Primera página>Entrevistas

Embajador de Perú: “La Franja y la Ruta es una importante herramienta para la cooperación con China”

Source:China Hoy Author:MICHAEL ZÁRATE
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

El embajador de Perú en China, Luis Quesada. Dong Ning

Tras la suscripción, el 25 de abril pasado, del memorando de entendimiento sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta entre China y Perú, el embajador del país sudamericano, Luis Quesada, dialogó con China Hoy sobre las oportunidades que se abren con esta decisión. Asimismo, se refiere a la participación de la empresa china Cosco Shipping Ports Limited en la construcción del megapuerto de Chancay y a las negociaciones encaminadas hacia una actualización del TLC.

China Hoy (CH): ¿Qué significado tiene la reciente firma del memorando de entendimiento sobre la Iniciativa de la Franja y la Ruta entre Perú y China? ¿Qué espera Perú lograr con su participación en la IFR?

Luis Quesada (LQ): La firma del memorando de entendimiento de la Franja y la Ruta es una muestra más del excelente estado de las relaciones bilaterales entre el Perú y China. Es el resultado, además, de un largo y cuidadoso proceso de negociación que involucró a muchas instituciones en el Perú.

Dado que se trata de un documento de carácter general, que incluye diversas áreas del quehacer político, económico, financiero y cultural de ambos países, fue necesaria la participación activa de los diversos sectores nacionales competentes en los temas negociados. Si bien, como dije, se trata de un acuerdo general que no crea obligaciones para ninguna de las partes, el Perú abordó el proceso de negociación con la mayor seriedad y transparencia del caso.

El Perú da la bienvenida y apoya la iniciativa china de la Franja y la Ruta, toda vez que tiene entre sus objetivos traducir las fortalezas mutuas complementarias en ventajas para la cooperación práctica con el propósito de alcanzar el desarrollo sostenible en sus tres dimensiones (económica, social y ambiental), de forma equilibrada e integrada, en concordancia con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, busca reforzar la cooperación para la mejora de la conectividad entre América y Asia, estableciendo conjuntamente un marco de cooperación económica abierta, inclusiva, equilibrada y beneficiosa para ambos.

En el caso del Perú, país que presenta un marcado déficit de infraestructura que afecta su competitividad internacional, la Iniciativa de la Franja y la Ruta se presenta como una importante herramienta para que, dentro del marco de nuestra legislación nacional, se promueva el aprovechamiento de la cooperación y la experiencia china en esta materia.

CH: Si bien la construcción de infraestructura es un aspecto de la Iniciativa que genera mucho interés en los países, hay otros sectores que esta también promueve. ¿Qué proyectos que hoy llevan adelante empresas chinas en Perú podrían verse mucho más impulsados por la participación en la Iniciativa?

LQ: La suscripción de este memorando de entendimiento por parte de Perú permitirá que todos los proyectos que en la actualidad desarrolla China en el país, la mayoría de ellos en el área minera, se vean beneficiados, toda vez que uno de sus compromisos es asegurar el desarrollo sostenible de nuestras poblaciones implementando la Ruta de la Seda Verde, mediante la conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, a través del cumplimiento de la normativa nacional en materia ambiental, y en ausencia de ella, de los mejores estándares internacionales sobre el particular. Para el Perú, país con un gran potencial minero y uno de los principales proveedores de mineral de cobre a China, contar con un instrumento que enfatice el compromiso de realizar una explotación sostenible de los recursos naturales, en armonía con las necesidades de las poblaciones nativas y del medioambiente, es ampliamente beneficioso.

Asimismo, el objetivo del memorando de entendimiento es no solo mejorar el desarrollo de los múltiples proyectos ya existentes, sino también crear el marco para atraer mayor inversión china al país en proyectos prioritarios para el Perú como centrales hidroeléctricas, líneas de metro, ferrocarriles, túneles trasandinos, carreteras, dragados de ríos, parques industriales, entre otros. De otro lado, aparte de los proyectos de infraestructura física, el Perú puede promover la participación de empresas en chinas en tecnología, agroindustria e industrias turísticas. Estos dos últimos ámbitos tienen un inmenso potencial de crecimiento para el Perú, si consideramos que China importa la mayor cantidad de sus frutas, y que es el país que más aporta al crecimiento del sector turismo en el mundo, a través de los cada vez mayores viajes internacionales que realizan los miembros de su inmensa, y aún en proceso de crecimiento, clase media.

CH: En enero de este año se anunció la compra por parte de la firma china Cosco Shipping del 60% del accionarado del puerto de Chancay, en cooperación con la empresa minera Volcan. ¿Qué espera Perú alcanzar con esta inversión china?

LQ: En razón al déficit de infraestructura portuaria del Perú, desde abril de 2011, se ha venido desarrollando el proyecto de diseño y construcción de un nuevo terminal portuario multipropósito ubicado en la localidad de Chancay, a 80 km al norte de Lima. Se trata de un lugar estratégico por su excepcional ubicación geográfica y conectividad, llamado a convertirse en un hub concentrador y distribuidor de mercancías a los países de la región, además de tener un significado especial para el desarrollo, la diversificación del comercio y la industrialización del Perú. Para ello, y luego que en mayo de 2016 se diera inicio a las obras preliminares de construcción, Volcan Compañía Minera S.A.A. convocó un proceso internacional para la búsqueda de un socio estratégico operador portuario de primer nivel que culminó en enero pasado con la incorporación de la empresa Cosco Shipping Ports Limited (CSPL) como socio mayoritario del proyecto.

Para el Perú, la participación de CSPL en la construcción del puerto de Chancay representa una excepcional oportunidad para el desarrollo económico del país, ya que permitirá el trasbordo de carga hacia y desde los países de la costa oeste de Sudamérica, se convertirá en el punto neurálgico de conexión comercial del Perú con China y el Asia-Pacífico, y en un instrumento facilitador de inversiones de empresas chinas que se asentarán en el área de Chancay para desarrollar actividades en el sector industrial y de manufactura, para su posterior exportación hacia los países que tienen tratados de libre comercio con el Perú.

CH: El 6 de abril pasado, el ministro de Economía de Perú, Carlos Oliva, anunció que el Gobierno está interesado en que la empresa Huawei instale una planta de ensamblaje en el país. ¿Tiene usted más detalles sobre este interés?

LQ: El Perú ha manifestado en distintas oportunidades su interés en profundizar los vínculos comerciales y de transferencia de tecnología con Huawei. Esta intención se ratificó durante la visita que el señor Edgar Vásquez, ministro de Comercio Exterior y Turismo, realizó a la sede de dicha empresa, con ocasión de su viaje a Beijing para participar del segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional. En la mencionada reunión, el ministro Vásquez se reunió con el vicepresidente de Relaciones Públicas y Comunicaciones para Latinoamérica de Huawei, con el objeto de explorar las posibilidades de cooperación en esta materia, como podría ser también el establecimiento de centros de entrenamiento de dicha empresa en el país. Con tal propósito, el ministro Vásquez invitó al funcionario chino a realizar una visita al Perú y reunirse con los funcionarios peruanos competentes.

CH: Perú viene conversando con China la actualización del tratado de libre comercio. ¿Qué nuevos capítulos espera Perú introducir en el actualizado TLC?

LQ: El tratado de libre comercio (TLC) con China ha sido fundamental para el crecimiento del comercio exterior del Perú y ha contribuido al fortalecimiento de la relación bilateral. Por tal motivo, ambos países consideran importante actualizar dicho acuerdo para mejorar los compromisos adoptados e incluir nuevas áreas para maximizar sus beneficios. Consideramos que la actualización del TLC con China facilitará las actividades de los exportadores e importadores y creará nuevas oportunidades en el sector servicios, especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Asimismo, el Perú espera atraer mayor inversión china en telecomunicaciones, transporte, logística, servicios financieros, entre otros.

Sobre los capítulos que se espera actualizar, y que han sido objeto de la primera ronda de negociaciones llevada a cabo en Beijing en abril pasado, puedo mencionar reglas de origen, asuntos aduaneros, comercio de servicios, inversiones, propiedad intelectual y medidas sanitarias y fitosanitarias. Dentro de las nuevas áreas que se buscan introducir encontramos políticas de competencia y comercio electrónico.

CH: Sabemos que hay un constante esfuerzo por parte de la Embajada de Perú por promocionar al país como una fuente de alimentos de alto nivel (“superfoods”). ¿Qué productos espera introducir próximamente en el mercado chino?

LQ: En efecto, la Embajada del Perú, junto con la Oficina Comercial del Perú en China, vienen llevando a cabo una campaña de promoción de productos originarios del Perú que tienen un alto valor alimenticio y para la salud. El Perú tiene entre sus ventajas el ser un país productor de alimentos saludables, y dado que el mercado chino en este rubro ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, es de nuestro interés promover el consumo y la apertura del mercado chino a “superfoods” como quinua, granada, kiwicha, maca, el yacón, sacha inchi, maíz gigante del Cusco, maíz morado, camu camu, lúcuma, entre otros.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号