Primera página>Análisis

China-Italia: un apoyo por partida doble

Source:China Hoy Author:RITA FATIGUSO*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

 

Son los hombres de las instituciones los verdaderos custodios del diálogo entre países. Las fotos de los años 60, en blanco y negro, son ya parte de la historia. Retratan a Vittorino Colombo, el entonces ministro de Comercio Exterior de Italia, en conversaciones con los principales dirigentes de la República Popular China: Zhou Enlai, Li Peng, Jiang Zemin, Deng Xiaoping.

 

Fueron los protagonistas de la apertura de China al mundo, un punto de inflexión que Vittorino Colombo captó sobre la marcha y sobre el cual sentó las bases para la fundación de la Cámara de Comercio Italiana en China y, en 1971, del Instituto Ítalo-Chino, la asociación activa más antigua en el sector de los intercambios culturales entre los dos países.

 

Treinta y dos años después, en 2003, le correspondió a Cesare Romiti, otro hito en la historia de la economía italiana, ser el protagonista del nacimiento de la Fundación Italia China, que apoyó y reforzó la acción del Instituto Ítalo-Chino en el frente comercial.

 

Romiti fue presidente de ambas entidades hasta 2008, mientras que en 17 años de actividad, la Fundación Italia China ha representado los intereses de las empresas italianas y chinas activas en el eje Roma-Beijing, gracias a una autoridad reconocida entre las instituciones italianas, europeas y chinas.

 

Mario Boselli en un foro sobre moda en la ciudad china de Chengdu en 2017.

 

Testigos de los cambios

 

La Fundación Italia China cuenta ahora con cerca de 200 empresas inscritas, entre públicas y privadas, con una representación importante en la estructura corporativa de las compañías chinas en Italia. En los últimos años, ha sido el espejo de los espectaculares cambios ocurridos en Beijing, pasando de una apertura económica inicial a tener una verdadera perspectiva global, una internacionalización reforzada por la Iniciativa de la Franja y la Ruta, promovida por China desde 2013.

 

Mientras tanto, el Instituto Ítalo-Chino, el alma cultural de las relaciones con el país asiático, ha seguido su camino hasta que, a finales de 2017, la presidencia fue asumida por el empresario Mario Boselli, representante de instituciones de prestigio, siempre llamado a gestionar entidades complejas, como la Feria de Milán (la principal exposición comercial de Italia), Pitti Immagine (empresa que promueve la moda italiana) y la Cámara Nacional de la Moda Italiana.

 

Sin embargo, con la reciente nominación por unanimidad de Boselli como presidente de la Fundación Italia China, las dos instituciones encuentran un liderazgo unificado. Esto ocurre precisamente en 2020, cuando se celebran los 50 años de relaciones diplomáticas entre Italia y China. Un año particular debido a la emergencia sanitaria como consecuencia de la pandemia del COVID-19. No podría haber sido un año más desafiante.

 

“Desde hace pocas semanas tengo el honor y el privilegio de liderar como presidente la Fundación Italia China, una tarea que acepté inmediatamente con gran entusiasmo”, fueron las primeras palabras de Mario Boselli. “Siempre he respondido a mis tareas con un espíritu de servicio, dándolo todo, con una actitud que también quiero mantener en la Fundación Italia China”.

 

Sin embargo, Boselli reconoce que este encargo llega en un momento particularmente difícil, no solo para Italia y China, sino para el mundo entero. La emergencia sanitaria causada por el COVID-19 ha producido efectos en las economías que aún no se pueden determinar fácilmente. La percepción es que tendremos que convivir con el virus a nivel mundial, adaptando nuestras vidas a nuevos parámetros y hábitos.

 

Precisamente con vistas a una recuperación que debe comenzar lo antes posible, Mario Boselli ha expresado su compromiso con una presidencia en nombre de la colaboración y no de la contraposición, “un espíritu que se mantendrá tanto dentro como fuera de la Fundación, así como en sus diálogos con interlocutores institucionales, grandes y pequeñas empresas y otros países, en primer lugar, naturalmente, China”.

 

“Durante mi mandato, tengo la intención de fortalecer ese papel, desarrollando en paralelo la oferta de servicios calificados, investigación y estudios a empresas asociadas y no asociadas”, manifiesta Boselli a China Hoy. “Estaremos atentos a las pymes, el corazón de la producción en Italia, y a su especificidad, pues ahora necesitan, más que las grandes empresas, de un apoyo para su penetración en el mercado más grande del mundo, China”.

 

En cuanto al Instituto Ítalo-Chino, Mario Boselli asegura que este mantendrá su huella cultural, evitando superponer acciones con la Fundación Italia China. “Lo ideal es volver a lo hecho durante la presidencia de Cesare Romiti. Es a partir de ahí que retomaremos el camino”.

 

Mario Boselli, quien acaba de asumir la presidencia de la Fundación Italia China, está dispuesto a reforzar los lazos bilaterales. Fotos cortesía de Mario Boselli

 

Pensar ya en el futuro cercano

 

Este 2020 debía ser el Año de la Cultura y el Turismo China-Italia, además de ser el año de celebración del medio siglo de relaciones diplomáticas. ¿Qué sucederá ahora? “El haber tenido que renunciar a estos planes (por el COVID-19) no debería impedir que programemos juntos el futuro cercano. La recuperación será lenta, pero los indicadores nos dicen que tenemos todas las potencialidades para lograrlo”, asegura Boselli. “Los productos italianos pueden ser, y ya son, los protagonistas de una rápida recuperación en China. El país ha sido el primero en salir de la fase uno de la pandemia y el primero que puede volver a comprar productos italianos”.

 

Para Mario Boselli, China mantendrá su relevancia en todos los campos porque hoy presenta más oportunidades que riesgos, a diferencia de una competencia exacerbada en el pasado. Por este motivo, se debe tratar de aprovechar todas las oportunidades, sin detenerse frente a las dificultades, señala Boselli. “En este momento histórico, de economías en crisis y contraposiciones geopolíticas, podemos de todas formas ver que nadie en el mundo tiene un interés en una China débil o debilitada”.

 

Como presidente del Instituto Ítalo-Chino, Mario Boselli ha trabajado mucho en fortalecer los lazos e intercambios culturales con China, una realidad que ha crecido muchísimo en los últimos años. De hecho, los vínculos con el país asiático se han fortalecido con la emergencia del COVID-19.

 

Maria Rosa Azzolina, directora del Instituto Ítalo-Chino, coordinó la respuesta a la emergencia que estalló duramente en la región de Lombardía (norte de Italia). “En estos últimos meses –manifiesta Azzolina a China Hoy–, el Instituto Ítalo-Chino ha estado comprometido en apoyar la superación de algunos problemas desde la primera línea de batalla, como la imposibilidad de tener suministros médicos necesarios para la protección de los trabajadores de la salud”.

 

Las acciones del Instituto Ítalo-Chino han tenido el objetivo de construir un puente entre numerosas entidades públicas y privadas chinas, que tomaron medidas para lograr que los suministros de protección individual llegaran como una donación a Italia. Si bien es cierto la cantidad no alcanzaba a cubrir la gran necesidad del momento, estas donaciones constituían a menudo el único apoyo capaz de permitir un mínimo de cobertura, mientras se esperaba el apoyo oficial, que, en algunos casos, aún no ha sido recibido.

 

Un agradecimiento especial va dirigido al Municipio de Milán y a la Ciudad Metropolitana de Milán, dos instituciones públicas que han estado al lado del Instituto, con su personal dispuesto a gestionar el despacho en aduanas de los numerosos envíos y de apoyar su entrega a los diversos destinatarios, una labor que tampoco ha sido nada fácil dada la imposibilidad de movilidad después de decretarse el cierre de la ciudad. “Fueron días extremadamente críticos, pero en los que era importante enviar la señal de que no estábamos solos en la lucha”, concluye Azzolina.

 

 
 
*Rita Fatiguso es una reconocida periodista italiana especializada en economía. Ha trabajado varios años en China y es corresponsal sénior para diversos medios de Italia.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号