Primera página>Entrevistas

Embajador de Ecuador: “El éxito de la lucha en China está en la perseverancia”

Source:China Hoy Author:MICHAEL ZÁRATE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

 

  

“Una verdadera amistad se pone a prueba en tiempos difíciles”, dice el embajador Carlos Larrea al referirse a las relaciones entre Ecuador y China, las cuales han cumplido 40 años en un momento muy particular. El pueblo chino sigue luchando contra el COVID-19, un virus que ha llegado también a territorio ecuatoriano. En este diálogo con China Hoy, realizado el 5 de marzo pasado, Larrea destaca la valentía de los héroes anónimos en China que a diario arriesgan sus vidas para salvar miles de otras. Asimismo, se refiere a la próxima visita del vicepresidente ecuatoriano, Otto Sonnenholzner, quien vendrá también a expresar su respaldo a China en este momento especial. 

 

  

El embajador de Ecuador en China, Carlos Larrea.

China Hoy (CH): “¡Fuerza, Wuhan! Pasaremos con valentía esta dolorosa página”, mencionó usted en un video de solidaridad con China a raíz del combate contra el COVID-19. Usted que reside en Beijing, ¿cómo observa la lucha que se viene llevando a cabo para superar esta situación? 

  

Carlos Larrea (CL): Así es. Me referí al valor, a la actitud, al carácter de un pueblo para vencer una guerra como la que China libra en varios frentes.  

He leído con mucha atención los discursos pronunciados por el presidente Xi Jinping ante los comités centrales del Partido Comunista de China dedicados a la reforma integral profunda y a la gestión integral del Estado de derecho, así como el artículo titulado “Ganar resueltamente la batalla contra la epidemia y promover la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad”, que fue publicado por el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi. 

La perspectiva con la que ambos líderes abordan el problema es ya un referente global de cómo debe actuar la comunidad internacional ante la epidemia del COVID-19; una grave amenaza a la vida, la seguridad y la salud física del pueblo chino, y un enorme desafío a la seguridad internacional en materia de salud pública. No solo se trata de una prueba exitosa de la capacidad de gobernanza nacional de China, sino de la respuesta de la ciudadanía, su actitud disciplinada y su riguroso comportamiento en clave colectiva ante esta situación. 

Hemos observado cómo las tecnologías digitales como los macrodatos, la inteligencia artificial y la computación en la nube se han convertido en el mejor aliado para vigilar el desarrollo de la epidemia y para dar seguridad y confort a una población que ha tenido que adecuar sus patrones normales de comportamiento y hábitos de consumo debido a la emergencia sanitaria. 

El presidente Lenín Moreno fue de los primeros líderes mundiales en dirigirse al presidente Xi Jinping y ponderar las medidas oportunas y proactivas del Gobierno chino, así como la transparencia en el control de esta grave crisis. El canciller ecuatoriano, José Valencia, en recientes declaraciones a los medios de comunicación, manifestó que “China ha demostrado que es factible contener el COVID-19 si se actúa de manera ordenada y si se respetan las disposiciones de las autoridades”.  

En los últimos días se ha confirmado una tendencia al descenso en el número de nuevos positivos y una reducción en las muertes por el nuevo coronavirus, resultado de las estrictas medidas que el Gobierno chino ha puesto en marcha para frenarlo, medidas que están en consonancia con los protocolos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

La OMS considera que la respuesta en materia de salud pública puesta en marcha por China es “única y sin precedentes”. El éxito de esta lucha está también en la perseverancia, en el irrestricto respeto de la convivencia pacífica, en la armonía que debe observarse entre las naciones, en proseguir con la visión constructiva de la cooperación y en el fomento de nuestras relaciones diplomáticas. 

  

CH: En Ecuador se vienen registrando algunos casos de personas contagiadas con el COVID-19. ¿Hay alguna coordinación entre las autoridades ecuatorianas y chinas? 

  

CL: Efectivamente. Ascendieron a 10 los casos confirmados de coronavirus en Ecuador [esta entrevista se realizó el 5 de marzo pasado] y todos ellos están ligados al círculo de contactos de la primera persona que dio positivo para el COVID-19 en el país: una ciudadana ecuatoriana que ingresó a Ecuador sin ninguna sintomatología del COVID-19 y residía en España. Se trata de un caso importado. 

Todos los casos nuevos tienen síntomas leves y están con supervisión médica directa del personal del Ministerio de Salud Pública.  

De acuerdo con las disposiciones del Gobierno chino, sus representaciones diplomáticas en el exterior son el punto focal para el intercambio de información y coordinación de la cooperación con nuestras autoridades sanitarias sobre cómo afrontar la epidemia.  

Adicionalmente, la embajada ecuatoriana mantiene permanente contacto con el Ministerio de Relaciones Exteriores en Beijing y reporta diariamente toda la información y las buenas prácticas de las autoridades chinas en este tema, por lo que hemos contado con una respuesta gubernamental oportuna al problema. 

  

CH: Algunos estudiantes ecuatorianos han sido evacuados de Wuhan. En líneas generales, ¿cómo están los ecuatorianos en Wuhan y la provincia de Hubei? ¿Ha podido conversar con algunos de ellos? 

  

CL: En Wuhan residían nueve ciudadanos ecuatorianos, en su gran mayoría estudiantes. De ellos, una persona con doble nacionalidad pudo acceder a una acción de evacuación programada por su país de origen. De las ocho personas restantes, cinco solicitaron al Gobierno ecuatoriano que se les facilitara su evacuación. Gracias a la cooperación del Gobierno ucraniano fue posible integrarlos a una operación de evacuación que se concretó el 20 de febrero último y que comprendió a ciudadanos de ese país y de otras nacionalidades. 

Si bien fue un proceso complejo por los rigurosos procedimientos exigidos tanto por Ucrania como por China y que estuvieron enmarcados en los protocolos de la OMS, se trató de una operación exitosa, por lo que agradezco profundamente a ambos gobiernos. 

En Wuhan permanecen tres ciudadanos ecuatorianos quienes decidieron quedarse en la ciudad, observar las disposiciones de cuarentena impuestas por las autoridades chinas y proseguir con sus actividades apenas la situación se normalice. Mientras tanto, la embajada ecuatoriana mantiene permanente contacto con ellos y con las entidades chinas con las cuales tienen vinculación laboral, con el fin de atender cualquier requerimiento que tengan. 

Converso casi a diario con ellos. Me han reiterado su agradecimiento a las autoridades chinas y ecuatorianas, y me han manifestado sentirse seguras pese a la gravedad de la situación, que poco a poco se va normalizando, sin bajar la guardia en las medidas de prevención, ya que es una fase crítica en el curso de la epidemia. 

 

21 de enero de 2020. El embajador de Ecuador en China, Carlos Larrea, durante la suscripción del Memorando de Entendimiento con la Alianza de Ciudades de la Ruta de la Seda. Embajada de Ecuador 

  

CH: Sabemos que la epidemia del COVID-19 afectó, por ejemplo, la venta de flores ecuatorianas a China en el pasado Día de San Valentín. ¿Ecuador ha registrado algún efecto importante en su relación comercial con China? 

  

CL: Hace pocos días, el presidente Xi Jinping mencionó que el impacto del nuevo coronavirus será de corto plazo y, por lo tanto, controlable.  

Es evidente un impacto en las operaciones de logística en sí. Por el momento, se están produciendo demoras operativas que generan mayores costos de logística, por lo que las empresas navieras podrían bajar las frecuencias de los viajes de carga marítima. Estos inconvenientes, según las previsiones del Gobierno chino, deberían normalizarse a partir del segundo trimestre. Algunos puertos no están funcionando normalmente por falta de personal por la epidemia. Esto habría dificultado en cierta medida el ingreso oportuno de productos.  

El panorama en China sigue siendo positivo, porque está ya en curso la reactivación de las cadenas logísticas, las cuales van a seguir mejorando. Las fábricas retoman de forma escalonada sus actividades. Y en los supermercados, los precios del camarón y del banano no han variado, lo cual es un buen indicador. Muchos importadores están observando el desenvolvimiento de la situación, a fin de analizar el comportamiento de precios y ventas. La epidemia afectó las ventas de flores ecuatorianas por San Valentín. La cancelación de vuelos y la alarma natural de la población ocasionaron que el comercio de flores frescas, en el primer trimestre, fuera afectado. Se prevé que la situación mejore en dos meses.  

  

CH: Una vez que esta situación de emergencia pase, ¿qué prevé la Embajada realizar en el corto plazo para retomar el buen viento de los relaciones comerciales con China? 

  

CL: El comercio nacional e internacional está garantizado y, de manera responsable con el país, el Gobierno nacional está asumiendo acciones conjuntas con el sector privado para solventar la coyuntura e impactos.  

A nivel interno, la banca pública ecuatoriana abrirá líneas de crédito inmediatas de factoring y preembarque para devolver la liquidez a las diferentes cadenas productivas que pudieron verse afectadas y, con ello, mantener el costo de sus inventarios. 

La crisis también crea oportunidades. Los productos agrícolas y acuícolas ecuatorianos deben valerse de su excelente calidad a fin de identificarse más con el consumidor chino. Debemos resaltar sus diferentes aportes nutricionales y cómo estos productos pueden ayudar a mantener un sistema inmunológico adecuado y un estado de salud óptimo. Debemos afianzar las medidas de   trazabilidad que le permitan al consumidor conocer más sobre el origen de nuestros excelentes productos (código QR). 

La opinión de analistas en cuanto al consumo “poscrisis” es dividida, pero yo creo que nuestros productos como el camarón y el banano, que ya forman parte de la dieta habitual de los ciudadanos chinos, podrían retornar a los volúmenes anteriores. En este contexto, potenciaremos un trabajo coordinado entre los sectores público y privado de promoción en las más importantes ciudades de China.  

  

CH: Si bien hoy nuestra atención está puesta en el COVID-19, este 2020 se celebran también los 40 años de relaciones diplomáticas entre Ecuador y China. ¿Cuál es su balance y cuál cree que es el mayor desafío a superar dentro de la relación bilateral? 

  

CL: Ambos países registran hoy la mejor etapa de sus relaciones bilaterales que se pone de manifiesto en la cercanía de sus mandatarios, en el crecimiento del comercio exterior a niveles exponenciales en los últimos dos años y en el incremento de la cooperación.  

Más que hablar de desafío, yo me referiría a énfasis. Ambos países debemos poner especial atención a proporcionar las herramientas institucionales necesarias para corregir las distorsiones que hubiesen podido generarse en el comercio bilateral por el impacto del COVID-19.  

Entendemos que la seguridad alimentaria es un factor clave para la comunidad internacional en estos momentos. Una de nuestras estrategias es la diversificación de la oferta exportable, con el objetivo de equilibrar el comercio bilateral. Estamos trabajando para abrir el mercado chino a nuevos productos agropecuarios que puedan ser exportados cumpliendo todos los protocolos y normas técnicas exigidos por China.  

Tenemos conversaciones avanzadas para concretar la participación de China en la monetización de activos del Estado bajo las modalidades previstas por la ley ecuatoriana. 

El Ecuador posee la reserva más grande de plata, la tercera de oro y la sexta de cobre en todo el planeta. Un sector que ofrece un inmenso potencial a la inversión es el minero y es una importante fuente de ingresos para un Estado que confía en la exportación de minerales –respetuosa del ambiente– como una de sus principales oportunidades de desarrollo. 

Una verdadera amistad se pone a prueba en tiempos difíciles. Estos primeros cuarenta años deben ser y van a ser un símbolo de esa empatía. Esta actitud de nuestros países simboliza lo que quiero destacar: China y el Ecuador son socios, pero fundamentalmente son amigos cercanos y esa es la moldura en la cual conmemoramos estos 40 años de relaciones diplomáticas entre dos pueblos hermanos. 

  

CH: El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, ha expresado su deseo de realizar una visita oficial a China cuando las condiciones así lo permitan. ¿Por qué es importante este viaje? 

  

CL: La visita oficial se realizará y, en estos momentos, tiene sin duda una connotación y un mensaje especiales. Eso ya está decidido por ambas partes. Las conversaciones están avanzadas y la fecha se coordina por la vía diplomática, como se estila en estos casos.  

El segundo mandatario ecuatoriano, en el marco de la visita oficial que está por concretarse, presidirá los actos de conmemoración de los 40 años del establecimiento de relaciones diplomáticas. 

El vicepresidente Sonnenholzner ha mencionado que su presencia en China es un respaldo a un país que ha sido solidario con el Ecuador. Afirma que es un mercado que hoy compra el 60 % de nuestro camarón y que podría absorber fácilmente más de la mitad de nuestra pitahaya, uvilla y otros productos. También recordó que China fue el primer país que ayudó al Ecuador tras el terremoto del 16 de abril de 2016. 

  

CH: ¿Hay alguna imagen o historia que particularmente le haya conmovido en estas semanas de lucha en China contra el COVID-19? 

  

CL: Todos los miembros de la misión diplomática y nuestras familias estamos viviendo esta lucha, hombro a hombro con el pueblo chino, al igual que cientos de ecuatorianos residentes.  

He visto cientos de imágenes y he escuchado innumerables testimonios que describen la dureza y la gravedad de la situación, su rostro humano.  

La muerte y el dolor inquietan, impactan. Traslado muy especialmente el profundo pesar que embarga al Ecuador por la irreparable pérdida de vidas humanas y acompaño en este sentimiento a familiares y amigos de las víctimas del COVID-19. 

Prefiero referirme a la vida, a las miles de personas que hicieron frente a la enfermedad y se han recuperado.   

Saludo a los médicos, enfermeras, bomberos, científicos, soldados, policías. A todos esos bravos héroes anónimos que arriesgan su vida por salvar miles de ellas. 

  

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号