Primera página>Entrevistas

China-Cuba: amigos y hermanos en los buenos y malos momentos

Source:China Hoy Author:YAO BEI y MICHAEL ZÁRATE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

  

  

 Zhao Bentang, director general del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.  Foto cortesía del entrevistado 

El 2 de septiembre de 1960, el líder cubano Fidel Castro instó a su pueblo a considerar la posibilidad de acordar el establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China, en un mitin masivo realizado en la Plaza de la Revolución en La Habana. Más de un millón de personas presentes corearon el acuerdo y aprobaron la Declaración de La Habana. El 28 de septiembre de dicho año, los Gobiernos de China y Cuba emitieron un comunicado conjunto sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas. Cuba se convirtió así en el primer país del hemisferio occidental en establecer relaciones diplomáticas con la Nueva China y se abrió entonces un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales. Durante estos 60 años, los pueblos de los dos países han mantenido una relación de buenos amigos, camaradas y hermanos que comparten los buenos y malos momentos.  

Debido a la pandemia de COVID-19, este 2020 está destinado a ser un año excepcional, en el que debemos revisar nuestra historia y mirar hacia el futuro. En un contexto internacional de mucha incertidumbre, ¿cómo se desarrollarán las relaciones China-Cuba? Para absolver estas y otras preguntas entrevistamos a Zhao Bentang, director general del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. 

  

China Hoy (CH): Este año se cumplen tanto el 60.° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Cuba, como el 60.° aniversario del inicio de relaciones diplomáticas entre China y América Latina. ¿Cuál es su apreciación sobre los vínculos entre los dos países? 

  

Zhao Bentang (ZBT): Desde el establecimiento de relaciones diplomáticas hace 60 años, China y Cuba se han unido y demostrado confianza en el plano político, han obtenido beneficios económicos mutuos y han llevado a cabo intercambios en los campos de la cultura y las humanidades. Ambas partes han formado una relación amistosa especial de “buenos amigos, buenos camaradas y buenos hermanos”. Compartimos un mismo ideal y una misma fe. Tenemos puntos de vista similares sobre muchos temas internacionales. Estamos comprometidos con el mantenimiento de la paz mundial, el fomento de la causa justa del desarrollo humano y la promoción de la construcción de la comunidad de destino de la humanidad y de un nuevo tipo de relaciones internacionales. 

  

“La navegación en el mar depende del timonel”, dice un proverbio chino. El buen desarrollo de las relaciones bilaterales ha sido inseparable del cuidado y la guía de los líderes de ambos países. Mao Zedong, Zhou Enlai, Fidel Castro, Raúl Castro y otros líderes de la vieja generación dedicaron muchos esfuerzos a ello. En la nueva era, los líderes de China y Cuba continúan otorgando una gran importancia al desarrollo de las relaciones bilaterales y le han inyectado una nueva y poderosa vitalidad. En 2014, durante su visita de Estado a Cuba, el presidente Xi Jinping propuso que China y Cuba profundizaran con resolución la amistad y se tratasen con sinceridad, llevasen a cabo una cooperación de beneficio mutuo, y forjasen una asociación en la reforma y el desarrollo. Cuatro años después, Xi recibió calurosamente en Beijing al presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel. Las dos partes acordaron que China y Cuba apreciasen la amistad que sembraron y cultivaron los líderes de la generación anterior, a fin de continuarla y desarrollarla bien, y juntos escribir un nuevo capítulo en la amistad y cooperación China-Cuba. 

  

8 de febrero de 2020. En La Habana Vieja, los hermanos Victor Manuel, de 10 años (izq.), y Jean Carlos Acosta Reyes, de 6 años, sostienen un cartón en el que han dibujado un corazón y escrito: “China, tú sí puedes”.  Xinhua 

“La relación entre las naciones radica en la amistad entre los pueblos”, reza otro proverbio chino. Los ricos y variados intercambios y mecanismos de cooperación en los campos de la cultura y las humanidades no solo han profundizado la amistad, sino que también han consolidado la base de la opinión pública para esta amistad entre los dos países. Delegaciones artísticas de alto nivel han realizado visitas mutuas. El ballet y la salsa de Cuba son muy apreciados por el pueblo chino, mientras que actividades culturales chinas, como el “Feliz Año Nuevo Chino”, son muy conocidas en Cuba. En el campo de la educación, China y Cuba firmaron un acuerdo de intercambio de estudiantes en la década de 1960. Cuba fue el primer país latinoamericano en aceptar estudiantes chinos apoyados por el Gobierno, y en los últimos años se vienen realizando frecuentes intercambios entre estudiantes de ambos países. En 2009 se inauguró el Instituto Confucio en la Universidad de La Habana y los cubanos empezaron a apasionarse con el aprendizaje del chino. Existe un grupo de trabajo conjunto de la biotecnología Cuba-China y proyectos como el Centro de Inmunología Molecular China-Cuba, mientras que diversos laboratorios conjuntos también han avanzado. En 2003, Cuba fue el primer país americano en ser considerado un destino turístico para los viajes individuales de ciudadanos chinos. En 2015, Air China abrió una ruta directa entre Beijing y La Habana, la primera entre China y el Caribe. 

  

China y Cuba se han ayudado siempre en tiempos difíciles. En 2008, Cuba envió un equipo médico a China por el terremoto en Wenchuan. China, por su parte, nunca ha escatimado fondos, materiales ni personal para apoyar a Cuba en caso de desastres, como huracanes. Después del brote de COVID-19 este año, China y Cuba una vez más relucieron sus buenas tradiciones y llevaron adelante una cooperación a través de múltiples medios, lo que contribuyó a la lucha mundial contra la pandemia. 

        

CH: China es actualmente el primer socio comercial de Cuba. ¿Qué expectativas tiene usted en cuanto al futuro desarrollo y la cooperación comercial entre ambos países? 

  

ZBT: A pesar de la lejanía geográfica, la cooperación económica y comercial entre China y Cuba ha mantenido siempre un desarrollo estable desde el establecimiento de relaciones diplomáticas. Gracias a los esfuerzos conjuntos, los intercambios bilaterales en este ámbito son hoy de una gran envergadura y una gran variedad. La cooperación cada día más profunda ha permitido que China y Cuba consoliden una asociación de beneficio compartido. 

  

Como mencionan ustedes, China es hoy el primer socio comercial de Cuba, mientras que Cuba es el segundo socio de China en la región caribeña. La relación estrecha en el comercio contribuye al conocimiento y entendimiento mutuo entre ambos pueblos. Los autobuses chinos Yutong son ahora muy conocidos en Cuba, mientras que el cigarro y el ron de Cuba son símbolos del país caribeño en China. 

  

En estos últimos años, la cooperación comercial se ha expandido a más campos. Cuba ha sido el primer país latinoamericano en adoptar el estándar chino de televisión digital. Muchas empresas chinas de información y comunicación se han establecido en Cuba, y muchos proyectos de energía fotovoltaica, eólica y biomasa se han firmado o emprendido. La construcción del puerto de Santiago, una obra de infraestructura clave para el país, está también a cargo de China Communications Construction Company Ltd. 

  

La cooperación económica y comercial entre China y Cuba tiene muchas ventajas complementarias. Por un lado, las empresas chinas cuentan con tecnología, fondos y equipos avanzados en algunos campos, y el Gobierno chino las incentiva a aumentar sus inversiones en Cuba. Por otro lado, Cuba posee abundantes recursos naturales y mano de obra calificada, y el Gobierno cubano también da la bienvenida a las inversiones extranjeras. Existe un gran potencial de cooperación en agricultura, nuevas energías, biomedicina, información y comunicación, turismo, infraestructura, entre otras áreas. Las empresas de las dos partes pueden aumentar la comunicación y los intercambios, mientras que los dos Gobiernos pueden fortalecer la planificación, la guía y el apoyo mediante mecanismos como el Comité Mixto de Economía y Comercio. 

  

  El ballet es muy apreciado por el pueblo chino.  Embajada de Cuba 

CH: América Latina es una extensión natural de la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI. Los países de la región participan activamente en la Iniciativa de la Franja y la Ruta. ¿Cómo ve usted la cooperación entre China y Cuba en el marco de esta iniciativa? 

  

ZBT: En el siglo XVI, un barco chino lleno de mercancías arribó al continente desde el otro lado del Pacífico, extendiendo la Ruta Marítima de la Seda hasta la región de América Latina y el Caribe, incluida Cuba. En 2013, el presidente chino, Xi Jinping, planteó la iniciativa de construcción conjunta de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI, a la cual Cuba respondió positivamente. En noviembre de 2018, durante la visita de Estado a China del presidente Miguel Díaz-Canel, los dos Gobiernos firmaron el Memorando de Entendimiento sobre la Promoción Conjunta de la Construcción de la Franja y la Ruta, lo que ha brindado nuevas oportunidades para la cooperación bilateral. 

  

Bajo el marco de la Franja y la Ruta, China y Cuba fomentan la comunicación en los campos de la política industrial, la reforma de las empresas estatales, la cooperación jurídica y la seguridad en la red. Han redactado conjuntamente las “Sugerencias sobre el plan de desarrollo de mediano y largo plazo de la industria cubana”. La apertura de la ruta aérea directa entre Beijing y La Habana en 2015 que mencioné antes es fruto de la conexión de infraestructuras. Hemos firmado muchos tratados para facilitar el comercio bilateral y los bancos comerciales chinos vienen ampliando sus negocios en Cuba para promover la integración financiera. 

  

China y Cuba están discutiendo ahora la firma de un plan de cooperación para promover conjuntamente la construcción de la Franja y la Ruta de acuerdo con la nueva situación y la dirección del objetivo. Trabajaremos juntos para alcanzar metas observando altos estándares, mejorar la vida del pueblo de manera sostenible y promover la construcción conjunta de alta calidad de la Franja y la Ruta. 

  

CH: Tanto China como Cuba son países socialistas. ¿Cómo valora los logros que han obtenido en sus respectivos desarrollos socialistas? 

  

ZBT: La fundación de la República Popular China en 1949 liberó al país del trágico destino de ser una sociedad semicolonial y semifeudal. En ese momento el pueblo chino se levantó y emprendió el amplio camino del socialismo. En 1978, China comenzó a implementar la política de Reforma y Apertura, y así partió el socialismo con peculiaridades chinas. Desde la fundación de la República Popular China hace 70 años, bajo el competente liderazgo del Partido Comunista de China, los pueblos de todos los grupos étnicos del país se han unido y han trabajado incansablemente. La construcción socialista de China ha logrado dos milagros: un rápido desarrollo económico y una estabilidad social a largo plazo, lo que no es algo común en el mundo. El presidente Xi Jinping señaló que la China de hoy está más cerca que nunca del centro del escenario mundial, más cerca del objetivo de realizar la gran revitalización de la nación china, y tiene una capacidad y confianza en sí misma sin precedentes para lograr este objetivo. 

  

En 1959, los líderes revolucionarios, encabezados por Fidel Castro, dirigieron al pueblo cubano en una ardua lucha y finalmente obtuvieron la gran victoria de la Revolución cubana. De allí en adelante, gracias a la dirección del Partido Comunista de Cuba, el pueblo cubano eligió el camino del socialismo según sus condiciones nacionales. En los 61 años transcurridos, el Gobierno y el pueblo cubanos han superado innumerables dificultades y, con un espíritu pionero e innovador, acabaron radicalmente con la dictadura política, el antagonismo económico entre ricos y pobres, y el destino de ser manipulados por otros países. El pueblo se ha convertido en el dueño del país. Aparte de eliminar la pobreza extrema, ha establecido un sistema médico y sanitario relativamente completo y una educación gratuita para todos. Los logros de Cuba en la construcción socialista han atraído la atención mundial. Lo encomiable es que los éxitos de Cuba se hayan podido obtener bajo el bloqueo y las sanciones que EE. UU. ha impuesto desde hace tiempo. Actualmente, las autoridades, el Gobierno y el pueblo están comprometidos a seguir mejorando el sistema socialista, promoviendo la renovación del modelo de desarrollo económico y social, y profundizando las reformas en diversos campos. Cuba prospera cada día más y seguramente tendrá un mañana más brillante. 

  

China ha creído siempre que todos los países tienen el derecho de elegir el sistema social y el camino de desarrollo que se adapten mejor a sus propias condiciones nacionales. El socialismo es el resultado de la lucha y las prácticas a largo plazo de China y Cuba. Corresponde con sus situaciones nacionales, se adapta a las demandas de la época y juega un papel clave en la independencia y el desarrollo social de los dos países. China continuará apoyando a Cuba a seguir su propio camino de desarrollo y fortalecerá el intercambio de experiencias en materia de gobernanza nacional con el Partido y el Gobierno cubanos. 

14 de junio de 2016. En la Biblioteca de la Capital, en Beijing, se inaugura la “Exposición fotográfica documental del líder revolucionario cubano Fidel Castro”, copatrocinada por el entonces Ministerio de Cultura de China y la Embajada de Cuba en China.  Cnsphoto 

  

CH: ¿Cuál es su opinión sobre la cooperación entre China y Cuba en la lucha contra la pandemia de COVID-19? 

  

ZBT: Después del brote del nuevo coronavirus, China y Cuba se han ayudado mutuamente como dos hermanos en el mismo barco. Han escrito juntos un nuevo capítulo en la relación bilateral y hoy conmemoran el 60.° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas de una manera especial por la cooperación en la lucha contra el COVID-19. Han llevado a la práctica la ideología de construir una comunidad de destino de la humanidad. 

  

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, fueron los primeros altos dirigentes latinoamericanos en comunicarse con el presidente Xi Jinping para expresarle sus condolencias y apreciaciones en cuanto a la respuesta de China frente a la pandemia. El presidente Miguel Díaz-Canel se presentó en la Embajada de China para expresar su apoyo a nuestro país. El presidente Xi Jinping y el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, también se comunicaron vía telefónica con sus homólogos cubanos, Miguel Díaz-Canel y Bruno Rodríguez, para expresarles su apoyo en la cooperación contra la pandemia. 

  

A pesar de la escasez de materiales, Cuba donó a China 30.000 jabones antibacteriales, que fueron distribuidos a los ciudadanos de Huanggang, en la provincia de Hubei. El favor de una gota de agua debe ser pagado con un manantial. Cuando la pandemia llegó a Cuba, el Gobierno chino organizó una asistencia material en lotes, además de compartir su experiencia frente al nuevo coronavirus. Los gobiernos locales, las empresas y las organizaciones no gubernamentales de China también han donado materiales y fondos para dar una mano a Cuba. Asimismo, los expertos médicos de ambos países han trabajado juntos para brindar su apoyo a otros países.  

  

CH: Estados Unidos ha impuesto desde hace tiempo un bloqueo y sanciones a Cuba. Este año ha aumentado aún más la medida, lo que ha dificultado la llegada a Cuba de donativos y ayuda médica de otros países. ¿Qué posición tiene al respecto la Cancillería china? 

  

ZBT: Estados Unidos ha impuesto embargos y sanciones a Cuba desde hace mucho tiempo, lo que va en contra de la tendencia histórica y viola la Carta de las Naciones Unidas y las normas fundamentales sobre las relaciones internacionales. Ha sido ampliamente criticado por la comunidad internacional. Aunque las Naciones Unidas han instado a levantar el embargo cubano durante 28 años consecutivos, EE. UU. no ha hecho caso, sino que ha aumentado aún más sus sanciones contra Cuba en estos últimos años. Aprovecha su hegemonía financiera para reprimir más a Cuba e impide a otros países desarrollar la cooperación amenazando con la “jurisdicción de brazo largo”, e incluso obstaculizando la llegada de donativos del exterior a la isla, en tiempos en la que esta sufre por el ataque de la pandemia. El embargo y las sanciones que EE. UU. impone a Cuba son flagrantes prácticas de unilateralismo e intimidación, que se volverán cada vez más impopulares y encontrarán una oposición cada vez mayor en la comunidad internacional. 

  

Al ser vecinos que se miran con un mar de por medio, EE. UU. y Cuba deben desarrollar relaciones normales bajo principios de igualdad y respeto mutuo, lo que no solo corresponde con los intereses del pueblo de los dos países, sino que también beneficiará la paz y estabilidad de la región. China apoya inquebrantablemente a Cuba y exhorta a que EE. UU. levante cuanto antes el bloqueo. Deseamos que EE. UU. y Cuba puedan mantener un diálogo y una cooperación y desarrollar una relación normal entre países sobre la base del derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales.  

  

6 de noviembre de 2019. El salón de Cuba en la segunda Exposición Internacional de Importaciones de China.  Xinhua 

CH: ¿Cuántas veces ha podido viajar a Cuba? ¿Cuál es la impresión más profunda que le ha dejado? 

  

ZBT: Gracias a mi trabajo, ha tenido el honor de visitar Cuba en múltiples veces. Esta “perla del Caribe” ha dejado en mí profundas impresiones y recuerdos muy lindos. Cuba, la mayor isla del Caribe, cuenta con hermosos y románticos paisajes tropicales. En Varadero, un lugar tan bello que es un “paraíso en la Tierra”, el mar de aguas azules y cristalinas y las playas suaves y de color blanco plateado conforman una pintura natural bellísima. 

La historia y la cultura de Cuba también son ricas y variadas. Las históricas construcciones en el barrio de La Habana Vieja y en Santiago, la Plaza de la Revolución en La Habana, el ballet cubano de nivel mundial, el alegre ritmo de la salsa, entre otras manifestaciones artísticas, atraen a mucha gente por su encanto único. Cuba tiene muchas especialidades de fama mundial, como los puros, el ron y el café. Los puros Cohiba, el ron Havana Club y el café Little Cuba han sido verdaderas “tarjetas de presentación” de la isla por su excelente calidad. 

Por supuesto, lo más inolvidable para mí ha sido el pueblo cubano, quienes son personas patriotas, dedicadas y valientes, que no pueden ser subyugadas por la fuerza, que aman la vida y son amigables y hospitalarias. Frente a los embargos y las sanciones del extranjero, el pueblo cubano trabaja duro para apoyarse en sus propios esfuerzos, mantiene siempre un espíritu optimista ante la vida y dedica todo su entusiasmo a la construcción nacional.  

Me conmueve mucho la calidez y amistad del pueblo cubano hacia los chinos. No importa a dónde vaya, en mis oídos suenan expresiones como “hermano chino” y “camarada en China”. La tradicional amistad entre China y Cuba es aludida a menudo, lo que demuestra que el aprecio y la amistad que entablaron los antiguos gobernantes tanto de Cuba como de China siguen transmitiéndose de generación en generación. 

  

CH: ¿Qué perspectivas tiene usted sobre el futuro desarrollo de las relaciones entre China y Cuba? 

  

ZBT: Situadas en un nuevo punto de partida histórico, China y Cuba están promoviendo los intercambios, la coordinación y la cooperación en todos los campos bajo la dirección del consenso alcanzado entre los presidentes Xi Jinping y Miguel Díaz-Canel en 2018, cuando se reunieron en Beijing. Las relaciones amistosas entre los dos países seguirán avanzando en la dirección correcta. 

  

Se profundizará aún más la confianza política mutua. Tanto China como Cuba han completado en los últimos años sus principales agendas políticas internas y han entrado en un nuevo período de desarrollo histórico. En febrero pasado, el presidente Xi Jinping sostuvo una conversación telefónica con el presidente Miguel Díaz-Canel para alcanzar un importante consenso sobre la profundización de las relaciones bilaterales, lo cual señaló el camino para el próximo desarrollo de las relaciones China-Cuba. Las dos partes aumentarán la interacción y los intercambios de alto nivel, con el fin de profundizar la confianza política mutua y liderar el desarrollo de las relaciones bilaterales. El 28 de septiembre se cumple el 60.° aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Cuba, lo que es un acontecimiento importante en la historia de los dos países. Tanto China como Cuba están estudiando y organizando actividades relacionadas con la celebración, la cual toman como una oportunidad para sacar experiencias de éxito sobre el desarrollo de las relaciones bilaterales e impulsarlas hacia un más alto nivel. 

  

Los dos países fortalecerán sus estrategias de desarrollo en el marco de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, y promoverán la cooperación y los intercambios pragmáticos en diversos campos, como el comercio, la inversión, la construcción de infraestructura, la mejora del nivel de vida del pueblo, la creación de empleo, la atención médica, la educación, la cultura, el turismo, entre otros. Cada vez más empresas chinas invertirán y comerciarán en Cuba, participarán con más iniciativa en el desarrollo económico de la isla y contribuirán así a que los intercambios y la cooperación relevantes produzcan continuamente frutos que beneficien realmente a los dos pueblos. 

  

Los dos países tendrán una comunicación y coordinación más estrechas en asuntos internacionales y regionales. China y Cuba tienen una lengua en común en los asuntos internacionales: nos esforzamos en mantener la paz y la estabilidad internacionales, defendemos la justicia internacional, promovemos la resolución de problemas regionales, fomentamos la prosperidad y estabilidad regionales, salvaguardamos el multilateralismo y respondemos ante el cambio climático. La cooperación fortalecida entre los dos países tendrá un sentido importante para la construcción de una comunidad de futuro compartido para China y América Latina y una comunidad de destino de la humanidad. 

  

Creemos que cuanto más se desarrollen las relaciones China-Cuba, más se beneficiarán la construcción, la reforma y el desarrollo de los dos países, y contribuiremos más a la paz, el desarrollo y la prosperidad de la sociedad humana. Las relaciones entre China y Cuba marcarán el comienzo de otros 60 años dorados. 

  

   

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号