Primera página>Economía

Una mejor cooperación en infraestructura

Source: Author:AN XINZHU
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
La cooperación sino-latinoamericana en infraestructura se complementa y tiene gran potencial. América Latina y el Caribe (ALC) es actualmente el segundo destino de las inversiones chinas y el tercer mercado de contratación de obras en el exterior. A medida que crecen la inversión y el comercio bilaterales, ambas partes van ampliando la cooperación en infraestructura, la cual ha entrado en una etapa de alta calidad.

 

Mayor impulso bilateral

 

Impulsar una alta calidad en la cooperación en infraestructura fue el tema principal del V Foro de Cooperación en Infraestructura China-América Latina y el Caribe, realizado el 30 y 31 de mayo y en el cual participaron 11 invitados de nivel ministerial provenientes de dicha región, junto con representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Comercio de China, así como de instituciones financieras, cámaras empresariales y compañías.

 

ALC ha llegado a ser la segunda área en donde se concentran más empresas chinas en el exterior, solo por detrás de Asia. Según cifras del Ministerio de Comercio, en dicha región hay más de 2200 firmas chinas y el volumen total de inversión ha sobrepasado los 380.000 millones de dólares, ocupando una quinta parte del total de la inversión china en el exterior. En materia de contratación de obras, en los últimos años se viene impulsando en los países latinoamericanos y caribeños la actualización industrial e incrementando la inversión en infraestructura. Hasta finales de 2018, la suma del valor de los contratos firmados por empresas chinas en dicha región había sobrepasado los 180.000 millones de dólares, en terrenos como los de electricidad, vías férreas, carreteras, puertos, comunicación, viviendas, entre otros.

 

Julio César Angel Mejía, representante adjunto del Banco Interamericano de Desarrollo, señaló que en ALC hay una falta de inversión en infraestructura y proyectos de alta calidad. Actualmente, el déficit anual de inversión en infraestructura es de 150.000 millones de dólares. En cuanto a la calidad de proyectos, ALC figura en el quinto puesto de seis regiones en el mundo, solo por delante de África. De hecho, China ha sido uno de sus socios más importantes.

 

Wang Bingnan, viceministro de Comercio de China, indicó que, debido a las diferencias en cultura y leyes, urge superar obstáculos dentro de la cooperación sino-latinoamericana en infraestructura. En concordancia con la tendencia de nuevas tecnologías, nuevas modalidades operativas y nuevos conceptos, hace falta explorar nuevos puntos de crecimiento e intereses en construcción de obras, gestión y administración, complementación y financiamiento, entre otros, a fin de que las dos partes desplieguen al máximo sus ventajas y abran nuevos terrenos en la cooperación sustancial y de beneficio mutuo.

 

Ramón Antonio Pepín, viceministro de Obras Públicas y Comunicación de la República Dominicana, comentó que desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas con China, las empresas de este país han ido participando ampliamente en sectores como la construcción de infraestructuras, energía, comunicación, etc., lo que es una gran contribución para la economía y sociedad dominicanas. De acuerdo con su propio plan de desarrollo, la República Dominicana buscará incrementar la cooperación con China, mejorar el ambiente de inversión y gestión, elevar el nivel de la cooperación bilateral y promover el desarrollo sostenible de la economía.

 

Luo Yan, supervisora en jefe de China National Machinery Industry Corporation y presidenta de China CAMC Engineering Co., Ltd., manifestó que su empresa lleva más de 30 años efectuando operaciones en ALC. Su modelo de gestión ha pasado de enviar máquinas y aparatos eléctricos sencillos a exportar equipos completos y a contratar obras, cuyo concepto de gestión se va actualizando.

 

Celebración del V Foro de Cooperación en Infraestructura China-América Latina y el Caribe, entre el 30 y 31 de mayo de este año.

 

Acoplamientos estratégicos

 

Mientras se acelera la cooperación en infraestructura, China y ALC son conscientes de que si no mejoran la planificación de políticas, a los proyectos les costará desplegar su función. Por eso, ambas partes vienen esforzándose en la coordinación de políticas, reglamentos, planificación y estandarización, a fin de crear un buen entorno comercial y operativo.

 

El viceministro Wang Bingnan sugirió fijar como meta el alcanzar un alto estándar en el beneficio del pueblo, recibir un acoplamiento estratégico y asegurar que la cooperación bilateral en infraestructura marche más lejos. “Tenemos que hacer bien el acoplamiento estratégico entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta y el desarrollo de la infraestructura, así como encontrar el máximo común divisor en la cooperación”. Wang consideró que los proyectos no solo deben ser seleccionados entre los mejores, sino que también deben pasar la prueba del tiempo y las prácticas. El plan de construir conjuntamente la Iniciativa de la Franja y la Ruta (IFR) entre China y América Latina ya está trazado. En la Reunión Ministerial del Foro China-CELAC, celebrada a principios de 2018, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, propuso la construcción conjunta de la IFR, la apertura de un gran mercado de beneficio mutuo, la creación de industrias autónomas y modernas, y un incremento de los intercambios sobre la base de la igualdad y la confianza mutua.

 

Olman Elizondo Morales, viceministro de Obras Públicas y Comunicación de Costa Rica, apuntó que su país ha elaborado un plan nuevo y completo de desarrollo de infraestructura, con el cual espera profundizar la cooperación con las empresas chinas y promover la construcción de carreteras y puertos. Gregory Bowen, ministro de Desarrollo de Infraestructuras, Servicios Públicos, Energía, Transporte e Implementación de Granada, sostuvo que urge la construcción de más puertos y canales de transporte de mercancías seguros para los comercios regionales entre los países del este del Caribe, a fin de promover negocios e inversión locales e incorporarse a la cadena industrial internacional. La infraestructura de Granada solo es una parte de esta cadena y la carencia en este sector afectará la economía local. Por lo tanto, la IFR puede ayudar a este país a cumplir con sus objetivos en desarrollo económico.

 

Luo Yan analizó que, después de realizar la intercomunicación e interconexión de la construcción en infraestructura en ALC, debía haber una mayor exigencia en la industrialización y modernización de la agricultura, por lo que el desarrollo empresarial debe cambiar de dirección según las exigencias. La empresa debe enfocarse en terrenos ventajosos, a fin de ofrecer servicios en una completa cadena industrial. “Actualmente estamos explorando el modelo industrial de inversión, construcción y administración en conjunto. Nuestra meta es tener la capacidad de ofrecer servicios integrales en una completa cadena industrial y, conforme a la demanda real local, llevar a cabo proyectos de alta calidad”.

 

Innovaciones en el modelo comercial

 

El sector de contratación de obras en el exterior ha entrado en una nueva fase de desarrollo propulsado por el capital, lo cual destaca más en ALC. Liu Huailiang, gerente general de CGGC International Ltd., sostuvo que el canal de financiamiento de las empresas chinas es relativamente unitario y existen problemas como la necesidad de una mayor participación del capital privado internacional, es decir, urgen innovaciones en el modelo comercial de cooperación sino-latinoamericana en infraestructura.

 

Zhao Fujun, vicegerente general del departamento de financiamiento especial del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC, en inglés), consideró que la cooperación en dicha materia ha entrado en una nueva fase, y recordó que el año pasado por primera vez se presentó un descenso en los contratos EPC (Engineering, Procurement and Construction). “Bajo esa situación, sugerimos estudios más profundos sobre el modelo de cooperación con permiso especial”, expresó Zhao, quien puso como ejemplo la política de reforma y apertura, y explicó la importancia del cambio de modelo de inversión. “En las décadas de 1970 y 1980, cuando apenas se había empezado a aplicar la reforma y apertura, la situación de la infraestructura en China era peor que la actual en América Latina. Bajo esa circunstancia, no solo introdujimos capital extranjero para realizar la contratación de obras, sino que permitimos que ese capital participara en la construcción como acciones. Por eso, estas empresas extranjeras han gozado de dividendos y frutos logrados en estos 40 años”, resumió Zhao Fujun. A su parecer, estos dividendos y frutos son ingresos de gestión de largo plazo y sostenibles.

 

Luo Yan añadió que los proyectos de inversión necesitan reserva de personales y la capacidad de controlar riesgos, así como el apoyo de bancos y fondos nacionales e internacionales. “Las empresas tenemos que realizar una actualización del modelo y cambiarlo hacia uno de inversión. Cómo poner el cambio en práctica es un reto para nosotros”.

 

Las empresas chinas saben que deben llevar a cabo la globalización y localización en el impulso de proyectos. Lin Yichong, presidente de China Harbour Engineering Company Ltd., señaló que para la globalización en el impulso de proyectos se necesita que las empresas chinas reagrupen recursos de buena calidad tanto del país como de Europa y EE. UU. En ALC las empresas europeas tienen más ventajas que las chinas por su conocimiento de la historia y la cultura, así como la capacidad de comunicación en el idioma. “Por lo tanto, si podemos reagrupar las fuerzas ventajosas del mundo, los obstáculos serán menores y existirán más posibilidades de lograr resultados”.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号