Primera página>Análisis

La gobernanza de China renovada

Source:China Hoy Author:NUESTRA REDACCIÓN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

EL tercer volumen del libro Xi Jinping: La gobernación y administración de China, publicado el 30 de junio, es una compilación de 92 informes, discursos, conversaciones, ponencias, instrucciones escritas, cartas y fotografías del presidente de China, Xi Jinping, que abarca el periodo comprendido entre el 18 de octubre de 2017 y el 13 de enero de 2020. La obra registra las prácticas en torno a la gobernanza del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), desde la celebración del XIX Congreso Nacional del PCCh. Asimismo, se destacan los últimos avances relacionados con la implementación del marxismo al contexto chino, el sólido sistema de gobernanza del país y el profundo impacto de la construcción de una comunidad de destino de la humanidad, reflejando también, de modo exhaustivo y sistemático, el pensamiento político de Xi Jinping respecto al socialismo con características chinas de cara a una nueva era.

3 de julio de 2020. La gente lee el tercer tomo del libro Xi Jinping: La gobernación y administración de China en la librería Xinhua en la ciudad de Ruian, provincia de Zhejiang.

 

Adaptación del marxismo al contexto chino

 

Como señaló el presidente Xi Jinping: “El marxismo, la ideología para la emancipación de la gente, es una teoría sobre la gente. El marxismo, si bien tiene un amplio y profundo alcance, se puede resumir en apenas una frase: la incansable lucha en pos de la liberación humana”. Insatisfecho con la cómoda vida que sus padres le habían proporcionado y con grandes aspiraciones, Karl Marx se internó en la senda revolucionaria cuando aún era joven. “Solo cuando la gente trabaja en pos del bienestar y la felicidad de sus contemporáneos puede alcanzar la perfección”, decía. De este modo, “traicionó” los orígenes de sus padres y, en su lugar, decidió luchar por el beneficio de las masas pese a las muchas penurias –como la pobreza y una enfermedad– que le tocó enfrentar debido a su vida errante. Y si hay algo que deseaba a cambio de todo este sufrimiento, Marx lo dejó claro en el epílogo de la segunda edición en alemán del primer volumen de El capital (Das Kapital, en su idioma original): “El hecho de que El capital se haya popularizado rápidamente en amplios círculos entre la clase trabajadora alemana es el mejor premio a mi trabajo”. De este modo, Marx dedicó toda su vida a la infatigable lucha por la emancipación del ser humano.

 

El marxismo es y seguirá siendo la teoría que guíe los principios del PCCh. Se trata de una herramienta teórica formidable para la comprensión del mundo y de sus patrones subyacentes, la consecución de la verdad y la transformación de la sociedad. De cara a las problemáticas reales de China, como el proceso de Reforma y Apertura y la modernización socialista, el marxismo se ha transformado en lo que se denomina marxismo chino.

 

“El desarrollo del marxismo ha estado íntimamente ligado a las problemáticas fundamentales en torno a la revolución, la construcción y las reformas del pueblo en el curso de la adaptación del marxismo a la realidad china”, señaló Wang Weiguang, expresidente de la Academia China de Ciencias Sociales y actual profesor en la Universidad de la Academia China de Ciencias Sociales. Durante el periodo de la Nueva Revolución Democrática, el Partido se percató de las contradicciones entre la sociedad semicolonial y semifeudal versus las nuevas aspiraciones de la gente. Tras el establecimiento de la República Popular China, y en especial luego de la instauración de los lineamientos socialistas básicos en China, el VIII Congreso Nacional del PCCh remarcó: “La demanda del pueblo en pos del establecimiento de una sociedad industrializada avanzada por un lado, y un país agrícola rezagado por el otro, se ha convertido en la principal contradicción que enfrenta China. Además, se une la incoherencia entre la necesidad de lograr un desarrollo económico y cultural de forma expedita, versus la incapacidad de nuestra actual economía y cultura de satisfacer ese anhelo de la gente”.

 

Tras la celebración de la Tercera Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh, el Partido analizó a fondo los problemas durante esta primera etapa del socialismo chino, y advirtió sobre “el atraso del sistema de producción social, que se oponía a las crecientes necesidades materiales y culturales del pueblo”. De este modo, conforme el socialismo chino se fue adentrando en una nueva era, estos retos se han transformado en una contradicción entre la creciente necesidad del pueblo por una vida mejor y un desarrollo desequilibrado e inadecuado.

 

En línea con una filosofía de desarrollo que tiene como foco al pueblo, el PCCh se ha enfocado en los problemas más inmediatos y tangibles que aquejan a la gente, con el fin de mejorar su bienestar y promover la justicia social. El país ha realizado grandes avances en materia de cuidado infantil, educación, empleo, atención médica, vivienda y asistencia social, para que así los logros del desarrollo beneficien a todas las personas por igual. De acuerdo con las Naciones Unidas, más de 700 millones de chinos han logrado superar la pobreza en las últimas cuatro décadas, lo cual equivale a más del 70 % de la población mundial que ha salido de la miseria durante el mismo periodo. Asimismo, el Gobierno chino se ha fijado como meta la erradicación de la pobreza de todos los habitantes al término de este año. Este milagro chino, que ha logrado levantar a millones de la miseria, es la mejor ilustración del amor del PCCh hacia su pueblo.

 

4 de octubre de 2019. Ambiente festivo en el área comercial de Sanlitun, en Beijing, por la celebración del 70.° aniversario de fundación de la República Popular China.

 

La Reforma y Apertura como fuerza motriz

 

Detrás del milagro chino se encuentra el continuo esfuerzo del PCCh en pos de la modernización de su sistema político y de su capacidad de gobernanza.

 

Con el fin de convertirse en una sociedad modestamente acomodada en todos los ámbitos y hacer realidad la modernización socialista y el gran rejuvenecimiento de la nación china, el PCCh ha trazado una serie de directrices de cara al futuro, con un marcado sentido histórico y énfasis en la resolución de los problemas. El Comité Central del PCCh, liderado por el camarada Xi Jinping, ha puesto en marcha una nueva visión sustentada en un desarrollo innovador, coordinado, verde, abierto y colaborativo como una forma de enfrentar los problemas, superar los desafíos y fomentar las ventajas.

 

Como la segunda economía del mundo, China posee el mayor número de personas de ingresos medios y ha contribuido a más de un tercio del crecimiento cada año, convirtiéndose así en un importante motor para el crecimiento económico global. En la actualidad, el país se encuentra en una fase de transición, de una economía basada en el crecimiento acelerado a una abocada al desarrollo de alta calidad. El informe del XIX Congreso Nacional del PCCh estableció que China debe encauzar sus esfuerzos para abordar de lleno los desequilibrios y deficiencias, así como mejorar la calidad y el alcance del desarrollo. De esta manera, el país estará mejor preparado para enfrentar las crecientes necesidades económicas, políticas, culturales, sociales y ecológicas de su pueblo, además de promover el desarrollo humano y el progreso social.

 

El proceso de Reforma y Apertura ha sido vital para el desarrollo y progreso de la China contemporánea. El presidente Xi Jinping ha subrayado que “el desarrollo de una economía de mercado bajo el socialismo es una empresa pionera”. El sistema socialista de economía de mercado no es una simple combinación entre el socialismo y una economía de mercado, sino la reconstrucción de una serie de mecanismos y sistemas que se ha traducido en una remarcable historia de éxito.

 

Además, el mandatario ha señalado que “el rasgo distintivo del socialismo con características chinas se funda en el liderazgo del Partido Comunista de China”. Zhou Wen, profesor del Instituto de Investigación Marxista de la Universidad Fudan, ha dicho: “Bajo la premisa de fomentar las iniciativas desde todos los sectores, especialmente aquellos proyectos claves de gran envergadura, el Partido ha comandado y movilizado a todos los actores para que trabajen hacia el mismo fin, dejando de manifiesto su eficaz organización, así como su poder de planificación a largo plazo, coordinación, toma de decisiones y capacidad de ejecución”.

 

Las últimas cuatro décadas han acarreado numerosos logros, entre los cuales destacan proyectos de infraestructura como el tren de alta velocidad, la red de autopistas, el Gaseoducto Occidental-Oriental y el Trasvase de Agua Sur-Norte, además de la promoción de energías renovables y el desarrollo de tecnologías digitales. Por otro lado, se han hecho grandes avances científicos y tecnológicos, como el sumergible tripulado Jiaolong, el programa de la estación espacial Tiangong, el telescopio esférico de 500 metros de apertura Tianyan (“Ojo del cielo”, en español), el satélite explorador de materia oscura Wukong, el primer satélite cuántico del mundo Micius, aeronaves comerciales de gran capacidad y la red 5G. Por ende, el liderazgo político y el poderío estatal que ejerce el Partido juegan un rol fundamental.

 

Asimismo, el país ha demostrado las ventajas institucionales del socialismo con características chinas en la lucha contra la pandemia de COVID-19. Bajo el liderazgo del Comité Central del PCCh, las organizaciones del Partido de todos los niveles han llevado a cabo de manera efectiva medidas de prevención y control, prestado servicios médicos, y aunado la voluntad y espíritu de una nación entera.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号