Primera página>Análisis

El círculo económico de la OCS

2018-07-03 14:44:00 Source:China Hoy Author:ZHOU LIN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
Cuando se fundó hace 17 años, la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) tenía entre sus prioridades la seguridad y la cooperación. Hoy en día tiene también un interés en los terrenos de la economía, los intercambios persona a persona y la cultura, lo que muestra su gran potencial de cooperación en la salvaguarda de la paz y estabilidad regional, en la búsqueda del desarrollo y la prosperidad común, y en la promoción del intercambio y el aprendizaje mutuo entre civilizaciones.

 

10 de junio de 2018. Periodistas chinos y extranjeros asisten a la exposición de equipos electrodomésticos inteligentes en el centro de información de la 18.a Reunión del Consejo de Jefes de Estado de la OCS. Yu Jie

 

Nueva fuerza motriz económica

 

En la 18.ª Reunión del Consejo de Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghai, celebrada en Qingdao del 9 al 10 de junio, el presidente chino, Xi Jinping, hizo cinco sugerencias en materia de unidad y confianza mutua, paz y seguridad, desarrollo y prosperidad, intercambios culturales y cooperación internacional. Entre ellas, el “construir un motor fuerte para el desarrollo común y la prosperidad” señala el camino para que la OCS lleve a cabo una cooperación económica y comercial. Xi propuso, además, incrementar la complementariedad de las estrategias de desarrollo e impulsar la Iniciativa de la Franja y la Ruta para lograr un crecimiento compartido a través de la deliberación y la construcción conjunta. El paquete propuesto por China para el desarrollo común incluyó el establecimiento de un mecanismo de crédito especial equivalente a 30.000 millones de yuanes (4700 millones de dólares) dentro del marco del Consorcio Interbancario de la OCS.

 

Los periodistas extranjeros acreditados en la reunión destacaron la importancia de la cooperación económica para mantener la estabilidad de la región, y creen que esta no solo promoverá el desarrollo económico de los países miembros de la OCS y mejorar el nivel de vida de sus pueblos, sino que también fomentará el desarrollo armonioso de estos países y el mantenimiento de un crecimiento económico equilibrado en la región.

 

Stelmakh Natallia, reportero de la televisión bielorrusa, rescató la posición del presidente de su país, Aleksandr Lukashenko, quien enfatizó que la cooperación económica y comercial ha jugado un papel importante para alcanzar un consenso entre todas las partes de la OCS. A finales de mayo de este año, el Parque Industrial China-Bielorrusia Gran Piedra ya contaba con 35 empresas procedentes no solo de estos dos países, sino también de Israel y Alemania. El desarrollo internacionalizado del parque se ha acelerado y el atractivo industrial se ha incrementado significativamente.

 

Antes de la Cumbre de Qingdao, Rudy Kiryl, embajador de Bielorrusia en China, recordó que este 2018 coincide con el llamado Año del Turismo de Bielorrusia en China y las dos partes se han comprometido a promover la cooperación en los campos económico y comercial, incluyendo una política de entrada sin visados, la apertura de nuevas rutas aéreas y líneas turísticas, entre otras actividades, con el fin de atraer a más turistas chinos. Asimismo, el acuerdo gubernamental de exención mutua de visas, firmado por los ministros de Relaciones Exteriores de China y Bielorrusia, ofrecerá facilidades reales para empresarios y turistas.

 

29 de mayo de 2018. Gestión de los primeros contenedores para los servicios de comercio exterior en el puerto de Dongjiakou en Qingdao.

 

Facilitación del comercio

 

El 10 de junio pasado, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, indicó que la Cumbre de Qingdao había aprobado numerosos documentos de cooperación pragmática relativos a la facilitación del comercio, la seguridad alimentaria, la cooperación aduanera, entre otras áreas, los que ayudarán a los diversos países a profundizar y consolidar la cooperación. En particular, a través de una declaración conjunta, Wang Yi llamó a mantener un sistema multilateral de comercio sobre la base de las normas de la OMC, construir una economía mundial abierta y oponerse al proteccionismo. “Cada vez más países se dan cuenta de que cerrar la puerta no llevará a ninguna parte y de que el desarrollo coordinado es la tendencia general”.

 

En estos 17 años, los Estados miembros de la OCS han firmado varios documentos en materia de cooperación comercial y económica multilateral y un acuerdo intergubernamental sobre la facilitación del transporte internacional por carretera, lo que ha generado avances en la promoción de la integración económica regional, la facilitación del comercio y la inversión, y la interconexión.

 

En 2001, el volumen comercial de China con los demás miembros de la OCS fue de apenas 12.100 millones de dólares. De 2013 a 2017, las importaciones realizadas por China desde los países miembros de la OCS totalizaron más de 340.000 millones de dólares, mientras que las inversiones directas de las empresas chinas en los países de la organización sumaron cerca de 15.000 millones de dólares.

 

El 15 de junio de 2017, con el izamiento de las banderas de India y Pakistán en la Secretaría de la OCS en Beijing, la organización tuvo su primera expansión en el número de miembros. Actualmente, los Estados que conforman la OCS representan más del 60 % del territorio eurasiático, casi la mitad de la población mundial y más del 20 % del PIB global. La incorporación de India y Pakistán no solo convirtió a la OCS en la organización de cooperación regional más grande y de mayor población del mundo, sino que también le proporcionó un mercado más amplio y le dio un nuevo dinamismo a la cooperación y el desarrollo.

 

“No hay duda de que el desarrollo de la OCS determinará en gran medida la situación general de Eurasia”, señaló el secretario general de la OCS, Rashid Alimov.

 

Según cifras chinas, en los primeros cinco meses de este año, las importaciones y exportaciones de China con siete países miembros como Rusia, India, Pakistán, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán crecieron más rápido. Su volumen total alcanzó 636.310 millones de yuanes con un aumento interanual del 10,3 %, 1,5 puntos porcentuales más que el crecimiento del comercio exterior general de nuestro país. De ese total, 413.090 millones de yuanes correspondieron a las exportaciones, un incremento del 6,5 %, y 223.220 millones a las importaciones, un 18,2 % más.
Nueva Área Portuaria del Oeste de Qingdao. Cnsphoto

 

 

Apertura de mercados en el exterior

 

En el Centro de Información de la OCS en Qingdao, Bolotskii Denis, periodista de Russia Today, al visitar el Pabellón de Experimentación Inteligente de la multinacional china Haier, manifestó: “En Rusia todos conocemos los electrodomésticos de Haier. Sus acondicionadores de aire y refrigeradores son muy populares. Luego de ver el horno y otros productos de la serie de cocina Haier, creo que tendrán un gran mercado en nuestro país”. Fundado en 1984 en Qingdao, el Grupo Haier se ha vuelto hoy una marca de nivel mundial y la ventana por la que los consumidores extranjeros conocen a China.

 

Según Zhang Qingfu, vicepresidente de Haier Overseas Electrical Appliance Industry Co., Ltd., al ser un país importante en la línea norte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, Rusia es uno de los mercados con mayor tamaño y potencial. En 2008 Haier ingresó al mercado ruso y estableció fábricas allá. “La planta rusa no solo ayuda a reducir los costos y los ciclos de producción de los refrigeradores Haier en Rusia, sino también a que estos sean enviados a otros países de Asia Central como Kazajistán y Uzbekistán, lo que nos permite acercarnos más a los clientes”.

 

En el caso de Uzbekistán, por ejemplo, los productos de exportación solían dirigirse desde Qingdao hasta allá, a través de puertos rusos, en el lapso de un mes. Con la construcción de la planta en Rusia, el tiempo se acortó a una semana, el costo se redujo y la competitividad del producto aumentó en un 15 %. En 2017, Haier se convirtió en la primera marca en cuanto al crecimiento dentro del mercado ruso: sus refrigeradores y equipos domésticos de aire acondicionado representaron el 48 % y 12 % del mercado total, respectivamente. El 28 de mayo pasado se llevó a cabo la ceremonia de inauguración del Parque Industrial Ruso de Haier y la Base de Lavadoras. Se espera que la base comience a producir en julio del próximo año y sus lavadoras puedan llegar a Rusia, Asia Central e incluso al mercado europeo.

 

Khan Abdul Wajid, periodista de Independent News Pakistan, señaló que Haier es también una marca muy conocida en Pakistán. “Casi todas las familias usan sus productos. En comparación con los de Europa y Estados Unidos, los de Haier no solo tienen buena calidad, sino también precios aceptables”, dijo Wajid, quien durante la cumbre prestó atención a la ayuda que las empresas chinas vienen proporcionando a las poblaciones más pobres en el campo educativo.

 

Los países miembros de la OCS, cuyo PIB representa casi una cuarta parte del total mundial, constituyen el mercado más grande de la región eurasiática. En 2017, el volumen comercial entre China y los Estados miembros de la OCS superó los 200.000 millones de dólares.

 

El gas natural de Asia Central ha entrado en decenas de miles de hogares chinos, la madera rusa sirve para fabricar muebles en nuestro país y con el algodón pakistaní y uzbeko se confeccionan prendas en China. Asimismo, en los países miembros de la OCS se ven muchos productos fabricados en China, desde automóviles Mercedes-Benz hasta teléfonos móviles, así como centrales y redes de electricidad y calefacción chinas. Las relaciones comerciales cada vez más estrechas han beneficiado a los mercados de todos los países de la OCS.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号