Primera página>Análisis

La posición de China sobre el sistema internacional

Source:China Hoy Author:WANG LEI*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

El 31 de octubre pasado, en la IV Sesión Plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), se adoptó una decisión sobre algunos asuntos importantes relacionados con cómo mantener y mejorar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas e impulsar la modernización de los sistemas y la capacidad de gobernanza del país (en adelante, la Decisión). La Decisión respondió claramente a qué es lo que China debe mantener, consolidar, mejorar y desarrollar (importante problema político). Señala, además, la necesidad de salvaguardar inquebrantablemente la paz mundial y promover el desarrollo común (política exterior). En general, la China de rápido crecimiento es la variable más grande en el mundo de hoy y, desde otra perspectiva, la China en constante renovación es la fuerza de estabilidad más importante en el sistema internacional de gran desarrollo, cambio y ajuste.

 

Defensor de la paz y estabilidad mundiales

 

La Decisión llama a seguir el camino del desarrollo pacífico, persistir en la cooperación amistosa con todos los países sobre la base de los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica y nunca buscar la hegemonía.

 

Ante el tremendo impacto que traen los cambios nunca vistos en los últimos 100 años sobre el sistema y el orden internacionales, y especialmente el gran desafío que implican el unilateralismo, el proteccionismo, el hegemonismo y la política de fuerza para la paz y la estabilidad mundiales, China apoya un sistema internacional con las Naciones Unidas como núcleo, convirtiéndose en un firme defensor, contribuyente activo y reformador constructivo del orden internacional actual.

 

En primer lugar, persigue el tema principal de la época –paz y desarrollo–, liderando la dirección fundamental del progreso de la sociedad internacional. Frente a una tendencia al unilateralismo y proteccionismo, China salvaguarda la posición central de la ONU en el actual sistema internacional y los asuntos sobre la paz y la seguridad mundiales, busca la paz y el desarrollo, fomenta la asociación global, desarrolla la democratización de las relaciones internacionales y promueve la tendencia de multipolarización en el mundo.

 

En segundo lugar, proporciona al mundo un producto público internacional más rico a través de acciones prácticas. En la nueva era, China ha propuesto una serie de ideas para promover la construcción de nuevas relaciones internacionales, de una comunidad de destino de la humanidad y de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, además de la concepción correcta de la justicia y los intereses, y nuevos conceptos de seguridad, de gobernanza global, de desarrollo y de civilización. Asimismo, participa más activamente en el mantenimiento de la paz y el desarrollo mundiales, convirtiéndose en el segundo mayor contribuyente al mantenimiento de la paz y al presupuesto general de la ONU, y en el mayor contribuyente de fuerzas entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. China ha desempeñado un papel cada vez más importante y constructivo en la resolución de los principales problemas internacionales y regionales candentes, como el problema nuclear de la península de Corea, el conflicto en el Medio Oriente y la crisis en Ucrania.

 

En tercer lugar, toma parte en la conducción de la reforma y creación del sistema de gobernanza global e impulsa el avance del actual sistema internacional hacia un rumbo más justo, equitativo, racional y sostenible. Como gran país responsable, China aboga por que todos los pueblos se adhieran al principio de la búsqueda de los beneficios compartidos a través de amplias consultas y contribuciones conjuntas, de modo que la reforma del sistema de gobernanza global revele mejor los cambios en la estructura internacional y los valores comunes perseguidos por toda la comunidad internacional de una manera más integral, inclusiva y equilibrada. China apoya activamente la reforma de la ONU y su Consejo de Seguridad y promueve a esta, la OMC, el FMI, el Banco Mundial, entre otras organizaciones y mecanismos internacionales, a adaptarse mejor a las nuevas demandas de gobernanza global por medio de reformas, a fin de reflejar plenamente los intereses de desarrollo y el espacio político de los países emergentes y en vías de desarrollo.

 

8 de noviembre de 2019. Más de 210 diplomáticos extranjeros asisten a una reunión informativa sobre la IV Sesión Plenaria del XIX Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) en Beijing.

 

Participante activo en la globalización

 

La Decisión subraya también la necesidad de construir un sistema de apertura que promueva la cooperación y la ganancia compartida. Debemos impulsar el desarrollo de alta calidad de la Franja y la Ruta, mejorar el sistema multilateral de comercio, solucionar los desequilibrios de desarrollo global y la brecha digital, con el fin de fomentar la construcción de una economía mundial abierta. En los últimos años, aunque la economía mundial ha mantenido su tendencia al crecimiento, carece de una fuerza motriz de desarrollo y está cada vez más dividida.

 

En el contexto del unilateralismo y el proteccionismo, China ha desempeñado un papel cada vez más destacado en el mantenimiento del sistema multilateral de comercio y la construcción de una economía mundial abierta, y se ha convertido en el foco de atención, en la fuente de confianza y en la fuerza motriz de la comunidad internacional. China ha hecho enormes contribuciones para salvaguardar los derechos e intereses legítimos de los miembros en desarrollo, que se manifiestan principalmente en los siguientes aspectos:

 

Primero, China ha proporcionado experiencias exitosas para otros países en desarrollo con su propio desarrollo. China y el gran número de esos países tienen experiencias similares y procuran alcanzar el desarrollo independiente y la prosperidad nacional. En la nueva era, China ha emprendido un camino correspondiente con sus propias condiciones para materializar el sueño de la gran revitalización nacional, lo que ha inyectado confianza a numerosos países en desarrollo en la exploración de su propio modelo de desarrollo adaptado a su respectiva realidad.

 

Segundo, China da la bienvenida a los países en desarrollo para que aborden el tren expreso del desarrollo chino. Como su socio natural, desde la nueva era, China ha proporcionado a la comunidad internacional, y sobre todo a las naciones en desarrollo, más y mejores productos públicos por medio de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. La apertura omnidireccional de China se lleva a cabo en beneficio de todos los países del mundo y brinda especialmente una plataforma efectiva para que los países en desarrollo ingresen en el mercado chino y compartan sus oportunidades de desarrollo, a través de la organización de la Exposición Internacional de Importaciones de China.

 

Tercero, China se compromete firmemente a representar a los numerosos países en desarrollo en el escenario internacional multilateral. En los foros económicos más importantes del mundo, como el Sistema de Desarrollo de las Naciones Unidas y el G20, en las negociaciones sobre el cambio climático global, en la Organización Mundial del Comercio y en organizaciones financieras y monetarias mundiales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, China promueve activamente la unidad de los países en desarrollo y expresa su posición en cuanto a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU y la salvaguarda de los derechos e intereses legítimos de los países en desarrollo, así como su espacio de desarrollo a través del impulso de los mecanismos de cooperación de economías emergentes como los países del BRICS.

 

La Decisión insta a participar activamente en la reforma y construcción del sistema de gobernanza global, fomentar la cooperación internacional contra el cambio climático basada en responsabilidades comunes pero diferenciadas, equidad y capacidades respectivas, y mantener el estatus esencial de la ONU en la gobernanza global.

 

En lo que atañe a salvaguardar las convenciones internacionales, China ha demostrado un alto sentido de responsabilidad y dedicación. Como gran país responsable, China no solo toma la iniciativa de firmar y salvaguardar las convenciones internacionales, sino que también propone requisitos independientes con más elevado estándar fuera de la lista de responsabilidades establecidas en esos documentos.

 

El mantenimiento por parte de China de estas importantes convenciones logra restringir efectivamente las políticas irresponsables internas y externas de algunas superpotencias, y superar la influencia del realismo y el pragmatismo en la política internacional. Como gran país emergente de rápido crecimiento, China adopta una clara postura en apoyo a importantes convenciones internacionales que constituyen y respaldan el actual sistema y el orden internacionales, en lugar de abogar por empezar todo de nuevo o recurrir a sistemas paralelos para enfrentarse entre sí. Sus esfuerzos ofrecen una fuerte garantía para mantener el tema predominante de la época, que es la paz y el desarrollo y la misión histórica de construcción de una comunidad de destino de la humanidad en un contexto de grandes cambios nunca vistos en el último siglo.

 

Desde la explicación de la política exterior de China por la IV Sesión Plenaria, podemos ver claramente que China siempre ha colocado su propio desarrollo en el sistema de coordinadas del desarrollo humano. Con 70 años de tempestades y vicisitudes, la China de la nueva era se irá acercando gradualmente al centro del escenario mundial y hará mayores aportes a la sociedad humana.

 

 
 
*Wang Lei es profesor asociado del Instituto de Administración de la Universidad Normal de Beijing y director del Centro de Estudios sobre la Cooperación del BRICS.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号