que incluía llevar sus compañías a Estados Unidos y fabricar sus productos allá. Esta idea enfrenta obstáculos tanto corporativos como de procedimiento.

 

La Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional puede ser invocada en respuesta ante una emergencia legítima, pero no ante ningún otro propósito. Teniendo en cuenta sanciones previas, las situaciones de emergencia generalmente corresponden a situaciones de guerra, violencia extrema, terrorismo o crímenes transnacionales. Su aplicación no debe usarse para amenazar a otros países. Además, el presidente Trump debería intercambiar opiniones con el Congreso antes y durante la promulgación de la ley.

 

Los principales medios de comunicación del mundo, la comunidad académica y la sociedad estadounidense han expresado sus cuestionamientos ante tal decisión. Las compañías multinacionales asignan recursos en todo el mundo de acuerdo con las reglas de la economía de mercado. Lo hecho por Trump va en contra de las leyes económicas. Los principales medios de comunicación creen que Estados Unidos pisotea las normas internacionales de comercio, amenaza la cadena industrial y suministro global, y contribuye a empeorar el comercio internacional y el crecimiento económico mundial.

 

Myron Brilliant, vicepresidente ejecutivo y jefe de asuntos internacionales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, ha manifestado que el deterioro de las relaciones con China no era lo que su organización quería.

 

Medios de comunicación como The New York Times y The Washington Post han señalado que lo hecho por Trump ha sido solo escalar las fricciones comerciales. El círculo de negocios de Estados Unidos también ha criticado al presidente, mientras que la Federación Nacional de Minoristas, la Asociación Americana de Ropa y Calzado y la Asociación de Comercio Agrícola han publicado declaraciones en las que advierten que las víctimas finales de las crecientes fricciones comerciales con China serán las empresas y los consumidores de EE. UU.

 

China podría mantenerse bien si las empresas estadounidenses deciden retirarse. China ha dejado en claro su posición en las conversaciones comerciales y se ha preparado bien para un probable agravamiento de la relación comercial bilateral.

 

Un impacto indirecto de las fricciones comerciales es la inestabilidad política y económica a nivel mundial, la cual incita, en cierta medida, a los inversores extranjeros a mirar hacia China. Más allá de las tensiones comerciales, Estados Unidos ha expresado sus diferencias en materia comercial con sus aliados tradicionales. Tanto la industria automotriz alemana como el fabricante británico Rolls-Royce fueron excluidos del mercado estadounidense al ser acusados de representar una amenaza a la seguridad nacional, mientras que la industria japonesa de construcción naval y fabricación de automóviles ha sido también investigada por las autoridades estadounidenses.

 

Frente a la política proteccionista de Estados Unidos, las empresas no tienen más remedio que buscar otros destinos de inversión. Con una cadena industrial completa, una serie de políticas a favor de la apertura y el mejoramiento de su entorno empresarial, China se ha convertido en la mejor opción. La empresa británica Rolls-Royce, una de las tres principales compañías de ingeniería del mundo, ha anunciado que lanzará una línea de producción para motores de avión en Tianjin y otras ciudades chinas en asociación con Aero Engine Corporation of China. Su inversión en China ha ascendido a más de 10.000 millones de libras esterlinas, la mayor IED del Reino Unido en los últimos diez años. Airbus también ha manifestado su objetivo de organizar una base de I+D en China, a fin de satisfacer la gran demanda china en materia de transbordadores especiales.

 

En un futuro, el mejoramiento del entorno empresarial, la mayor protección de la propiedad intelectual y la mejor capacidad en recursos humanos harán que más empresas extranjeras busquen establecer lazos de cooperación tecnológica con China y fijar sus sedes y centros de I+D en nuestro país. La IED en China irá pasando de la industria manufacturera al sector servicios y del procesamiento de gama baja a la fabricación avanzada. La proporción de IED proveniente de las economías desarrolladas aumentará y China generará una mayor demanda para atraer la IED. La tendencia se ha vuelto visible desde el fuerte aumento de la IED en 2018.

 

 
 
*Su Qingyi es subdirector e investigador asociado del Departamento de Comercio Internacional del Instituto de Economía y Política Mundial de la Academia China de Ciencias Sociales.

 

Wang Ruiya es estudiante de maestría en economía aplicada en la Universidad de Shanghai.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号