Primera página>Análisis

Mirando al futuro

Source: Author:ZHANG XUDONG
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
A fines de 2018, Buenos Aires acogió la XIII Cumbre de Líderes del G20. El presidente chino, Xi Jinping, asistió a dicho evento por sexta vez consecutiva, lo que reflejó plenamente la importancia que ha dado China a ese mecanismo y su voluntad de contribuir a la mejora de la gobernanza mundial. Buenos Aires fue testigo de los esfuerzos activos de la comunidad internacional que, con el apoyo de China, abordó los desafíos globales, promovió la cooperación transnacional y la mejora de la gobernanza mundial. Se ha iniciado ya una nueva cooperación para el próximo decenio.

 

Autoridades de China y Argentina en la firma de acuerdos de cooperación bilateral.

 

Orientación del plan chino

 

El mecanismo de cooperación del G20 ha recorrido un trayecto tempestuoso durante una década y el foro se ha convertido en una plataforma importante para el diálogo y la consulta equitativa entre los principales países desarrollados, las economías emergentes y los países en desarrollo. Al ritmo del progreso de la gobernanza económica mundial, actúa como defensor del multilateralismo, promotor del espíritu de asociación, líder en innovación y crecimiento e impulsor del desarrollo inclusivo.

 

Bajo el lema de “Construir consensos para un desarrollo equitativo y sostenible”, la cumbre emitió una señal clara contra el proteccionismo y de apoyo al sistema multilateral del comercio y una economía abierta. Debemos adherirnos al multilateralismo y enfrentar desafíos comunes; persistir en el desarrollo abierto y lograr una cooperación de ganancias compartidas; poner la mirada en el futuro y explotar la fuerza motriz del crecimiento; mantener la orientación al desarrollo y conseguir que los logros del crecimiento beneficien a todos. En su discurso en la cumbre, el presidente Xi Jinping anunció la posición e iniciativa de China sobre estos importantes temas.

 

China llama a perseverar en la cooperación abierta y el mantenimiento del sistema multilateral del comercio. Debido a la creciente fricción comercial internacional, este se convirtió en el tema que más llamó la atención en la cumbre. El mundo entero espera que las principales economías del mundo negocien y eliminen las disputas comerciales y promuevan intensamente el libre comercio. Lo preocupante es que el promedio mensual de nuevas restricciones comerciales entre los miembros del G20 se ha duplicado desde la mitad del año anterior, y la tasa de crecimiento del comercio mundial de bienes en 2018 podría caer un 0,3 %. Ante tal situación, las partes deben defender firmemente el libre comercio y el sistema multilateral de comercio basado en reglas.

 

En cuanto a la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un tema candente, China está a favor de llevar a cabo las reformas necesarias, centradas en el mantenimiento de los valores fundamentales y los principios básicos de la OMC, como la apertura, la inclusión, la no discriminación, la garantía de los intereses y el espacio político de los países en desarrollo. Al mismo tiempo, insta a adherirse al espíritu de asociación y fortalecer la coordinación de las políticas macroeconómicas. Al responder con éxito a la última crisis financiera mundial, impulsando la economía y el comercio mundial para que retornara a la vía del crecimiento, el G20 ha obtenido una valiosa experiencia de la riqueza de la asociación. Independientemente de las dificultades y los desafíos en el futuro, todos los miembros deben unirse y trabajar juntos para manejar las diferencias de manera constructiva. Fortalecer la coordinación de políticas macroeconómicas no solo es un requisito inevitable para la cooperación multilateral de las principales economías, también es una necesidad objetiva del crecimiento económico mundial.

 

Inauguran la Feria Invernal de Productos Tropicales de Hainan 2018 en Haikou. Fotos de VCG

 

Innovación y desarrollo inclusivo

 

En los últimos años, las políticas monetarias y fiscales adoptadas por algunas economías desarrolladas han impuesto grandes presiones externas sobre las economías emergentes, ocasionando fluctuaciones monetarias y estancamiento del crecimiento. Por lo tanto, las economías avanzadas no deben preocuparse solo de sí mismas al ajustar dichas políticas, sino trabajar arduamente para reducir el impacto en los mercados emergentes y los países en desarrollo. En resumen, todas las partes deben adherirse a las herramientas políticas de “tres en uno” de las reformas fiscales, monetarias y estructurales, y esforzarse por promover un crecimiento fuerte, equilibrado, sostenible e inclusivo de la economía mundial. En la reforma del Fondo Monetario Internacional, se debe abogar por la diversificación, construir una red de seguridad financiera más sólida y prevenir una nueva crisis mundial.

 

Además, China pide persistir en la innovación y la explotación de la fuerza motriz del crecimiento económico. La razón por la cual después de 10 años de desarrollo dicha fuerza que garantiza el crecimiento de la economía mundial sigue siendo débil y el desarrollo del comercio global suele verse gravemente afectado por las políticas proteccionistas de algunas economías, reside fundamentalmente en que la energía motriz del crecimiento es insuficiente, y la salida está en la innovación. Conducir el desarrollo de la economía mundial es una responsabilidad común del G20. En este momento crucial de la nueva revolución tecnológica, los miembros del grupo deben aprovechar la oportunidad histórica para promover la aplicación de nuevas tecnologías, la economía digital y las prácticas innovadoras, adaptándose a la tendencia general de transformación de la digitalización económica mundial, con el fin de demostrar la vitalidad y capacidad dirigente del G20 con resultados tangibles.

 

Al mismo tiempo que se fomente la integración profunda de la economía digital y la real y se aliente la innovación, debemos seguir con interés los riesgos y desafíos de la aplicación de nuevas tecnologías, el fortalecimiento de la construcción del sistema político y legal y otorgar importancia a la educación y la capacitación laboral. Todo esto permitirá que la innovación beneficie a más países, y evite nuevas brechas al ayudar a las personas a cosechar los dividendos generados por el desarrollo de nuevas tecnologías y modalidades operativas.

 

Por último, China exhorta a la adhesión a un desarrollo universalmente benéfico, inclusivo y ventajoso para todos. En la Cumbre del G20 en Hangzhou, por primera vez, se dio la misma importancia al crecimiento inclusivo y a los objetivos de crecimiento sólido, sostenible y equilibrado, lo que reflejó la nueva comprensión del crecimiento en la comunidad internacional. China promueve activamente que los miembros del G20 tomen más medidas para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, fortalezcan la conectividad de infraestructuras y ayuden al progreso de los países en desarrollo. “No permitir que nadie se quede atrás”, debería ser el claro eslogan del G20, para apoyar el desarrollo verdadero y equitativo de la economía mundial, especialmente el nuevo proceso de industrialización de África.

 

Frente a la rápida evolución del contexto internacional, la creciente ola de proteccionismo, de unilateralismo, y la existencia de oportunidades y desafíos económicos, los miembros del G20 aprobaron una declaración, emitiendo señales positivas a la comunidad internacional y el mercado, y manteniendo su ímpetu de cooperación como uno de los principales foros del mundo. China hizo importantes contribuciones al éxito de la Cumbre del G20, destacando su plan para salvaguardar el libre comercio mundial, construir una economía abierta, mejorar la gobernanza global, impulsar la colaboración ante el cambio climático y promover un desarrollo inclusivo y sostenible.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号