Primera página>Economía

La Franja y la Ruta impulsa el desarrollo ecológico

2018-09-03 15:27:00 Source:China Hoy Author:DANG XIAOFEI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
Invitados a la Conferencia Anual del Foro Ecológico Global 2018, en la ciudad china de Guiyang, analizan temas de interés relacionados con el evento.

 

La protección medioambiental es un tema que recibe mucha atención en el mundo de hoy. El desarrollo y la protección medioambiental parecen ser, a menudo, una contradicción. Sin embargo, China ha planteado el fomento de la civilización ecológica en todos los ámbitos en la construcción de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y viene promoviendo el desarrollo ecológico, así como el fortalecimiento de la protección ambiental y la atención en la construcción de una civilización ecológica.

 

Un desarrollo sostenible acelerado

 

El Gobierno chino siempre le ha otorgado importancia a los problemas ambientales. Ya en la Segunda Conferencia Nacional sobre Protección del Medio Ambiente en 1983, este asunto fue considerado una política nacional básica. En el presente siglo, varias medidas complementarias, entre leyes, reglamentos, campañas de difusión y de educación en materia de protección medioambiental, han sido llevadas a cabo gradualmente. En el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), celebrado en 2012, la construcción de una civilización ecológica fue considerada en el programa político y en la estrategia nacional de gobernación del país.

 

Cuando el Gobierno chino propuso por primera vez la Iniciativa de la Franja y la Ruta, en la segunda mitad de 2013, la protección medioambiental fue incorporada de forma natural en su diseño estratégico. Desde entonces, el presidente chino, Xi Jinping, ha mencionado en reiteradas ocasiones la propuesta de construir la Franja y la Ruta Ecológica. En mayo de 2017, durante el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el presidente Xi Jinping señaló que es necesario implementar un nuevo concepto de desarrollo ecológico, abogar por la producción sustentable y ecológica, el reciclaje y la producción sostenible, fortalecer la cooperación ecológica y ambiental, y construir una civilización ecológica, con el fin de alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (en septiembre de 2015, 193 países de las Naciones Unidas se comprometieron a alcanzar 17 objetivos de desarrollo sostenible en el año 2030 en tres áreas principales: económica, social y medio ambiental).

 

“La Franja y la Ruta será un acelerador en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible. Aunque ambas son diferentes en su alcance y naturaleza, sus visiones y principios básicos son los mismos”, explicó Nicholas Rosellini (conocido por su nombre en mandarín como Luo Shili), coordinador de las Naciones Unidas en China, durante la Conferencia Anual del Foro Ecológico Global 2018, realizada este año en la ciudad china de Guiyang.

 

Rosellini sostuvo que la integración del desarrollo ecológico en la Iniciativa de la Franja y la Ruta asegurará que este proyecto genere un desarrollo sostenible tanto en materia económica como medioambiental, lo que contribuirá a la realización de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

 

En la actualidad, hay 15 agencias de las Naciones Unidas e instituciones chinas importantes que han firmado acuerdos relacionados con la Franja y la Ruta, cuyo objetivo principal es crear efectos sinérgicos entre la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y la Franja y la Ruta Ecológica.

 

Construcción de una infraestructura ecológica

 

La interconexión en infraestructura es la parte central de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, y el área prioritaria para la Franja y la Ruta Ecológica. China ha fortalecido la cooperación con los países a lo largo de la Franja y la Ruta en materia de infraestructura en vías férreas, aéreas y marítimas, así como en energía e información.

 

No obstante, la construcción de infraestructura consume muchos recursos, entre ellos, acero, cemento, piedra, madera, etc. La infraestructura es muy cíclica. La construcción de infraestructura generará en las próximas décadas un consumo de energía, una utilización de recursos y una descarga de desechos en los países a lo largo de la Franja y la Ruta. Además, estas naciones representan más del 60 % de las emisiones de CO2 del mundo, con una emisión per cápita de 6,1 toneladas, superior al promedio mundial de 4,5 toneladas. Por lo tanto, la construcción ecológica de infraestructura se ha vuelto una medida ineludible.

 

Nicholas Rosellini, coordinador de las Naciones Unidas en China, durante la Conferencia Anual del Foro Ecológico Global 2018, en la ciudad china de Guiyang.

 

En marzo de 2015, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China y los ministerios de Relaciones Exteriores y de Comercio emitieron conjuntamente las “Perspectivas y acciones para promover la construcción conjunta de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y de la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI”. En ella se señala que es necesario “fortalecer la gestión en la construcción y operación de infraestructura ecológica y baja en carbono, y considerar plenamente el impacto del cambio climático en la construcción”.

 

En el marco de la Franja y la Ruta, las empresas chinas han mejorado continuamente el nivel de la construcción de infraestructura con bajas emisiones de carbono. Un ejemplo es el proyecto del ferrocarril Mombasa-Nairobi en Kenia. Además, debido a que el flete ferroviario puede reducir el transporte de mercancías por carretera y las emisiones de dióxido de carbono, la exitosa construcción de dicho ferrocarril reducirá las emisiones de carbono en un 40 % y también los riesgos ambientales relacionados con el transporte por carretera. Este es el “camino de la amistad” entre China y África en la nueva era y el “camino ecológico hacia la protección medioambiental”.

 

Sin embargo, existe una enorme brecha de financiamiento en la construcción de infraestructura ecológica. De acuerdo con las previsiones del Banco Mundial, solo en Asia del Este y el Pacífico se necesitan alrededor de 80.000 millones de dólares en inversión adicional cada año para alcanzar los objetivos trazados para el año 2030 en transformación de energía baja en carbono. Los países participantes de la Iniciativa de la Franja y la Ruta pueden recurrir a nuevas instituciones financieras, como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII), para dirigir la inversión hacia la construcción con bajas emisiones e incluso cero emisiones de carbono, señaló el director del Departamento de Energía de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, Tareq Emtairah, durante la Conferencia Anual del Foro Ecológico Global 2018 de Guiyang.

 

Además, Zhou Guomei, subdirectora del Centro de Cooperación Ambiental de China-ANSEA, sugirió: “A través del establecimiento de tecnología ecológica y de mecanismos ecológicos de innovación, la implementación de tecnologías ecológicas y bajas en carbono promoverá la transformación de bajo carbono en la construcción de infraestructura ecológica”.

 

Fortalecer la protección medioambiental

 

La fuerza principal para construir la Franja y la Ruta Ecológica es la empresa. El Gobierno chino ha tomado diversas medidas en varios niveles para ayudar a las empresas a comprender las leyes y reglamentos ambientales de cada país, establecer adecuados objetivos en responsabilidad social y reducir los riesgos ambientales.

 

En el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado en mayo del año pasado, el presidente Xi Jinping propuso dos iniciativas de cooperación: la construcción de una plataforma de servicios de macrodatos ecológicos y una alianza internacional de desarrollo de la Franja y la Ruta Ecológica. Dicha plataforma utilizará la tecnología de la información (Internet+macrodatos) para analizar la situación ecológica y determinar políticas, regulaciones, estándares y tecnologías a fin de brindar una información ambiental básica y apoyo para las inversiones al exterior y las actividades gestionales empresariales.

 

La Alianza Nacional Ecológica de la Franja y la Ruta, copatrocinada por el Ministerio de Medio Ambiente y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, trabajará para integrar las fuerzas de los Gobiernos de otros países, organizaciones internacionales relevantes, empresas, grupos de expertos y ONG a lo largo de la Franja y la Ruta Ecológica para promover el desarrollo sostenible ecológico.

 

China ha emitido las “Opiniones rectoras sobre la promoción de la construcción de la Franja y la Ruta Ecológica” y el “Plan de cooperación para la protección ambiental de la Franja y la Ruta Ecológica”. “Las primeras han aclarado el cumplimiento de los requisitos generales para el desarrollo verde de la Franja y la Ruta. El segundo tiene planes más específicos para algunos objetivos, proyectos y tareas, y promueve aún más el intercambio y la cooperación entre las políticas y reglamentos de protección ambiental, las tecnologías estándar y las industrias”, dijo Huang Runqiu, viceministro de Medio Ambiente.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号