Primera página>Análisis

Liaoning: un imán para el capital

2018-09-04 11:34:00 Source:China Hoy Author:ZHANG XIAOLONG
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

El evento de tres días para las 500 principales empresas privadas de China en Shenyang, la capital de la provincia de Liaoning. Qin Bin

  A grandes rasgos, la ola de transformación económica producida por la reforma y la apertura en China en las últimas cuatro décadas ha recorrido todo el país, de Sur a Norte. El desarrollo de ciertas regiones, desde Shenzhen, en la provincia de Guangdong, hasta la Nueva Área de Pudong en Shanghai, ha servido como una poderosa fuerza centrífuga. Y en este proceso ha ejercido influencia en las áreas circundantes y más allá, acaparando titulares en todo el mundo debido a su rápido progreso económico.

  Hoy parece que es hora de que la provincia de Liaoning, en el noreste de China, concentre nuestra atención.

  A fines de agosto se celebró un evento de tres días para las 500 principales empresas privadas de China en Shenyang, la capital de la provincia. Representantes de las compañías Fortune Global 500, así como algunas de las personalidades empresariales más prestigiosas de China se unieron a la discusión y el debate.

  Organizado por la Federación Nacional de Industria y Comercio de China, el evento ya se ha celebrado nueve veces. En China convenciones de tal importancia suelen tener lugar en la capital del país, Beijing, pero la selección de Shenyang como ciudad anfitriona envía la señal de que la provincia de Liaoning es cada vez más preferida tanto por empresarios como por inversores, convirtiéndose en un imán para atraer capitales.

  Fue una provincia retrasada

  Liaoning, una provincia importante en el noreste de China, cuenta con abundantes recursos naturales y distintas ventajas geográficas. Fue una de las cunas de la industria moderna, ganándose una reputación como “base industrial del país” y como “hijo mayor de la República Popular” en los primeros años posteriores a la fundación de la República Popular China, en 1949.

  Sin embargo, en 1978, después del inicio de la reforma y la apertura, los antiguos centros industriales en las tres provincias nororientales de Liaoning, Jilin y Heilongjiang comenzaron a retrasarse con respecto al resto del país. Una de las razones detrás de este cambio fue que las empresas estatales tenían una participación excesivamente grande en la economía local y la economía planificada desempeñaba un papel predominante. Los rígidos sistemas de gestión restringieron en gran medida el desarrollo económico y Liaoning no pudo participar plenamente en la competencia nacional e internacional.

Una planta de BMW Brilliance Automotive, empresa conjunta de BMW y China’s Brilliance Auto, en Shenyang, Liaoning.

  Desde comienzos del siglo XXI el Gobierno ha introducido una estrategia para revitalizar el Noreste. Sin embargo, a pesar de estas medidas, la economía de la región creció lentamente, ya que los remanentes de la economía planificada continuaban obstaculizando la transición económica. Así, Liaoning, alguna vez una gran potencia industrial, salió de la lista de las 10 principales provincias según su PIB. La débil economía en el noreste de China contribuyó al desequilibrado desarrollo económico nacional.

  Para curar una enfermedad crónica el tratamiento debe ser específico y adecuado. Es por eso que el presidente Xi Jinping ha prestado especial atención al desarrollo del Noreste. Durante una visita de inspección a la antigua provincia industrial de Jilin, en julio de 2015, Xi dijo que la región rezagada debería trabajar para mejorar sus sistemas y mecanismos, acelerar la reestructuración económica, impulsar la innovación y la creación de empresas, así como mejorar el bienestar de las personas. Y mientras en marzo de 2017 asistía a una discusión con los diputados de Liaoning a la Asamblea Popular Nacional (APN), máximo órgano legislativo de China, en su sesión anual en Beijing, Xi enfatizó la importancia de la reforma estructural por el lado de la oferta, el papel principal de las empresas estatales, y abogó por una mejor conducta de los funcionarios.

  Regreso a la vanguardia

  Liaoning se propuso abordar uno de los desafíos más desalentadores al mejorar su clima de negocios a través de la reforma. Fue la primera provincia de China en establecer una agencia especializada para esta tarea, prometiendo crear el entorno más favorable para los negocios. Liaoning también se ha centrado en la racionalización de los departamentos gubernamentales para mejorar su eficiencia.

  Gracias a estas mejoras, a la BMW Brilliance Automotive le llevó solo once meses (entre junio de 2017 y mayo de 2018) establecer una nueva línea de producción en una de las plantas en Shenyang. Jochen Goller, presidente y CEO de BMW Group Region China, ha definido los 15 años de cooperación de BMW con Liaoning como una creación de milagros.

  Los principales indicadores económicos en la primera mitad de este año han sido impresionantes. Los ingresos del presupuesto público, el valor agregado de las principales empresas industriales y la inversión privada han registrado un crecimiento de dos dígitos. El crecimiento de la inversión en activos fijos ocupó el quinto lugar a nivel nacional. La inversión de empresas y negocios extranjeros de Hong Kong, Macao y Taiwan aumentó un 44,9%, mientras que el PIB provincial en Liaoning subió un 5,6% interanual. Estos son indicadores de que la economía de la provincia ha logrado un cambio notable.

  Mientras China celebra el 40.° aniversario de su política de reforma y apertura, Liaoning está disfrutando de ventajas únicas para impulsar su desarrollo.

  El Gobierno central ha establecido casi 100 plataformas estratégicas nacionales para el Noreste. La Zona de Libre Comercio Piloto de China (Liaoning), la Zona Nacional de Demostración de Innovación Independiente de Shenyang-Dalian y la Zona Piloto Integral de Comercio Electrónico Transfronterizo de Dalian han ayudado a Liaoning a abrirse más ampliamente al mundo. Las alianzas con Shanghai, Jiangsu y Beijing también permiten a Liaoning involucrarse más en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el cinturón económico del río Yangtsé y el programa de desarrollo integrado Beijing-Tianjin-Hebei.

  Liaoning tiene una visión clara para su futuro desarrollo porque aspira a convertirse en una provincia que respalde la economía nacional. También se ha comprometido a convertirse en una base para la fabricación avanzada, las principales tecnologías y equipos, las materias primas, la agricultura moderna y la investigación y el desarrollo.

  Por encima de todo esto, las personas son el activo más valioso, y la gente de la provincia de Liaoning es bien conocida por su carácter directo. Son capaces de soportar grandes dificultades mientras mantienen sus expectativas para revivir la economía local y mantener la confianza en el desarrollo futuro.

  Hoy Liaoning se está convirtiendo en un destino cada vez más atractivo para la inversión, estableciendo tres objetivos de desarrollo claros: liderar la revitalización de las tres provincias industriales tradicionales del Noreste; en segundo lugar, servir de puente a China para fomentar su cooperación con el noreste de Asia; y, por último, actuar como un nuevo polo para el crecimiento de la segunda economía más grande del mundo.

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号