Primera página>Temas Especiales>Exposición Internacional de Importaciones de China>Actualidad

Una plataforma clave para el comercio global

2018-10-30 14:42:00 Source: Author:YAO LING
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
En mayo de 2017, durante el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el presidente Xi Jinping anunció la celebración este año de la primera Exposición Internacional de Importaciones de China (EIICh). Organizado por el Ministerio de Comercio y el gobierno municipal de Shanghai, este evento –que desde ahora se realizará anualmente– se llevará a cabo del 5 al 10 de noviembre en el Centro Nacional de Exposiciones y Convenciones de Shanghai.

 

Se espera que la EIICh proporcione una plataforma abierta para la cooperación, en la que los países muestren sus logros alcanzados en materia de desarrollo y comercio exterior. Es de gran importancia para China ser el anfitrión de un evento de este tipo, en tiempos de creciente unilateralismo y proteccionismo comercial, los que constituyen una grave amenaza al sistema multilateral del comercio mundial.

 

Entrada sur de la sede de la primera Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai.

 

Un mayor nivel de apertura

 

En abril pasado, mientras se dirigía a los asistentes a la conferencia anual del Foro de Boao para Asia, el presidente Xi Jinping calificó a la EIICh como “una gran plataforma” y aseguró su organización anual. No se trata de una exposición genérica –mencionó Xi aquella vez–, sino de “una gran iniciativa y un compromiso político que asumimos para abrir el mercado chino”.

 

Se espera que la EIICh marque el inicio de una nueva ronda de mayor apertura. Desde comienzos de este año, el presidente Xi ha anunciado una serie de importantes medidas para expandir la apertura, y el aumento de las importaciones es un elemento clave. Para ello, se han introducido políticas para expandir las importaciones y algunas están mostrando tempranos resultados. Por ejemplo, China ha recortado los aranceles sobre 1500 bienes de consumo, dentro de los cuales la tasa arancelaria referente a automóviles importados ha disminuido de un 25 % a un 15 %, mientras que la de 28 medicamentos contra el cáncer ha sido eliminada. La reducción a partir del 1 de noviembre de aún más aranceles sobre 1585 productos importados bajará la tasa arancelaria general de China de un 9,8 % (de 2017) a un 7,5 %.

 

Si observamos estos 40 años de aplicación de la política de reforma y apertura, podremos apreciar que la reducción de aranceles y el aumento de las importaciones han sido factores fundamentales para el desarrollo económico y la apertura de China. En un paso importante, China ha expresado su respaldo al libre comercio y la globalización económica, y ha asegurado que abrirá aún más su mercado. Se espera que la EIICh facilite el aumento de las importaciones, con el fin de obtener resultados tangibles y avanzar hacia una nueva y mayor ronda de apertura.

 

Desarrollo de alta calidad

 

La economía china ha pasado de un crecimiento de alta velocidad a tener un desarrollo de alta calidad. Bajo este propósito, el país ha introducido una reforma estructural por el lado de la oferta y está mejorando la calidad y eficiencia de su economía. El aumento de las importaciones dará un fuerte impulso a ambas medidas.

 

A lo largo de cuatro décadas, el crecimiento económico de China ha sido impulsado principalmente por las exportaciones, la inversión y el consumo. Durante un tiempo, las exportaciones de bienes y servicios representaron casi el 40 % del PIB chino. En el marco de la reestructuración y actualización económica de los últimos años, el consumo se ha vuelto el principal motor de la economía y representó un 53,6 % del PIB del año pasado, mientras que su contribución al crecimiento económico se elevó al 58,8 %. En los próximos años, China prestará más atención al desarrollo equilibrado de sus importaciones y exportaciones y al papel del consumo interno como motor del crecimiento económico. Al aumentar las importaciones, China puede hacer que la asignación internacional de recursos sea más racional y efectiva, mejorar la estructura de la oferta y la calidad de su sistema de suministro, avanzar en la reestructuración industrial y la actualización de la estructura de consumo, impulsar la innovación política, crear un mejor ambiente de negocios y establecer un sistema económico moderno.

 

China es ahora un país modestamente próspero en su conjunto y alcanzará en los próximos años la meta de construir una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos. El interés de los chinos por bienes materiales y culturales ha aumentado, como puede verse en la creciente demanda de productos de alta calidad de todo el mundo. Según la Organización Mundial del Turismo, los chinos desembolsaron 258.000 millones de dólares en sus viajes al extranjero en 2017, lo que representó el 20 % de lo gastado por los turistas de todo el mundo en dicho año. De esos 258.000 millones de dólares, 99.800 millones fueron destinados a compras. La EIICh llevará los productos extranjeros a las puertas de los consumidores chinos, lo que les ofrecerá más opciones de compra y satisfará sus demandas cada vez más diversificadas.
Anuncios publicitarios sobre la EIICh en la Torre de la Perla Oriental en Shanghai.

 

 

Una economía mundial abierta

 

China es actualmente la segunda economía del mundo y un líder en materia de comercio exterior. Estos años, su contribución al crecimiento económico mundial ha superado el 30 % y se ha vuelto un importante estabilizador y motor de la economía mundial. Según el libro blanco “China y la Organización Mundial del Comercio”, publicado en junio pasado por la Oficina de Información del Consejo de Estado, el país proyecta importar en los próximos 15 años bienes por un valor de 24 billones de dólares, un monto mayor que todo lo importado desde que el país comenzara hace 40 años a aplicar la reforma y apertura (21,8 billones de dólares).

 

La EIICh es una plataforma abierta para la compra y venta de productos de todo el mundo. El evento muestra el respaldo de China al sistema de comercio multilateral y al libre comercio, una postura a la que siempre se ha adherido, así como su oposición al proteccionismo. Al facilitar la entrada de bienes y servicios extranjeros en China, la EIICh representará un esfuerzo sustantivo de China para cumplir con sus obligaciones como principal país promotor de una economía mundial abierta y promoverá efectivamente el libre comercio a nivel mundial al generar nuevas y dinámicas demandas.

 

Con el apoyo de la OMC, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, la EIICh viene concitando una amplia atención internacional. Una docena de jefes de Estado y de Gobierno, así como cientos de altos funcionarios y ejecutivos corporativos asistirán. En el Foro de Comercio Internacional de Hongqiao, que se celebrará durante la exposición, funcionarios, académicos y empresarios debatirán temas como la apertura, la cooperación, la búsqueda de un desarrollo común, la articulación de experiencias para resolver los problemas que enfrenta la humanidad y la construcción de consensos para apoyar el libre comercio y la globalización económica.

 

Impulso del comercio internacional

 

La EIICh es la primera exposición en el mundo dedicada al fomento de las importaciones. En ese sentido, pretende reunir a fabricantes, productos y servicios de primera clase mundial, crear un entorno de alto nivel para expositores y visitantes, y ofrecer resultados notables en el impulso del comercio internacional.

 

La primera EIICh incluirá una exposición general sobre comercio e inversión y siete exposiciones relativas a empresas y negocios. El amplio espacio de 300.000 m² se dividirá en secciones dedicadas al comercio de servicios, automóviles, equipos inteligentes de alta gama, equipos electrónicos y electrodomésticos, vestimenta, accesorios y bienes de consumo, equipos médicos y productos para la salud, y alimentos y productos agrícolas. Se presentarán algunos de los productos más representativos y de mejor calidad de diferentes países y regiones, así como más de 100 nuevos productos y nuevas tecnologías, lo cual mostrará también las últimas tendencias en el mundo en materia de servicios.

 

Hasta el momento, 80 países y más de 2800 empresas de más de 130 países y regiones han confirmado su participación. Entre ellas se encuentran más de 200 de las 500 principales compañías del mundo y líderes en sus respectivos sectores. Tomarán parte todos los miembros del G20, más de 50 países y regiones ubicados a lo largo de la Franja y la Ruta, y 30 países en vías de desarrollo, lo que garantiza una amplia representación. Se estima que se presentarán más de 150.000 compradores corporativos. Los expositores esperan que el evento les ayude a explorar más canales de marketing y a establecer contactos con más socios comerciales, y así optimizar su presencia en el mercado chino y el de otros países.

 

Para garantizar los mejores resultados, los organizadores proporcionarán una variedad de servicios, como los dedicados al despacho de aduanas, inspección y cuarentena, y sobre todo se establecerá un centro de servicio de protección de los derechos de propiedad intelectual, de manejo de disputas comerciales y de servicios legales relevantes. Todas estas medidas contribuirán al objetivo de que la EIICh se convierta en una plataforma clave del comercio global.

 

 
 
*Yao Ling es jefa adjunta e investigadora del Departamento de Estudios Europeos de la Academia China de Comercio Internacional y Cooperación Económica del Ministerio de Comercio.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号