Primera página>Análisis

La presencia de China en la Cumbre del G20

Source: Author:AUGUSTO SOTO*
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

La Cumbre del G20 en Buenos Aires, celebrada los días 30 de noviembre y 1 de diciembre, se inauguró con la participación de los máximos líderes de las mayores economías del planeta y de instituciones de rango global y regional, encabezadas por Naciones Unidas. El presidente Xi Jinping se dirigió a los demás miembros del G20 instándolos a esforzarse a salvaguardar el sistema de comercio mundial y a mejorar la coordinación de políticas de carácter macro. Asimismo alentó innovar para lograr una profunda integración de la economía digital y la economía real en pos del beneficio mutuo para promover el desarrollo global e inclusivo. Añadió que el país profundizará sus reformas orientadas al mercado, protegiendo los derechos de propiedad y en particular los de propiedad intelectual, fomentando una competencia justa y expandiendo las exportaciones. Con este propósito recordó la anualidad de la Exposición Internacional de Importaciones, cuya primera edición se llevó a cabo del 5 al 10 de noviembre en Shanghai.

 

30 de noviembre de 2018. El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, durante una reunión tripartita sobre el cambio climático con el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, y el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, al margen de la Cumbre del G20.

 

Más diálogos en Buenos Aires

 

El primer día el presidente chino también se reunió con el anfitrión, el presidente Mauricio Macri, con quien tras la cumbre se volvió a entrevistar en el marco de una visita de Estado a Argentina. Por otra parte, antes de iniciarse la cumbre, Xi se reunió con los demás jefes de Estado de los países BRICS (que agrupa a las principales economías emergentes, e integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). En el comunicado emitido el primer día manifestaron su acuerdo por mantener un sistema de comercio mundial transparente, abierto, inclusivo y libre de discriminación, e hicieron un llamado a todos los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que se opongan al unilateralismo y al proteccionismo que violan sus principios. Paralelamente enfatizaron que el mecanismo de solución de controversias es vital para el funcionamiento estable de la OMC. Por último, los cinco países reafirmaron su apoyo a las Naciones Unidas para fortalecer el multilateralismo, e instaron a un orden mundial más representativo con equidad, igualdad y democracia. Y como no podía ser de otra manera expresaron su apoyo a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el acuerdo climático de París. La idea matriz de la importancia de fortalecer el multilateralismo es la que posteriormente Xi Jinping trasladó al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en una reunión al margen de la cumbre.

 

Libre comercio y medio ambiente

 

Por otro lado, de lo que afirmó y firmó Trump durante la cumbre queda la duda de si se trata de declaraciones y acuerdos creíbles o volátiles. No sería la primera vez que el dirigente norteamericano se desdice posteriormente. De manera que tras el G20 sigue planeando el anacrónico desafío comercial de la actual administración estadounidense contra China y, en verdad, contra el concepto del libre comercio desarrollado en estas últimas décadas, particularmente tras el fin de la Guerra Fría. Conviene recordar que el libre comercio al que se unió progresivamente China (especialmente tras su ingreso en la Organización Mundial del Comercio, en 2001) ha apuntalado a la economía estadounidense. De no ser por la compra de los bonos del tesoro norteamericano por parte de China, por su contribución estabilizadora en la denominada crisis financiera asiática entre 1997 y 1999, además de por el papel que tuvo durante la crisis gatillada en 2008 en el hemisferio norte, el mundo estaría hoy peor de lo que cabría esperar.

 

Convencer a los unilateralistas

 

El porvenir, más allá de esta cumbre específica del G20, sigue dependiendo en el arte de convencer a los unilateralistas de que están destruyendo unos consensos y unos acuerdos construidos gradualmente. El más evidente y edificado trabajosamente fue el Acuerdo de París, logrado dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Al oponerse deslegitiman las formas inherentes de la diplomacia económica, antesala destructiva de otras variantes de la diplomacia, que cuando falla trastoca la misma paz entre las naciones.

 

En segundo lugar, los unilateralistas impiden la planificación. Por ejemplo, Beijing y algunas otras capitales (muy pocas) están acostumbradas a planificar a corto, medio y largo plazo. Y esto importa puesto que en algunos de los últimos años China ha sido responsable de casi un 30 % del crecimiento mundial, siendo el primer socio comercial de gran parte del planeta.

 

En tercer lugar, las unilateralidades destruyen la racionalidad de las cadenas de suministro global. Precisamente un analista norteamericano como Thomas Friedman ha enunciado clarividentemente que “dos países que forman parte de una gran cadena de suministro global nunca se enfrentarán en una guerra mientras ambos formen parte de la misma cadena de suministro”. Sin embargo, henos aquí frente al desmontaje de toda esta construcción de paz por parte del trumpismo.
1 de diciembre de 2018. Segundo día de la XIII Cumbre de Líderes del G20.

 

 

China en gran parte de la agenda

 

Los anfitriones del G20 en 2018 se esforzaron por centrar la discusión en el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y un porvenir alimentario sostenible. El trabajo a futuro se entrevé enlazado con el advenimiento de los robots y su venidera existencia plantea una pregunta económica, además de moral. Si se despliegan antes de encontrarse soluciones para los trabajos tradicionales pronto vacantes, ineluctablemente se hará causando perjuicio a decenas y centenares de millones de trabajadores. Para ello se precisa coordinar la transición y aquí también China tiene una relevante palabra, en un mercado creciendo un 25 % anual y concentrado en China, Estados Unidos, Japón, Alemania y Corea del Sur.

 

Otro aspecto destacable en los diálogos en Buenos Aires es la infraestructura para el desarrollo, clave en la transformación digital, desde la Inteligencia Artificial (IA) al big data. La economía digital china suma 3,4 billones de dólares, un tercio de su PIB. Y se apoya en el mayor número de internautas del mundo, más de 800 millones, paralelamente acompañados por una infraestructura de 1390 millones de líneas telefónicas. Son los datos centrales en los que se extiende el desarrollo de la IA.

 

El otro desafío marcado por los anfitriones argentinos fue debatir sobre el futuro alimentario sostenible. De manera que ha sido interesante la revalorización de Argentina como una de las grandes potencias agroalimentarias y, por otro lado, la igualmente relevante reflexión sobre el significado de que un Estado como China alimente diariamente a su población: casi un 20% de la humanidad.

 

Desde Hangzhou hasta hoy

 

En la Cumbre del G20 en Hangzhou, en 2016, China se presentó como responsable de un tercio del crecimiento económico mundial del año anterior. Aquella cumbre subrayó la importancia de impulsar las denominadas finanzas “verdes”, la transparencia fiscal, la regulación financiera, la economía digital. Se recalcaba que la superpotencia asiática disponía de indiscutible experiencia y capacidad industrial, además de financiera, al servicio de proyectos de recuperación económica o de carácter avanzado.

 

Por otro lado, la comunidad internacional podría justipreciar mejor la fuerza sinérgica china en esta Cumbre del G20 en 2018 y diferenciarla de equívocos. Porque mucho se comenta actualmente sobre la “guerra comercial entre China y EE. UU.”. Describiendo el asunto así se olvida quién embistió garrafalmente el orden internacional sin siquiera empeñarse en una negociación inteligente.

 

 
 
*Augusto Soto es director del proyecto Dialogue with China y representante de China Hoy en España.

 

Compartir con:
Editor: Wu Wen Da-->

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号