Primera página>Análisis

La legión china de las compañías “unicornio”

2018-03-02 16:15:00 Source:China Hoy Author:LIU XIN
【Cerrar】 【Imprimir】 GrandeMedianoPequeño
 
A finales de septiembre de 2017, CB Insights, un instituto de investigación de capital de riesgo de EE. UU., publicó la Lista Global de Compañías Unicornio, en la cual China ocupó el segundo puesto, después de EE. UU., con 56 empresas de un total de 214 compañías.

 

Las compañías “unicornio” son consideradas un símbolo importante del desarrollo económico y representan el nivel de transformación de la ciencia y la tecnología y su aplicación en el mercado. En este caso, la publicación de dicha lista atrajo la atención de los inversionistas en el mundo.

 

Didi Chuxing se ha convertido ya en una de las más importantes compañías “unicornio” del mundo.

 

Los “unicornios” crecientes de China

 

La experta estadounidense de capital de riesgo Aileen Lee utilizó por primera vez la palabra “unicornio” para describir a las nuevas empresas emergentes no cotizadas y valoradas en más de 1000 millones de dólares en 2013. Ella las comparó con los unicornios, peculiares y pocos. Desde entonces, este término fue aceptado y es usado hasta hoy en día.

 

La lista de “unicornios” en los últimos años muestra que antes de 2013, las empresas de este tipo se concentraban principalmente en los países europeos y Estados Unidos. De 2010 a 2013, en China cada año solo nació una empresa unicornio. Sin embargo, a partir de 2013, con el desarrollo de la economía china y los crecientes emprendimientos e innovación, el número de “unicornios” chinos empezó a aumentar rápidamente. En 2017, este número había llegado ya a 55.

 

En la lista de 2017, las empresas estadounidenses y chinas ocupan los primeros diez puestos. Cuatro de las diez firmas provienen de China: Didi Chuxing, Xiaomi, Lufax (Shanghai Lujiazui International Financial Assets Exchange Co., Ltd.) y Xinmeida (nombre asumido a raíz de la alianza estratégica entre Dazhong Dianping y Meituan). La empresa estadounidense Uber encabeza la lista valorada en 68.000 millones de dólares, seguida por las empresas chinas Didi Chuxing y Xiaomi, valoradas en 50.000 millones de dólares y 46.000 millones de dólares, respectivamente, mientras que Lufax y Xinmeida ocupan el octavo y noveno puesto valoradas en 18.500 millones de dólares y 18.000 millones de dólares, respectivamente.

 

Estados Unidos y China son las dos fuentes principales, con más del 80 % de las empresas “unicornio”. Solo en 2017 habían nacido 16 empresas “unicornio” en China, que ocupa un tercio del total mundial. En términos de financiamiento, las empresas chinas ocupan el primer lugar con el 44 % de la cuota del mercado en todas las empresas “unicornio” surgidas en 2017, seguidas por las estadounidenses, con el 40 %.

 

Didi Chuxing, Xiaomi, Lufax y Xinmeida están entre las diez empresas “unicornio” de la lista. Además, Jinri Toutiao, Mobike, OfO y Nextev fueron incluidas por primera vez en la lista en 2017. En cuanto al rápido surgimiento de las compañías “unicornio” chinas, CB Insights destacó en un artículo publicado el 5 de octubre de 2017 que Estados Unidos ya no tenía el liderazgo en cuanto a las “unicornio” y la proporción de estas empresas estadounidenses había disminuido del 75 % en 2013 al 43 % en 2016. Mientras que las empresas “unicornio” chinas superaron rápidamente a las europeas en 2015 y están disminuyendo la brecha con EE. UU.
Empresas muestran la tendencia de desarrollo del software en la Feria Internacional de Productos de Software de China, en Nanjing. VCG

 

Fuerza motriz por transformación económica

 

Estos logros conseguidos por las empresas chinas no parecen tan sorprendentes si uno observa especialmente la economía china de los últimos años. Las empresas chinas incluidas en la lista “unicornio” de 2017 se concentran en el sector de consumo por Internet, resultado de una serie de reformas relacionadas con el cambio de modelos de desarrollo y la optimización de la estructura económica del país en los últimos cinco años.

 

Después de décadas de desarrollo rápido, el volumen económico de China sigue creciendo. En 2010, el PIB chino superó al japonés y se convirtió en la segunda economía del mundo.

 

Sin embargo, los factores que contribuyen al desarrollo económico rápido de China están cambiando. Por un lado, China está perdiendo ventajas en la mano de obra barata y en recursos naturales, mientras que resulta acosada por el exceso de capacidad en la producción industrial tradicional y por la contaminación medioambiental, los cuales dificultan un alto crecimiento de las exportaciones y la inversión. Por otro lado, los cambios en el ingreso nacional y la estructura de consumo han dejado que el lado de la oferta se enfrente al desafío de la innovación y la actualización. En 2012, la economía china empezó a crecer a una velocidad media-alta, en lugar del 10 % en promedio de los últimos 30 años.

 

Mediante la aplicación de una serie de reformas y políticas, la economía china ya se está transformando hacia un desarrollo de alta calidad. En el caso del cambio de la estructura económica, China ha logrado gradualmente un crecimiento relativamente equilibrado en el consumo, la inversión y la exportación. La estructura industrial viene siendo dominada por el sector servicios, el cual se ha convertido ya en la fuerza motriz principal del crecimiento económico. En 2016, el sector servicios representó un 51,6 % de la economía nacional.

 

Con la ola del “despliegue de actividades emprendedoras e innovadoras” y del programa “Internet+”, han surgido numerosas empresas innovadoras. Según estadísticas, las entidades de mercado registradas chinas han experimentado un rápido crecimiento durante cinco años consecutivos. Solo en 2016, el registro de las empresas nuevas aumentó un 24,5 %, con un registro diario de 15.000 nuevas empresas en promedio, o unas 45.000 entidades de mercado, incluidos los comerciantes independientes. En 2016, la inversión en el emprendimiento también estableció un récord histórico y el fondo recaudado por los institutos de inversión en emprendimiento alcanzó los 358.200 millones de yuanes. El número de incubadoras de empresas de tecnología y de makerspace llegó a 3255 y 4298, respectivamente. Allí radica la nueva fuerza motriz y también la esperanza de la economía china.

 

Modelo administrativo de “conexión + demanda”

 

El número de compañías “unicornio” refleja, en gran medida, la capacidad de innovación y emprendimiento de un país y su vitalidad. De acuerdo con las estadísticas publicadas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en 2016 el número de empresas “unicornio” de China había alcanzado ya las 131. Mientras que en 2017, según reportajes de medios de comunicación reconocidos en el mundo, China tenía más de 90 empresas “unicornio” de ciencia y tecnología, las cuales representaron un tercio del total mundial.

 

Según He Lifeng, director de la Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma, esto refleja el desarrollo vigoroso de las industrias de nueva y alta tecnología y de las empresas de ciencia y tecnología, así como un mejor retorno social para las operaciones comerciales tanto para el desarrollo económico como para las pymes de ciencia y tecnología. Todo ello ha sentado una base sólida para un desarrollo económico estable y sostenible.

 

Las empresas “unicornio” chinas en la lista tienen sus propias características y cuentan con un modelo administrativo muy fusionado con Internet. Lo de “conexión + demanda” consiste en conectar los lados de la oferta y la demanda mediante Internet y brindar múltiples opciones para satisfacer las necesidades de diferentes clientes.

 

Didi Chuxing, por ejemplo, se ha convertido ya en una plataforma de viaje de una sola parada. Didi satisface la demanda de viaje de los clientes mediante la conexión entre chofer y viajero. Al abrir la aplicación de Didi Chuxing, uno encontrará muchas opciones, como taxis, automóviles privados, autos compartidos, OfO (bicicletas compartidas), etc. En este caso, Didi Chuxing cubre casi todas las demandas de viaje, excepto el de transporte público. Esta es la razón por la cual está en la lista de las diez mejores compañías “unicornio” del mundo.

 

Del mismo modo, las empresas en la lista de 2017, como Xiaomi y Xinmeida, tienen una cosa en común: conectar más gente y demandas mediante Internet.

 

Si la creatividad de las finanzas de Internet consiste en trasladar el servicio financiero a la plataforma en línea y actualizar el modo de conexión, la ciencia y tecnología financiera no solo significa la actualización sino una transformación integral de los servicios financieros de Internet.

 

Lufax, la única empresa financiera y tecnológica que está entre las diez primeras de la lista de 2017, sostiene que la razón de ello está en la atención prestada por la comunidad internacional al rápido desarrollado de la industria financiera tecnológica de China.

 

 
 
*Liu Xin es un especialista en el sector de los medios de comunicación.

 

Compartir con:

Copyright © 1998 - 2016

今日中国杂志版权所有 | 京ICP备:0600000号