Primera página>Muy recomendado

Dalian 2019: interacción económica y desarrollo tecnológico

Source:China Hoy Author:AUGUSTO SOTO
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Durante la celebración del Foro Davos de Verano 2019 en Dalian, China se ha comprometido a una mayor internacionalización y a una predecible interacción económica con el mundo en el contexto de un desarrollo tecnológico vertiginoso. Asimismo, ha anunciado un mercado empresarial más orientado a la inversión extranjera, manteniendo una tasa de cambio del yuan básicamente estable, sin recurrir a la devaluación competitiva de la moneda china. Lo anunció el primer ministro chino, Li Keqiang, presente en la inauguración del evento, celebrado entre el 1 y el 3 de julio.

Li anunció que se reducirá el nivel general de aranceles y se intentará eliminar las barreras no arancelarias, así como aumentar activamente las importaciones de bienes y servicios. Beijing ha reforzado así su compromiso contra las posturas unilateralistas, contrarias al libre comercio y a la interdependencia, y ha vuelto a señalar otro paso al frente tras la Cumbre del G20, en la que se alcanzó una tregua en el envite comercial que EE. UU. ha planteado a China y al mundo.

Un baúl lleno de sorpresas

En esta ocasión el evento de Dalian, también conocido como Foro de Campeones, y que en esta decimotercera ocasión se denominó “Liderazgo 4.0: triunfando en una nueva era de la globalización”, se presentaron una serie de innovaciones. Entre ellas destaca lo que se conoce como “el Internet de las cosas”, que implica la interconexión, autónoma de las conexiones entre humanos, que ya se comienza a dar, y que previsiblemente aumentará vertiginosamente la interconexión entre cualquier máquina u objeto y que podría llegar a 20.000 millones de conexiones.

En Dalian destacaron los escaparates que mostraron ejemplos de la tecnología de simulación digital, los espejos biométricos, la cirugía robótica, así como la realidad mixta en tecnología 5G. Tales fueron algunas de las innovaciones más llamativas, en el contexto de líneas de investigación y desarrollo de calado más profundo, en cuyo listado principal destacan los bioplásticos para una economía circular, los robots sociales y los lentes diminutos para dispositivos en miniatura.

Otras tecnologías presentadas han sido elementos para reactores nucleares más seguros, el almacenamiento de datos de ADN, fertilizantes más inteligentes capaces de reducir la contaminación ambiental, la telepresencia colaborativa, el seguimiento y embalaje avanzado de alimentos, el almacenamiento a escala de servicios públicos de energía renovable, entre otras.

Dalian y Tianjin en el centro del futuro

El evento fue multidisciplinario, en consonancia con el significado de los retos tecnológicos, que entrañan retos sociales y políticos y de política internacional nunca vistos en la historia de la humanidad. El foro fue también multitudinario, puesto que a él asistieron más de 1900 políticos, líderes empresariales, académicos y representantes de medios de comunicación de más de 100 países.

Los adelantos tecnológicos presentados fueron seleccionados por la red internacional de expertos del foro, siguiendo una serie de criterios. Entre ellos ofrecer un promisorio beneficio para las respectivas sociedades y economías, ser disruptivos, atraer a inversores e investigadores, y alcanzar una escala de desarrollo considerable dentro de un futuro previsible de cinco años.

Con la cita de 2019, que es la vez la decimotercera reunión desde su inicios en China en 2007 (y alternadamente celebrada entre las ciudades portuarias septentrionales de Dalian y Tianjin), el foro se sitúa en el centro del futuro.

Porque precisamente en estas tecnologías, en varios de cuyos más representativos ejemplos China está en la vanguardia, se definirá el funcionamiento de la sociedad en red, influyendo en las comunicaciones, las finanzas, el comercio, la producción, el transporte nacional y de larga distancia intercontinental; y luego en cada país en ámbitos como las relaciones humanas, la realidad sociopolítica, la ciencia y la educación, el estado de la sanidad, entre otros campos.

China como polo de encuentro

Paralelamente, cabe destacar que el Foro Davos de Dalian de este año concluyó casi coincidiendo con el término de la construcción del aeropuerto de Daxing (en Beijing), considerado el más grande del mundo y proyectado para recibir a 72 millones de pasajeros en 2025. Es pertinente mencionarlo, porque en el mismísimo funcionamiento de Daxing se pondrán en práctica algunas de las tecnologías presentadas en el Foro de Dalian de este año. Así, Daxing, además de ser el aeropuerto más grande, está llamado a ser el más vanguardista.

Otro momento de este año en el que los temas presentados y discutidos en el Foro de Dalian tendrán repercusión será la Exposición Internacional de Importaciones de China (CEII, por sus siglas en inglés), que se celebrará por segundo año consecutivo en Shanghai, con expositores y participantes de 82 países.

La Expo 2019, que se proyecta con una aún mayor envergadura que la cita del año pasado, será también ocasión para la exhibición de tecnologías decisivas que impactarán en el comercio y en el transporte intercontinental y llamadas a alterar, literalmente, la faz de la Tierra.

Ideas y más ideas

En un momento de cambio y avance vertiginoso e interconectado como el actual (y cuya temática recogen de distintas maneras los foros y encuentros como los mencionados), se podrían destacar los siguientes intercambios de ideas en Dalian 2019. Primero, las ideas. A mayor desarrollo tecnológico e interdependencia, mayor ulterior desarrollo tecnológico y mayor interdependencia, como atestigua la realidad.

Segundo, China ha jugado en distintos períodos de su larga andadura histórica un papel aglutinador en Asia, y durante las últimas dos generaciones ha logrado también encontrar una voz destacada, no solo en temas como el desarrollo, sino también en el discurso tecnológico de vanguardia.

Tercero, la creciente interconexión tecnológica ha ido acompasada por una interdependencia que la diplomacia china ha sabido acompañar. Así ha podido promover activamente la noción del “desarrollo compartido”, a la vez que ha articulado un discurso cooperativo, antiaislacionista y multilateral. Así lo demuestran, por ejemplo, la Iniciativa de la Franja y la Ruta (comúnmente conocida en Occidente como Nueva Ruta de la Seda), y el lanzamiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, hace seis y cuatro años, respectivamente.

Cuarto, lo anterior ha ido entrelazado al deseo chino de intercambiar experiencias sobre sostenibilidad y desarrollo inclusivo con otros países sobre nuevos modelos de cooperación global opuestos a modelos disruptivos y a ineptitudes organizacionales y confusión demagógica alejada del multilateralismo.

Quinto, el Foro, además de profundizar en estas ideas, afrontó el tema de las desigualdades (tanto dentro de los países como entre países) y se planteó cómo podría evolucionar en un entorno altamente tecnificado como el futuro ad portas.

Estas son algunas de las dimensiones sobre las que se reflexionó durante los tres días de un foro que abarcó 200 paneles, sesiones y discusiones diversas, y que contó con la presencia de Klaus Schwab, fundador del Foro de Davos, del que los foros de Dalian y Tianjin forman parte.

Es decidor que David Aikman, representante oficial de la Oficina para China del Foro Económico de Davos, con, al parecer, un buen conocimiento de la historia de las ideas a lo largo de los siglos, haya dicho que contra el trasfondo de incertezas e inestabilidades en todo el mundo, es natural que el mundo espere más ideas y propuestas de China.

*Augusto Soto es director del proyecto Dialogue with China.

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号