Primera página>Análisis

Diplomacia china en un mundo cambiante

2018-07-13 10:14:00 Source:China Hoy Author:AUGUSTO SOTO
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño

Por AUGUSTO SOTO*

Con el mundo al borde de una guerra comercial insensata impulsada por un unilateralismo caótico e iluso, dispuesto a destruir acuerdos alcanzados con paciencia y elaborada estrategia multilateral, la visión de la actual administración Xi representa una perspectiva renovadora. Así lo ha entendido la ONU, que recientemente incluyó el concepto de “comunidad de destino de la humanidad” por el que aboga Beijing, en una resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

La Constitución china concede actualmente mayores facultades al presidente chino en política exterior y es evidente que las está utilizando como ninguno de sus antecesores. Desde hace cinco años, Xi ha visitado todos los continentes y se ha reunido con los principales jefes de Estado más de una vez (e incluso varias veces). Paralelamente, la suma de iniciativas internacionales que ha propuesto es reconocible en todas las Cancillerías y es apoyada por un servicio diplomático propio de rango imponente. Así, Beijing se ha situado en el centro de todos los más importantes asuntos globales que importan aportando voluntad negociadora para evitar que colapse el orden mundial que conocemos.

Entendimiento mutuo

China lleva varias décadas interactuando con nosotros. En este tiempo Occidente ha captado que la lengua china podía ofrecer un singular aporte al entendimiento internacional, al ofrecer un abanico de posibilidades para superar conflictos. La lengua china posee al menos cuatro conceptos relacionados con nuestra noción de negociación, de los que carecemos en español y en otras lenguas europeas.

Paralelamente en estos años numerosos intelectuales, diplomáticos, asesores y empresarios occidentales han aprendido mucho de grandes clásicos de la tradición china. Retrospectivamente, lo que ha estado haciendo nuestra élite occidental con vocación global es pensar en sentido Este-Oeste y Norte-Sur gracias a la benéfica irrupción de China en el sistema internacional, especialmente en esta década.

Diplomacia china en español

Una variante de la diplomacia china es la referida al mundo hispánico, en el que ciertamente se sitúan España y los países de habla española o castellana. Nos hemos acostumbrado a que los diplomáticos, hispanistas, empresarios e intelectuales chinos asentados entre nosotros manejen nuestro idioma o lo aprendan concienzudamente. También, una parte cada vez más significativa de nuestros alumnos chinos, además del inglés, se esfuerzan en dominar la lengua cervantina. El monumento a Cervantes en la Universidad de Beijing, una de las dos más prestigiosas de China, nos recuerda a quienes nos dedicamos a contribuir a la relación bilateral que hay un potente símbolo inspirador en ese campus.

Actualmente se tiene bien asimilado en Beijing (no siempre lo fue) que los países de la lengua que también encabezan Neruda, Borges y García Márquez son también los que comparten una de las pocas lenguas de trabajo de Naciones Unidas, y que es estudiada en los colegios como segunda lengua extranjera de grandes países occidentales.

Acorde con la relevancia actual del mundo hispánico, muchos embajadores y personal diplomático chino rotan en funciones a lo largo y ancho de América Latina y España. Todos son discípulos del maestro que fue el ex primer ministro Zhou Enlai, un dirigente e intelectual políglota, que con su práctica y sus escritos asentó las bases de la diplomacia de Beijing a lo largo de tres décadas. Tal tradición de incansable contacto con todos los países la han continuado prácticamente todos sus sucesores. Y todos han hecho una contribución al acercamiento de los mundos chino e hispánico, aun cuando no fuera su área de especialización principal.

Iniciativas y personalidades

Como es bien sabido, la diplomacia es un quehacer realizado por diplomáticos al que hoy puede contribuir en imagen y prestigio la acción paralela de una serie de personalidades de ámbitos diversos. Esto es posible gracias a la globalización y la revolución ciberespacial de la que China participa entre los países vanguardistas. Dentro de las iniciativas educacionales del Estado destaca el Instituto Confucio, que en poco más de una década ha establecido sedes en Madrid y Barcelona, abriendo también centros en los campus de las universidades de Gran Canaria, Las Palmas, Zaragoza, Valencia, Granada y León. Esta proyección a su vez también se nutre del estudio, puesto que en la propia China hay actualmente cerca de 120 departamentos de español y más de 60 think tanks dedicados al mundo de habla hispana (de hecho muchos más si consideramos que España está también incluida en think tanks de estudios europeos). Y en el plano de las iniciativas chinas más recientes constituye un hito histórico la colaboración iniciada en 2017 entre la revista China Hoy (fundada por la histórica personalidad que fue Soong Ching-Ling) y ya presente en América Latina, y El País, el diario español más influyente del mundo de habla hispana.

En el plano de las personalidades chinas destacan notabilísimos ciudadanos que, sin ser diplomáticos ni funcionarios del Estado, enaltecen globalmente el nombre de su país. Entre ellos destaca el reconocido personaje que es Jack Ma, fundador de Alibaba y admirado por emprendedores en el mundo hispánico por su sentido de superación y convertido hoy en uno de los empresarios y conferenciantes globales reconocidos. Igualmente resalta el caso de Eric X. Li, uno de los más brillantes exalumnos de la Escuela de Negocios China Europa (CEIBS en sus siglas en inglés). Li es articulista habitual de las más influyentes publicaciones occidentales y fundador de Chengwei Capital, empresa innovadora en la internacionalización china. Hace dos meses Li, junto con otros compatriotas, fue galardonado con el International Friendship Award, prestigioso premio concedido por la escuela de negocios IESE (con sedes en Barcelona y Madrid).

Referentes ibéricos

Quizás la mejor sinergia aportada por la parte española a la relación hispano-china a altísimo nivel la haya marcado la presidencia del Comité Olímpico Internacional que le cupo al barcelonés Juan Antonio Samaranch. Fue decisivo para que China lograra la adjudicación de los Juegos Olímpicos de Beijing, en 2008. Samaranch es una figura para la posteridad aún reconocida en China como Samalanchi (en la pronunciación local) o “abuelo Sa”, y durante años copresidente del Foro España-China junto con Hu Qili, exvicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

Otro hito se ha alcanzado con la acción del tres veces embajador en China Eugenio Bregolat Obiols, todo un récord en la diplomacia mundial y desde 2013 profesor honorario en la Zhou Enlai School of Government de la Universidad de Nankai, en Tianjin. Así también resalta la labor del profesor barcelonés Pedro Nueno, fundador de CEIBS, que ha logrado movilizar recursos y propiciado una destacable interacción empresarial con China al máximo nivel. Tanto reconocimiento ha llegado a tener Nueno que en diciembre de 2012 fue el principal invitado en un grupo de destacadas personalidades occidentales en China, y que el hoy presidente Xi Jinping recibió en Beijing para hablar de China y Europa.

Samaranch, Bregolat y Nueno han sabido plantear a las máximas autoridades que España necesita saber tanto de China como China sabe de España y el mundo hispánico.

Solo el profundo conocimiento mutuo es el que acentúa un potencial de relación con un larguísimo recorrido en el siglo XXI, clave en nuestra historia común en un mundo cambiante.

*Augusto Soto es director de Dialogue with China Project y profesor de ESADE, Barcelona.

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号