Primera página>Cultura

Gulangyu, patrimonio del mundo

2018-03-02 16:47:00 Source:China Hoy Author:MA LI
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
En julio pasado, la 41.ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco acordó incluir el asentamiento internacional histórico de Gulangyu en la Lista del Patrimonio Mundial como sitio cultural. De este modo, la isla de Gulangyu fue el 52.o sitio chino en ingresar a dicha lista, lo que convirtió a China en el país de mayor número de patrimonios mundiales.

 

La solicitud de Gulangyu incluyó 51 sitios arquitectónicos históricos representativos, cuatro calles históricas, siete paisajes naturales y dos vestigios culturales. Con más de 900 edificaciones históricas en la isla, Gulangyu muestra un rico paisaje histórico.

 

Wu Yongqi, investigador de la Oficina de Solicitud de Inscripción de Gulangyu en la Lista de Patrimonio Mundial, cuenta la historia de su antigua arquitectura.
Mezcla cultural en edificaciones antiguas

 

Con una superficie de 1,88 km², la isla de Gulangyu está situada en el estuario del río Jiulong, frente a los distritos urbanos de la ciudad de Xiamen y separada de esta por Lujiang, una zona marítima de 600 metros de ancho.

 

La apertura de Xiamen como puerto comercial en 1843, después de la Primera Guerra del Opio, propició que muchos extranjeros comenzaran a vivir en la isla. La firma en 1902 de la Carta de Sectores Públicos de la Isla de Gulangyu de Xiamen permitió a 13 países, como Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón, establecer consulados en ella. Posteriormente, diplomáticos, marineros, comerciantes, profesores, médicos y misioneros coincidieron allí.

 

La isla de Gulangyu cuenta con unas 1200 villas antiguas. Entre ellas destacan el jardín Huang, la casa Bagua, la villa Haitiantanggou, la villa Huang Rongyuan, el edificio Fanpo, entre otras. Estas edificaciones son una ventana por la que nos asomamos a la historia moderna de China, ya que testimonian el proceso de choque y fusión de las culturas de Oriente y Occidente.

 

De acuerdo con el documento de evaluación emitido por el consejo asesor del Comité del Patrimonio Mundial, las características arquitectónicas de Gulangyu reflejan la combinación de diseños, valores culturales y tradiciones de China, el Sudeste Asiático y Europa. Tal fusión se debe a la diversidad cultural de extranjeros y chinos de ultramar que retornan y habitan la isla. Los asentamientos muestran la influencia de los países de origen de sus habitantes y han formado el nuevo estilo decorativo de Xiamen.
Vista panorámica de la isla de Gulangyu. Cnsphoto

 

La villa Haitiantanggou

 

“La villa Haitiantanggou posee una arquitectura particularmente conocida en Gulangyu, un modelo de la mezcla cultural entre Oriente y Occidente”, manifiesta Wu Yongqi, investigador de la Oficina de Solicitud de Inscripción de Gulangyu en la Lista del Patrimonio Mundial.

 

Ubicada en la calle Fujian, Haitiantanggou fue un elemento clave en la solicitud de inscripción de Gulangyu en la Lista del Patrimonio Mundial. Según Wu Yongqi, esta villa servía de Club de las Naciones, por lo que en ella coincidieron muchos extranjeros. Su construcción comenzó en 1873 y fue terminada en 1876. “En aquella época, este edificio era magnífico, porque no había otras construcciones en este barrio. El estilo del palacio de Haitiantanggou era único tanto en Gulangyu como en toda China”.

 

“En la década de 1920, Huang Xiulang, un chino procedente de Filipinas, compró este lugar y construyó uno nuevo a la derecha del edificio antiguo, según el diseño del Club de las Naciones proporcionado por un inglés. El nuevo edificio fue construido de acuerdo con el principio simétrico de la arquitectura china”, indica Wu. Posteriormente, Huang construyó una villa en el centro y dos en los extremos tomando como eje central a los dos primeros edificios. De esta forma, Haitiantanggou se convirtió en el único grupo de villas de Gulangyu construidas simétricamente. “El edificio Zhonglou es el más notable de las cinco construcciones. Sus columnas son cuadradas y de ladrillos rojos que colorean el paisaje. La galería abovedada es imponente”, describe Wu.

 

Huang Xiulang nació en la ciudad de Jinjiang, Fujian, en 1859. Se vio obligado a ganarse la vida en Filipinas por la pobreza de su familia. Después de trabajar en la tienda de un compatriota, por su constancia y honestidad recibió la ayuda de un comerciante chino que le donó fondos para hacer un negocio. Después de 20 años de trabajo, Huang se hizo rico. Eligió volver a su patria en 1899 y habitó en la isla de Gulangyu. “Él abrió una casa comercial con 50.000 monedas de plata de inversión en Xiamen. Su negocio funcionaba bien por su honestidad y buen servicio. Además de abrir un banco más tarde, comenzó el negocio de transporte de mercancías entre Filipinas y Xiamen. Este negocio le generó una enorme fortuna”, indica Wu.

 

La villa Zhonglou, que cuenta con una mezcla de estilos chino y occidental, alberga una historia poca conocida durante la solicitud de inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial. “Cuando los expertos en arquitectura la visitaron, no lograban establecer una clasificación. No la consideraban occidental porque tiene un estilo muy chino, pero tampoco eran edificios chinos por sus características occidentales. Por último, determinaron que eran parte del estilo decorativo de Xiamen, un elemento muy importante en el proceso de inscripción”, recuerda Wu.
Con una historia de más de cien años, todavía permanece vivo el encanto de la villa Huang Rong Yuan.

 

Huang Rong Yuan, una mezcla de estilos

 

Frente a Haitiantanggou, se encuentra la villa Huang Rong Yuan, una de las diez más famosas de Gulangyu.

 

“Muchos documentos señalan que este edificio fue construido en 1920, pero eso es incorrecto, porque aparece en una foto tomada por un extranjero en 1915. De acuerdo con los historiadores, la villa Huang Rong Yuan fue edificada alrededor de 1910”, explica Wu.

 

Si contemplamos esta villa desde la puerta, podemos observar muchas columnas hechas de granito, con un estilo típico español. Posee un jardín con muchos árboles y un ambiente tranquilo.

 

“Construida hace más de 100 años, desde nuestro punto de vista esta villa sigue manteniendo su encanto. Su belleza se ha prolongado a pesar del paso del tiempo”, señala Wu. Fue construida por Shi Guangming, un chino asentado en Filipinas y quien gozó de una gran reputación tanto en dicho país como en Gulangyu. Fue varias veces presidente de la Cámara de Comercio de los Chinos de Ultramar en Filipinas. La familia de Shi organizó muchos banquetes en la villa, a los que invitaba a celebridades políticas y comerciales.

 

Más tarde, su familia se trasladó a Filipinas y la villa fue vendida a Huang Zhongxun, un chino que había vivido en Vietnam y Francia. Huang tenía una empresa de bienes inmuebles en Vietnam llamada Huang Rong Yuan, y esta empresa trabajó en esta villa por un tiempo. De ahí viene su nombre.

 

“Después de comprar la villa, a Huang Zhongxun no le gustó la estructura del edificio. Le pareció demasiado bajo y lo remodeló construyendo tres pisos sobre el edificio antiguo y transformando el techo con la forma de dientes de sierra, símbolo del estilo arquitectónico francés”, destaca Wu. Después de la remodelación, Huang no estuvo satisfecho y mandó cavar un gran hoyo delante de la villa para que se viera más alta.

 

“En el tercer piso de la villa, a la derecha, se encuentra un pequeño quiosco. Es un estilo arquitectónico muy típico de Vietnam. En este caso, Wu compara el estilo del edificio como el de “un español que lleva un sombrero francés con influencia vietnamita”. Wu confía en que cuando los viajeros visiten Gulangyu, puedan descubrir las historias que atesoran las edificaciones.

 

 
 
*Ma Li es periodista de Beijing Review.

 

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号